Operación Olivos: Mariano Macri ocultó una reunión con Mauricio en la quinta presidencial en pleno escándalo por los Panama Papers

El menor de los Macri dijo que nunca se reunió con su hermano mientras era Presidente. Pero las planillas de acceso a Olivos lo desmienten. Y coinciden con el caso Panama Papers, donde ambos hermanos estaban involucrados.

12 de abril, 2021 | 15.07

Mariano Macri, el hermano menor de Mauricio, aseguró que durante la presidencia de su hermano tuvieron cruces esporádicos y nunca a solas. Pero en los registros de ingresos a la quinta de Olivos figura que fue al menos una vez, el 30 de agosto de 2017, que ingresó solo y fue al chalet presidencial. La fecha es relevante. Fue pocos días antes de que un juez dijera que Mauricio no tuvo participación en la sociedad offshore Fleg Trading, tal como revelaron los Panama Papers. Lo interesante es que en esa offshore figuraban Mauricio y Mariano, reunidos en el chalet presidencial poco antes del fallo judicial.

El ingreso de Mariano Macri a la quinta de Olivos fue a las 20.30 horas del miércoles 30 de agosto de 2017. El 20 de septiembre, tres semanas después, el juez civil Andrés Guillermo Fraga desvinculó a Mauricio de la offshore Fleg Trading. En esa firma radicada en Bahamas también figuraba Mariano. Por esos días los hermanos Macri también pergeñaban la insania selectiva de papá Franco.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El menor de los Macri le ocultó esta reunión al periodista Santiago O’Donnell, que publicó el libro “Hermano” con las 17 horas de charlas que mantuvieron. Mariano le contó a D’Odonnell que en 2014 se reunió por última vez a solas con Mauricio en el restaurante Páru-Inkas para hablar de sus diferencias respecto de los manejos del grupo empresarial familiar, que según su versión querían sacarlo de los negocios “por el pancho y la Coca” y que el entonces jefe de gobierno porteño le dijo: “Esto va a terminar mal, muy mal”.

Mariano Macri también relató que ahí se acabó su diálogo con Mauricio, que el resto de sus diálogos fueron “circunstanciales y siempre giraban alrededor de situaciones de mi padre” y “dos o tres veces más, en la tribuna de fútbol en la quinta” y que lo vio en la asunción presidencial solo porque se lo pidió su madre. Contó que luego se cruzaron “en alguna cena de exalumnos del Newman, en la que me saludó de paso hacia el estrado a dar un discurso, y no muchas veces más”. Nada de una reunión en Olivos.

Mariano también contó: “Casi me produce malestar cuando la vieja me habla de Mauricio. Por la única que me entero de algo es por ella y no tengo la más puta información de su parte”. Y para más detalles, al final del libro de O’Donnelli consta que dijo que “a dos días de la cuarentena, después de prácticamente seis años, las circunstancias de la vida me llevaron a tener una reunión de una hora y pico con mi hermano Mauricio”. Pero no habían pasado 6 años. El 30 de agosto de 2017 ingresó a la quinta de Olivos y fue al chalet presidencial.

El Destape se comunicó con O’Donnell, que confirmó que Mariano nunca mencionó una reunión con Mauricio en Olivos.

Lo cierto es que la visita de Mariano a Mauricio figura en los registros de ingreso a la quinta de Olivos. ¿De qué hablaron? Deberán explicarlo, pero las fechas coinciden con los trámites judiciales vinculados a la presencia de los Macri en los Panama Papers. Un tema delicado, ya que la atención estuvo puesta en Mauricio pero también Mariano figuraba en la offshore Fleg Trading.

La maniobra judicial de Mauricio fue pedir una acción declarativa de certeza para el Poder Judicial lo disvinculara de esa offshore que nunca había incluido en sus declaraciones juradas. Contaba con la complicidad de Franco, su padre, para zafar de esa situación incómoda a poco de su asunción presidencial. ¿Contaba con la de Mariano? Por el relato de Mariano es válido pensar que no y que en esa reunión en la quinta de Olivos ese tema pudo estar arriba de la mesa.

Más que lavar, lo que hacían era mantener una punta, una cuenta negra, fuera del radar” le dijo Mariano a O’Donnell respecto de las revelaciones de los Panama Papers. El menor de los Macri también quedó involucrado en otra filtración vinculada a guaridas fiscales, los Paradise Papers. Unos documentos de la sucursal en Hamburgo del banco suizo UBS revelaron unos movimientos sospechosos entre dos offshores, una en Panama y otra en Uruguay, en las que figuraba Mariano y Gianfranco Macri, el hermano del medio.

¿Mariano podía contar algo incómodo sobre los Panama Papers y por eso Mauricio lo recibió en Olivos?

Al poco tiempo de que Mariano y Mauricio se reunieran en Olivos llegó el fallo del juez Fraga, un caso extraño en el que un magistrado civil intervino en un tema comercial o penal económico. La estrategia judicial fue de Fabián “Pepin” Rodríguez Simón, que no solo se dedicaba a diseñar la persecución a opositores sino también a estos embrollos de su jefe.

A la hora de resolver, el juez Fraga afirmó: “Mauricio Macri no fue socio ni accionista de la firma Fleg Trading Ltd (radicada en Bahamas); que solo aceptó el cargo de director de Fleg Trading Ltd, para el que fue designado Mauricio Macri, al solo y único efecto de designar a un reemplazante y renunciar; que no participó en las decisiones empresarias ni en negocio alguno de Fleg Trading Ltd, ni fue titular o cotitular de ninguna cuenta corriente bancaria en el país o en el exterior de dicha sociedad, que no percibió honorarios como director ni ninguna otra retribución de Fleg Trading Ltd". Lo mismo con Kagemusha, la otra sociedad que revelaron los Panama Papers.

Mientras escribía estas líneas, el juez Fraga concursaba para su ascenso. El periodista Franco Mizrahi informó en El Destape que su expediente estuvo congelado durante meses, pero que luego de este favor a Macri se reactivó y quedó en manos de Pablo Tonelli, la punta de lanza de buena parte de los desmanejos judiciales PRO. Al poco tiempo, la terna que integraba avanzó y fue enviada a Macri. En la terna había 3 nombres, Macri tenía que elegir uno. Era cantado. El pliego de Fraga llegó al Senado.

El juez Fraga fue denunciado por este salvataje a Macri. La jueza Marcela Pérez Pardo, que integra la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, pidió que se investigue una posible actuación irregular del juez Fraga dado que es un juez civil pero aceptó intervenir en una causa que corresponde al fuero comercial. En la denuncia, consta que “el mencionado magistrado no se habría excusado pese a encontrarse participando en un concurso-muy bien posicionado desde marzo de 2017- ante el Consejo de la Magistratura de la Nación, para un cargo cuya propuesta depende en gran parte, por sus funciones, de la decisión de uno de los litigantes”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►