El nuevo mapa del ejecutivo: roles e improntas en la semana uno

Después de los anuncios del viernes, reacomodamientos. Enroques, recambio, mudanzas y nuevos objetivos.

23 de septiembre, 2021 | 06.47

Una vez ejecutados los cambios en el reparto ministerial anunciados el viernes por la noche, otra serie de novedades y reacomodamientos subterráneos comienzan a darle forma al nuevo gabinete. Como réplicas apenas perceptibles de aquel movimiento sísmico que acabó con el primer experimento gubernamental de Alberto Fernández y dio comienzo a una nueva etapa para el Frente de Todos, estas decisiones, a veces con poca repercusión mediática, ayudan a entender el rumbo que tomará la gestión a partir de ahora.

Manzur no llegó solo a la Casa Rosada. Desembarcó a la cabeza de un equipo que lo acompaña desde hace muchos años, en algunos casos incluso con experiencia en su gestión como ministro de Salud durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner. No es solamente un cambio de nombres sino de estilo, como ya demostró en sus primeros días al frente del gobierno: una hiperactividad que no sólo transcurre puertas adentro sino que se exhibe hacia afuera y que le dio un nuevo ritmo a la gestión.

La novedad más notoria en el equipo de jefatura de Gabinete es el desembarco de Jorge Neme como número dos, en un cargo que suele conocerse como vicejefe de gabinete pero que en realidad es la secretaría de Evaluación Presupuestaria, Inversión Pública y Participación Público-Privada. En la práctica cumple el rol de coordinar al equipo económico. Tucumano y hombre de confianza de Manzur (fue secretario de Economía y Relaciones Exteriores en la gobernación durante el macrismo), tendrá un lugar clave en la estructura.

Curioso: los cambios en el equipo de gobierno provocarán un enroque. Hasta ahora, Neme se desempeñaba como secretario de Relaciones Económicas Internacionales en la cancillería bajo la conducción de Felipe Solá. Su reemplazante en ese rol será Cecilia Todesca Bocco, que hasta ahora se desempeñaba como vicejefa de gabinete, es decir, el cargo que ocupará el tucumano. Cada uno de ellos deberá desocupar su escritorio y mudarse al que habitaba el otro, una permutación inusual en la política.

Otra novedad más destacada en el nuevo armado de jefatura de Gabinete es la designación de la histórica vocera de Manzur, Valeria Zapesochny, como secretaria de Medios, en reemplazo de Francisco Meritello. En principio, el manejo de la pauta quedaría en manos de la secretaría de Comunicación, y Zapesochny se enfocaría en la gestión de medios públicos. La salida de Meritello, junto con la renuncia del exministro de Educación Nicolás Trotta, implica la salida del gabinete del influyente Victor Santa María. Atención.

En cancillería, además de Todesca Bocco, desembarcarán junto a Santiago Cafiero otras piezas del equipo que lo acompañaba en la Casa Rosada, entre ellos su vocero, Javier Porta, y su jefa de asesores, Luciana Tito, que ocupará la jefatura de Gabinete del ministerio. Al mismo tiempo, Cafiero ratificó al diplomático de carrera Pablo Tettamanti, número dos de la cartera durante la gestión Solá, para que continúe en ese lugar clave. En el entorno del nuevo canciller aseguran que la prioridad de la gestión será la apertura de mercados.

Los movimientos anunciados la semana pasada dejaron intacta la estructura del gabinete económico pero de manera subterránea comienzan a percibirse los cambios. El más importante, con seguridad, será el traspaso de los mecanismos de control de precios de la carne, que hasta ahora manejaba Matías Kulfas y quedará en manos de Julián Domínguez. Por otra parte, Jaime Perczyk, el único de los nuevos ministros que ya trabajaba en la estructura que le toca encabezar, fue el primero en confirmar que cambiará a toda la plana mayor de su cartera.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►