18 de junio, 2021 | 07.57

Milagro Sala: en el tramo final de la campaña, Gerardo Morales recrudece la persecución

A 10 días de las elecciones legislativas, condenaron a la dirigente social en una causa que había prescripto y la indagaron en un nuevo expediente que le armaron. 

A diez días de las elecciones legislativas en Jujuy, se recrudeció la persecución judicial contra la dirigente social Milagro Sala en la provincia que gobierna el radical Gerardo Morales.  Este jueves, la referente de la Tupac Amaru fue condenada por la justicia federal local a 3 años y medio de prisión en un hecho que había prescripto –y que involucra a los infaltables camaristas Gustavo Hornos y Mariano Borinsky-. La noticia le llegó a sus abogados minutos antes de ingresar a una indagatoria en una nueva causa que le armaron a la militante en la justicia provincial, en la que la acusan de instigar la usurpación de unos terrenos. Por ese expediente, la semana pasada fue trasladada esposada a una fiscalía –episodio que fue registrado por medios locales-, en un acto innecesario en materia judicial pero necesario desde la lógica política que impera en el territorio administrado por Morales. La sincronía en las decisiones de la Justicia federal y la provincial refleja el grado de articulación con el que asfixian judicialmente a Milagro, que fue detenida el 16 de enero de 2016 por un acampe, es decir, al mes de iniciada la presidencia de Mauricio Macri. Desde entonces no la liberaron más y multiplicaron las acusaciones en su contra. En la actualidad pesan sobre ella 17 procesos judiciales. Lawfare al palo.

Cronología de la persecución

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Si a algún desprevenido le quedaba alguna duda de las motivaciones políticas que sostienen el encarcelamiento de Milagro Sala le bastará con observar la serie de hechos judiciales que se sucedieron en Jujuy en los últimos diez días, en la víspera de los comicios legislativos en la provincia.

  • Este jueves 17 de junio, Milagro Sala fue condenada a 3 años y medio de prisión en un hecho que prescribió: el de la protesta de 2009 contra Gerardo Morales -que incluyó huevazos- en la sede del Consejo Profesional de Ciencias Económicas. La dirigente no estaba en el lugar de los hechos y sólo fue mencionada en la causa por un testigo que trabajaba para el gobierno de Morales.

La nueva condena estuvo a cargo del Tribunal Oral Federal (TOF) de Jujuy, cuyos integrantes Mario Héctor Juárez Almaráz, Alejandra Cataldi y Liliana Snopek fueron denunciados el miércoles ante el Consejo de la Magistratura por “mal desempeño de sus funciones”. Snopek es prima de la esposa del gobernador. El TOF debía resolver el caso antes de mayo de este año y no lo hizo.

Fue clave para esta condena el rol de los jueces de la Cámara Federal de Casación Penal Mariano Borinsky, Gustavo Hornos –ambos visitantes de Macri en Olivos- y Juan Carlos Gemignani.

Los tres camaristas integraban la sala IV de Casación el 22 junio de 2017 cuando rechazaron un planteo de Milagro y confirmaron la sentencia de este caso, en el que se condenó a la dirigente por considerarla instigadora y coautora del delito de daño agravado. No obstante, tal como informó el Centro de Información Judicial (CIJ) en aquel entonces, los jueces sí hicieron lugar al recurso de casación interpuesto por Gerardo Morales y revocaron el sobreseimiento de Milagro en lo que hacía al delito de amenazas. Acto seguido, ordenaron la remisión de las actuaciones al tribunal de juicio para que dicte un nuevo fallo. Ese fallo es el que se conoció este jueves.

El 4 octubre de 2016, el CIJ informó que los mismos tres jueces habían ordenado “continuar la investigación en una causa contra Milagro Sala por amenazas”. Era este mismo caso. Hornos, Borinsky y Gemignani a pedido de Morales habían revocado “la extinción de la acción por prescripción”. Coincidencias en tiempos del Lawfare: dos semanas antes de esta resolución y tres días después, Borinsky visitó la Quinta de Olivos, tal como reveló este medio en la saga de notas que integran la Operación Olivos. Un mes después del fallo, Hornos también ingresaría a la casa del Presidente. ¿Ambos camaristas habrán dialogado con sus anfitriones sobre estas resoluciones que beneficiaban a un socio estratégico de Macri?

Por el debate sobre la prescripción de este caso, los abogados de Milagro tienen una audiencia clave en la Cámara de Casación el próximo 30 de junio. El planteo es sencillo: pasaron 4 años desde la orden de dictar un nuevo fallo y ese lapso es el plazo máximo que puede tener aparejado una pena en una causa de amenazas. Los defensores llegaron a la máxima instancia penal del país luego de que el TOF jujeño rechazara su planteo. La sala IV pero con otra composición (de la tríada original quedó solo Borinsky) tendrá que resolver. Podría anular el proceso. O ratificarlo. Para cuando se concrete la audiencia ya se habrán realizado las elecciones en Jujuy. Los comicios son el 27 de junio.

  • Como si estuviera cronometrado, los abogados de Milagro recibieron la noticia de la condena por parte del TOF este jueves, una hora antes de ingresar a una indagatoria en una nueva causa armada contra Milagro conocida como “Campo Verde”, que se sustancia en la justicia provincial. La acusan de haber instigado a los vecinos de Campo Verde a la usurpación de tierras (la protesta fue en marzo y los vecinos fueron reprimidos).

La condena del TOF por el caso de la protesta contra Morales le fue notificada al abogado Luis Paz a las 11. Pasadas las 12.30 ingresaba a la audiencia para escuchar la nueva imputación, en la que se repite el mecanismo acusatorio: se apunta a Milagro como instigadora de una protesta social en la que no estuvo. “¿Cómo podés entrar a una audiencia defensiva si 15 minutos antes de ingresar estás leyendo que te condenaron de nuevo?”, explicaban su sentir a El Destape desde el entorno de la dirigente social.

A la par de las citaciones y condenas judiciales, se difundió este mismo jueves, por la señal TN, un audio de Milagro con el siguiente zócalo: “Así organizó Milagro Sala un escrache estando detenida”. Los medios son una de las tres columnas del Lawfare.

Desde el entorno de Sala, indicaron que “en Jujuy está naturalizado que la protesta social es un delito”. De hecho, Milagro fue detenida por un acampe. “Del audio no surge la instigación a cometer ningún delito”, explicaron. Y agregaron que “el audio no puede ser usado como prueba” porque “la obtención fue ilegítima”. De hecho, afirman que el audio es de marzo de 2021. “¿Por qué esperaron hasta una semana  antes de las elecciones para viralizarlo y denostar a Milagro?”, se preguntaron. Una vez más, conversaciones telefónicas de perseguidos circulando por los medios hegemónicos de comunicación. Pareciera un déjà vu.

  • Una semana antes de esta condena e indagatoria casi simultáneas, es decir el jueves 10 de junio, en el marco de la causa de los huevazos a Morales, el TOF llevó adelante una audiencia a pesar de que los defensores de Milagro no se encontraban en Jujuy. La hicieron a las apuradas por el incidente de la prescripción.

Tras la presentación de este miércoles ante el Consejo de la Magistratura contra los integrantes del TOF, se emitió un comunicado en el se brindaron detalles  del planteo. Allí se señaló que los abogados de Milagro resaltaron que “por más de tres años” los jueces del tribunal “no hicieron nada en dicha causa, la dejaron dormida. Y tras el planteo de prescripción por el transcurso del tiempo interpuesto, sin sonrojarse siquiera, dispusieron su rechazo. Para eso se valieron de argumentos venales. Pero peor aún, lo hicieron en tiempo record, convocando a una audiencia imprevista con escasas 48 horas de plazo, a pesar de conocer de antemano que la defensa de Sala no se encontraba en Jujuy por entonces y a sabiendas de que dos días (48 hs), era un plazo más que exiguo para ejercer cualquier defensa”.

  • Al día siguiente, la persecución contra Milagro continuaría. El viernes 11 de junio, Sala fue sacada compulsivamente de su casa, donde cumple prisión domiciliaria por presión de la CIDH porque sino estaría en una cárcel común, y fue trasladada esposada a la Fiscalía Especializada en Delitos Patrimoniales y contra la Administración Pública, donde se la anotició de una nueva causa en su contra, la mentada “Campo Verde”.

El traslado se hizo en un operativo desproporcionado, con exhibición de armas de fuego. Todo para informarle de una nueva causa en su contra y designar abogados. Bien podría haberse realizado de manera virtual, en plena pandemia de Covid. De hecho, la indagatoria que se le tomó este jueves en el marco de esta causa fue virtual. Pero la semana pasada, el gobierno de Morales quería la imagen de Milagro esposada ingresando en una sede judicial. Y la obtuvo. El 27 de junio son las elecciones y la persecución de Morales sobre Sala es parte de la campaña electoral.

Causas paradigmáticas

Milagro tiene 17 procesos en su contra. Pero está presa por la causa que se conoce como “Pibes villeros”, caso que está en la Corte Suprema de Justicia desde el 18 de marzo de 2020. Aquella fecha, los abogados defensores acudieron al Alto Tribunal en queja para que se revoque una condena a 13 años, es decir, se la deje sin efecto y se ordene la libertad de Milagro. Esto significa que la libertad de la dirigente social depende de la Corte Suprema, que no tiene plazos para expedirse y por ahora es funcional al Lawfare, como lo fue durante el macrismo. En este expediente, que se sustanció en la justicia provincial, está acusada de asociación ilícita, fraude y extorsión y hay decenas de nulidades presentadas.

Otro proceso paradigmático en su contra es la “mega causa Fellner”, que tiene requerimiento de elevación a juicio. Se trata de una “causa espejo” de “Pibes Villeros”. Es una segunda acusación por asociación ilícita y fraude al Estado donde está imputada Milagro, el exgobernador Eduardo Fellner y distintos intendentes provinciales, entre otros. La promueve Gerardo Morales.

Recientemente se sumó el caso “Campo Verde”, donde se acusa a Sala de ser la instigadora de la usurpación y de atentado y resistencia a la autoridad. La figura es similar a la del caso de los huevazos a Gerardo Morales. Ambos expedientes se activaron recientemente, en sintonía con el advenimiento de las elecciones provinciales.

Milagro está cerca de cumplir dos mil días como detenida. Fue apresada por un acampe apenas iniciado el gobierno de Macri a nivel nacional y el de Morales a nivel provincial. Su resistencia molestaba. Por eso, el gobernador se encargó de supervisar su detención.  Desde entonces, la dirigente social no pudo recuperar su libertad. “Después de ese hecho, le arman de todo. Hasta este viernes tenía 15 causas más. Ahora, en total, tenemos 17”, explicaron sus abogados defensores.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►