Bruglia y Bertuzzi se reincorporaron a la Cámara porteña y el consejo apura los concursos

Luego del fallo de la Corte, los dos jueces volvieron a Comodoro Py. Se espera que el Consejo de la Magistratura llame a los concursos para ocupar esos cargos este jueves.

09 de noviembre, 2020 | 20.43

Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi se reincorporaron este lunes a la Cámara Federal porteña luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia y de su amenaza de renuncia por disconformidad con lo resuelto por los supremos. Estaban de licencia desde el 18 de septiembre con goce de sueldo. Su estadía en el tribunal revisor de Comodoro Py es provisoria pero no tiene plazo. Todo depende de lo que demore la designación por concurso de los jueces naturales para ese cargo. Se espera que el Consejo de la Magistratura comience con ese proceso este jueves. 

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

Según pudo reconstruir este medio, el regreso de Bruglia y Bertuzzi al edificio de Retiro fue con “total normalidad”. Estos dos magistrados, que llegaron a la sala I de  la cámara porteña a dedo por decisión de Mauricio Macri, es decir, sin concursar para el cargo, pretendían quedarse allí de forma definitiva. Cuando comenzó a analizarse la forma en que aterrizaron en la instancia revisora de Comodoro Py presentaron un per saltum ante la Corte, que se expidió el pasado 3 de noviembre. 

El máximo tribunal del país ordenó que Bruglia y Bertuzzi sigan en la cámara hasta que se haga y concluya un nuevo concurso para esos cargos. El último concurso terminado para el mismo puesto demoró 10 años. Se trata del de Mariano Llorens. La decisión del Alto Tribunal pasó por alto –y no de forma inocente- que ya existe un concurso avanzado para otros cargos en la misma Cámara Federal, que ya lleva casi 3 años. Los cortesanos podrían haber ampliado ese proceso para cubrir todos los cargos de la misma instancia con rapidez. No lo hicieron.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Lo que molestó a Bruglia y Bertuzzi fue que a pesar de la presión que ejercieron, la Corte no les dio la razón y sostuvo que la única forma de designar jueces es como marca la Constitución: por concurso y terna en el Consejo de la Magistratura, propuesta presidencial y acuerdo del Senado. Apenas conocieron la resolución, estos dos jueces del Lawfare se tomaron licencia e hicieron trascender sus intenciones de renunciar. La Mesa Nacional de Juntos por el Cambio emitió un comunicado en el que cuestionó el fallo supremo e instó a Bruglia y Bertuzzi a que no abandonen el tribunal. 

Para que el oficialismo pueda avanzar con los concursos y terminar con la estadía de Bruglia y Bertuzzi en Comodoro Py requiere del consenso de la oposición en el Consejo de la Magistratura. No puede descartarse que la oposición, si tuviese voluntad de trabar la terna, pueda hacerlo al no facilitar los votos necesarios para llegar a los dos tercios (son 9 voluntades si está el plenario del consejo). Esto dejaría a Bruglia y Bertuzzi por tiempo indefinido en la cámara porteña.

La revisión

Bruglia y Bertuzzi habían interpuesto un recurso de “per saltum” contra la sentencia de la jueza en los Contencioso Administrativo María Biotti, que les había rechazado el amparo deducido contra el Consejo de la Magistratura y solicitaron a la Corte Suprema que declare que “sus traslados son definitivos”.

El disparador del planteo  fue el estudio de los traslados que hizo el Consejo de la Magistratura a través del cual concluyó que hubo 10 muy irregulares que debían atenderse. Entre ellos, estaban los de Bruglia y Bertuzzi. Esos casos fueron girados al Senado de la Nación para saldar el vicio que tenían. ¿Cómo? Analizando los pliegos de los jueces movidos. Si los magistrados en cuestión lograban el visto bueno de la Cámara Alta, se quedarían en sus respectivas funciones. Como Bruglia y Bertuzzi no concurrieron a una audiencia pública en el Senado, paso obligado para resolver sobre sus pliegos, los senadores decidieron rechazar sus traslados. Acto seguido, el Poder Ejecutivo emitió un decreto en el que ordenó que los dos jueces vuelvan a sus cargos de origen porque sus traslados habían caído.

Pero el 3 de noviembre, la Corte –con el voto de la mayoría- abordó el caso: resolvió que ningún traslado puede ser equivalente a una designación definitiva y que hasta se realice un concurso para ocupar esos puestos, los trasladados deben seguir en sus funciones actuales. Ni siquiera alcanza un “parche” del Senado para saldar los vicios de origen. Así, dejó pendiente de un hilo a decenas de jueces. Hasta la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, que nuclea a la corporación judicial, se hizo eco de ese pasaje del fallo y cuestionó a la Corte. 

Emblemas del Lawfare

Bruglia y Bertuzzi son considerados dos jueces del Lawfare. Ambos llegaron a la Cámara Federal porteña por decisión de Macri. Fueron puestos a dedo sin concursar para ese cargo. Desde su lugar en ese tribunal con asiento en Comodoro Py, ambos (al igual que Martín Irurzun) legitimaron todo lo realizado por Bonadío. Los dos revisaron la causa de las fotocopias de los Cuadernos, que hoy tambalea porque la Cámara de Casación pidió los registros audiovisuales de la declaración de los arrepentidos y nunca aparecieron.

Bruglia, por ejemplo, también intervino en el caso de la Obra Pública, en la que se involucró a CFK. En el debate oral de ese caso, el 2 de diciembre pasado, Cristina dio un fuerte alegato de impacto político y mediático. En una ponencia de más de 3 horas y media cuestionó con dureza la acusación en su contra y atribuyó su situación judicial a la persecución judicial.

Bertuzzi, por su parte, fue el presidente del tribunal que envió al exvicepresidente de la Nación, Amado Boudou, a la cárcel. Según Boudou, su llegada a la Cámara Federal porteña fue el premio que el macrismo le dio por haber resuelto su detención.

Una de las últimas intervenciones de Bruglia en la Cámara Federal  fue declarar nulo el procesamiento de los exministros macristas Guillermo Dietrich, Nicolás Dujovne y Javier Iguacel en el caso de los peajes y las autopistas vinculadas al Grupo Macri. Lo hizo junto a Irurzun. En aquella ocasión, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner se hizo eco de aquel fallo y tuiteó: “Ayer se comprobó que a Bruglia y Bertuzzi los quieren mantener ilegalmente en la Cámara Federal para garantizar la impunidad de Macri y sus funcionarios”. 

Esos mismos magistrados este lunes volvieron a Comodoro Py.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►