Quién es el exespía Juan Sebastián De Stéfano, el eslabón clave de la persecución judicial macrista

El exdirector de Jurídicos era el tercero en el escalafón de la AFI y "armador" de causas judiciales, por eso sus comunicaciones con jueces y funcionarios de alto rango del gobierno de Macri que ahora revela El Destape son cruciales para desentrañar el mapa del Lawfare.

16 de febrero, 2022 | 11.00

El exdirector general de Asuntos Jurídicos de la AFI, Juan Sebastián “Enano” De Stéfano, fue uno de los agentes con más poder dentro del organismo de inteligencia durante el macrismo. El nombre de este espía, que era el Nº 3 de la agencia, comenzó a repetirse en las investigaciones en torno al espionaje ilegal que involucra al gobierno de Mauricio Macri. Está imputado en el caso Gestapo antisindical; llegó a estar procesado por darle cobertura judicial a las tareas ilegales de inteligencia que realizó la exSIDE contra Cristina Fernández de Kirchner; y fue uno de los espías que visitó al juez del caso Moyano, Luis Carzoglio, para presionarlo con el objetivo de que detuviera a Pablo Moyano. Era el armador de causas en el organismo de inteligencia. Su poder creció tanto a lo largo de la gestión macrista que llegó a ser señalado de comandar una “agencia dentro de la Agencia”.

De Stéfano era el tercero en el escalafón de la AFI, apenas por debajo de sus jefes Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Por eso sus comunicaciones con jueces y funcionarios de alto rango del gobierno de Macri que ahora revela El Destape son cruciales para desentrañar el mapa del Lawfare. La cantidad de llamados con jueces como Ariel Lijo o funcionarios como Germán Garavano, Juan Bautista Mahiques y Pablo Cluisellas en momentos en que detonaban las causas de persecución judicial no hacen más que confirmar que no hubo cuentapropismo en materia de espionaje. Por el contrario, hubo una articulación entre agentes de inteligencia, altos funcionarios del gobierno de Macri, jueces, fiscales y medios hegemónicos de comunicación.

Hombre del radicalismo porteño, De Stefano tiene como terminal y padrino político a Daniel "Tano" Angelici. Su bajo perfil fue directamente proporcional al poder que cosechó en la agencia de inteligencia. “Todo pasaba por Jurídicos”, aseguró y repitió en la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Inteligencia el exjefe de Contrainteligencia de la AFI, Diego Dalmau Pereyra en el 2020. Es decir, por De Stéfano.  “Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani”, dijo el sucesor de Dalmau Pereyra en la exSIDE, Martín Coste, también en el Congreso aquel año, cuando comenzó la investigación parlamentaria del espionaje ilegal macrista.

Tras la salida de Macri de la presidencia, De Stéfano encontró cobijo en la ciudad de Buenos Aires bajo el ala de Horacio Rodríguez Larreta. Lo ubicaron como director en Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), la empresa pública que administra los subtes. Le dieron cobertura quizás por la cantidad de secretos que guarda.

Recientemente, legisladores del FdT pidieron su renuncia a ese cargo, luego de que se conociera su rol en el caso de la Gestapo antisindical. Es que esa investigación volvió a poner al exespía en el centro de la escena mediática. De Stéfano fue uno de los tres jerarcas de la exSIDE que participó de la reunión del 15 de junio de 2017 en el edificio del Banco Provincia ubicado en el centro porteño donde agentes de inteligencia, empresarios y funcionarios bonaerenses coordinaron el armado de causas contra el sindicalista Juan Pablo “Pata” Medina. Fue justamente en ese expediente que se pidió sus llamadas entrantes y salientes entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre de 2017 que son la base de la nueva investigación de El Destape.

De Stefano ya fue procesado en la justicia federal de Lomas de Zamora por el armado de una coartada judicial para darle cobertura al espionaje ilegal contra CFK y por la realización de escuchas ilegales de dirigentes K detenidos. Luego en Comodoro Py, dos jueces nombrados por Macri en la Cámara Federal porteña, Marino Llorens y Pablo Bertuzzi, lo beneficiaron con la tesis del cuentapropismo. Los llamados de De Stéfano con altos funcionarios, jueces y fiscales que ahora da cuenta este medio derriban esa defensa.

La cronología del Lawfare

En base a las llamadas entrantes y salientes de De Stefano solo entre el 1 de mayo y el 31 de diciembre de 2017, El Destape realizó la siguiente cronología:

  • 3 de mayo de 2017. De Stéfano llamó a Lijo. El juez Lijo tenía en su escritorio causas tanto contra CFK como contra Macri. Entre las más destacables figuran la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, el caso Correo, la persecución a Amado Boudou vía el caso Ciccone y la investigación por los vínculos del jefe de la AFI Gustavo Arribas con Odebrecht.
     
  • 4 de mayo de 2017. De Stéfano volvió a llamar a Lijo.
     
  • 8 de mayo de 2017. De Stéfano llama otra vez a Lijo.
     
  • 8 de mayo. Diez minutos antes del contacto con Lijo, De Stéfano habló con Eduardo Taiano. El fiscal Taiano intervenía en el expediente por la muerte del fiscal Nisman y luego también le tocaría participar de la denuncia contra CFK cuando el caso pasó a manos del juez Claudio Bonadio. Hubo 4 llamados entre el capo de la AFI De Stéfano y el fiscal Taiano aquella jornada.
     
  • 11 de mayo de 2017. De Stéfano llamó a Lijo. Hablaron poco menos de 4 minutos.

El mismo día Lijo pidió revisar los mails y mensajes que se enviaron CFK con Carlos Zannini, Oscar Parrilli, Héctor Timerman y Angelina Abbona de 2011 a 2015 en el marco de la investigación por la denuncia del fallecido fiscal Nisman. Clarín lo puso en tapa al día siguiente.

  • 12 de mayo 2017. Se da un nuevo el llamado de De Stéfano a Lijo. Hablaron casi 3 minutos.
     
  • Ese mismo día, De Stéfano llama al secretario de Legal y Técnica de Macri, Pablo Clusellas.

Aquel día, Clarín publicó en portada: “Un financista de Brasil insiste en vincular al jefe de la AFI con pago de coimas”. Se trataba de Leonardo Meirelles. El 11 de mayo había declarado por videconferencia en sede judicial y había complicado a Gustavo Arribas, íntimo amigo de Mauricio Macri y jefe de De Stéfano.

  • 15 de mayo de 2017. De Stéfano volvió a llamar al juez Lijo. La conversación duró casi 5 minutos. 

Ese día, Lijo rechazó apartarse de la causa por la denuncia de Nisman contra CFK.

  • El mismo 15 de mayo, De Stéfano llama al consejero y funcionario del Ministerio de Justicia, Juan Bautista Mahiques, en 3 ocasiones.

Esa semana del 15 de mayo estuvo en la Argentina un grupo de trabajo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que analizó detenciones arbitrarias y cuestionó la prisión de Milagro Sala.

  • 17 de mayo. Clusellas llama al espía De Stefano. No lo ubica. El agente de inteligencia devuelve el llamado y entablan contacto.

El 19 de mayo, se creó la Asociación de Jueces Federales (AJUFE), un grupo de presión de los magistrados. Como presidente de la AJUFE quedó el propio juez Lijo, que rubricó así su ascendencia entre los jueces federales.

El 24 de mayo Lijo elevó a juicio oral la causa Ciccone, donde involucró a Boudou mientras salvó al banquero Jorge Brito y al financista Raúl Moneta.

El 28 de mayo es la histórica tapa de Clarín donde anticipa que la pericia de la Gendarmería por la muerte de Nisman iba a decir que lo asesinaron.

El 31 de mayo finalmente le sacan a Lijo la denuncia de Nisman. El juez Martín Doctrina Irurzun decidió que la tenía que digitar Claudio Bonadio.

  • El 2 de junio De Stefano habla con Pablo Clusellas. Dialogan por 631 segundos.

Aquel día, Clarin tituló en portada: “Macri acusó a Gils Carbó de esconder a los que cobraron de Odebrecht”. Fue en una entrevista pública en un acto del Colegio de Abogados.

El 3 de junio, el matutino se montó sobre la muerte del financistas Aldo Ducler y agitó una nueva operación desde su portada: “Ducler había ofrecido dar datos de la corrupción K: murió a los 2 días”. Había fallecido de un infarto en la calle. Los días siguientes, Clarín continuó con el caso Ducler.

El 5 de junio la Cámara de Casación ratificó a Lijo en el caso Ciccone. Lo decidieron Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, los visitantes de Macri en la quinta de Olivos y Casa Rosada.

El 9 de junio el fiscal Juan Pedro Zoni amplió la acusación contra Macri en la causa Correo. Macri luego hizo desplazar a Zoni. Hasta hoy Lijo no llamó al expresidente ni siquiera a indagatoria.

  • El 12 de junio de 2017, De Stéfano llamó a Lijo.
     
  • El 15 de junio de 2017, De Stefano se contacta con el jefe de gabinete de Garavano, Martín Casares. Hablan a las 10.32, por 200 segundos.
     
  • El 16 de junio vuelve a darse un llamado entre De Stéfano y Clusellas.

Al día siguiente, Clarín publicó en portada que “los jueces federales ahora buscan impulsar las causas contra la corrupción”. En otra nota de tapa, se amenazó a cinco jueces: “Cinco bajo la lupa: Freiler, Casanello, Rafecas, Lijo y Canicoba Corral”.

El 4 de julio el fiscal Stornelli pidió la indagatoria y detención de De Vido al juez Rodríguez. En un juego a varias bandas judiciales, ese mismo 4 de julio, el juez Canicoba Corral desestimóla denuncia contra Macri por caso Odebrecht.

  • El 7 de julio Mahiques llama a De Stefano. Lo llama a las 21.24. Hablan 3 minutos.

El 9 de julio, Clarin publicó en portada: “Caso De Vido: un empresario une las coimas de Odebrecht y la causa Rio Turbio”.

El 10 de julio, el juez Claudio Bonadío avanzó contra De Vido, en otra causa que le abrieron al exministro. Tal como infirmó el CIJ: “El juez Bonadio procesó a Julio De Vido en una causa por irregularidades en asignación de susbsidos y dispuso embargo por $1.000 millones”. Clarín se hizo eco de esa noticia y la llevó a portada el 11 de julio. Al lado, en el segundo titulo de tapa de ese día, Clarín adelantaba que esa misma jornada el fiscal Taiano iba a pedir la indagatoria de la procuradora Alejandra Gils Carbó. El editorial de ese día en Clarín firmado por Roa decía: “Mal tiempo K en Comodoro Py”.

  • El 14 de julio De Stéfano llama a Mahiques. El funcionario lo vuelve a llamar el mismo día en dos ocasiones. Entablan una conversación de casi 10 minutos.

Era exactamente un mes antes de las PASO legislativas. Ese mismo 14 de julio, el CIJ informó que Ercolini citaba a indagatoria a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, “por irregularidades en la compra de un edificio de la Procuración”. Al día siguiente, Clarín tituló en portada: “Gils CArbó deberá declarar por fraude al Estado en la compra de un edificio”. A la escudería Angelici, que integraban De Stéfano y Mahiques, se le achaca ser parte de las presiones contra la Procuradora al inicio de la embestida.

  • El 3 de agosto de 2017, el juez Lijo llamó al espía De Stéfano.

El 8 de agosto la Cámara de Casación confirmó la elevación a juicio del caso Ciccone. Lo firmaron los jueces Hornos, Borinsky y Juan Carlos Gemignani. Los dos primeros visitantes asiduos de Macri en Olivos y la Rosada, el tercero con múltiples denuncias por violencia de género.

  • El 17 de agosto de 2017, De Stéfano llamó a Lijo. Hablaron 41 segundos.
     
  • El 27 de agosto de 2017, Lijo llamó a De Stéfano. Las llamadas en agosto entre De Stéfano y Lijo coinciden con la maniobra para acomodar a Alejandro Vandenbroele como arrepentido y digitar su declaración contra Boudou en el caso Ciccone.
     
  • El 1 de septiembre, De Stefano llama al Nº2 del Ministerio de Justicia, Santiago Otamendi. Aquel día, en el que se cumplía un mes de la desaparición de Santiago Maldonado, se realizó una marcha pidiendo la aparición del artesano que había desaparecido en medio de una represión ilegal de la Gendarmería en el Pu Lof de Cushamen.
     
  • El 5 de septiembre De Stéfano llama a Mahiques.
     
  • El 6 de septiembre el espía vuelve a llamar al funcionario. Mahiques lo llama una hora y media más tarde. Lo contacta el mismo 6 día a las 11.42 y a las 12.32.

En aquella fecha estaba en pleno apogeo el caso Maldonado donde Mahiques tendría actividad según se desprende del celular de Dario Nieto, el secretario privado de Macri. Y también tenía movimiento un caso en el que Mahiques se mostró muy interesado: El del Memorandum con Irán.

El 7 de septiembre de 2017, Clarín tituló: “Cristina y Timerman, más complicados por encubrir el ataque a la AMIA”. De acuerdo al matutino porteño, ese día “el fiscal Pollicita pedirá hoy que interroguen como sospechosos a la expresidenta y al excanciller”.

  • El 22 de septiembre De Stefano vuelve a llamar a Mahiques.

Ese mismo 22 de septiembre de 2017 ocurrieron dos hechos de peso: La Gendarmería entregó un peritaje trucho sobre la muerte de Nisman donde afirmó, según publicó Clarín el 23 de septiembre, que “Nisman tenía marcas de las manos de quienes los sujetaron antes de morir”.

A su vez, el 22 de septiembre el caso Maldonado cambió de juez y pasó a manos de Gustavo Lleral. Ese día, Darío Nieto anotó en su teléfono: “Gustavo Lleral. Lo nombramos nosotros. Está bien. Serio. Ya tuvimos contactos. Mahiques va a verlo el lunes”. Mahiques es Juan Bautista Mahiques, uno de los operadores judiciales de Macri. El lunes era 25 de septiembre. Al día siguiente De Stefano y Mahiques vuelven a contactarse.

  • El 26 de septiembre, el espía llama a Mahiques. Ese mismo día, el funcionario lo contacta otras dos veces.

El mismo 26 de septiembre de 2017 se libran dos órdenes de detención del Pata Medina y se inicia una tercera causa provincial (la cuarta, en total) contra el sindicalista. De Stefano está imputado en la causa de la Gestapo antisindical, donde se investiga el armado de causas judiciales contra Medina por parte del gobierno de Vidal, empresarios y espías de la AFI.

El 27 de septiembre, Clarín dedicó su portada al Pata Medina: “Detuvieron por extorsión al Pata Medina, un violento caudillo sindical”.

  • El 28 de septiembre, De Stefano llama a Mahiques. Ese día continuaron las noticias respecto al Pata Medina.

El 9 de octubre Bonadio citó a CFK, Zannini y Timerman, entre otros, a indagatoria en el caso Memorandum y les prohibió la salida del país.

  • El 10 de octubre hay 2 llamados entre De Stéfano y Santiago Otamendi.  Ese día, Clarin tituló en portada: “Citan a declarar a Cristina por encubrimiento en el atentado contra la AMIA”.
     
  • El 11 de octubre, De Stefano llama al jefe de Gabinete de Garavano, Martín Casares.

El 12 de octubre, Ercolini procesó a la procuradora Alejandra Gils Carbó “por administración fraudulenta por la compra de un inmueble”, según informó el CIJ.

El 13 de octubre Clarín hizo titulo catástrofe con el procesamiento de Gils Carbó y Ricardo Roa publicó en el editorial de esa jornada el teléfono de la hija de la procuradora, quien inmediatamente comenzó a recibir amenazas.

  • El 24 de octubre De Stefano habla con Mahiques. Ese día comienza juicio político al camarista Eduardo Freiler. Mahiques tuvo un rol protagónico en el desplazamiento de ese juez de una instancia clave de Comodoro Py.​​​​​

El 25 de octubre detienen a Julio De Vido.

  • El 26 de octubre De Stefano habla con Villena.

Ese mismo día indagan a CFK en causa Memorandum.

  • El 27 de octubre, hablan Garavano y De Stéfano.

Esa jornada Villena abre la causa del G20 que se usa de coartada para espiar a CFK.

  • El 9 de noviembre Mahiques llama a De Stefano.
     
  • El 13 de noviembre, De Stefano llama a Mahiques.

El 14 de noviembre la portada de Clarín reza: “Dramático vuelco en la causa Ciccone: un arrepentido puede complicar más a Boudou”. Vanderbroele pidió ingresar al programa de Protección de Testigos.

El 17 de noviembre de 2017, el camarista Eduardo Freiler fue destituido.

  • El 20 de diciembre, Mahiques llama a De Stefano.
     
  • El mismo 20 de diciembre por la noche, Garavano intenta ubicar al espía de la AFI.

El mismo 20 de diciembre, Clarín informó que ese día por la madrugada “Cristóbal López se entregó y quedó preso por una evasión de $ 8 mil millones”.

Al día siguiente, el 21 de diciembre, el CIJ informó: “La Cámara Federal ratificó el procesamiento y prisión preventiva de Cristina Kirchner en la causa por la denuncia de Nisman por el memorándum con Irán”. Mahiques tenía un especial interés en esa causa. La noticia fue portada de Clarin el 22 de diciembre: “Pacto con Iran: la Cámara le confirmó la prisión preventiva a Cristina”. Ese mismo día Ercolini ordenó la prisión preventiva de Carlos Kirchner, primo de Néstor.

El 24 de diciembre continuó la embestida contra CFK desde la portada de Clarin: “El contador de Cristina lo reconoce: Baez les pagaba millones a los Kirchner”.

Era un diciembre agitado en materia mediático-judicial. El Lawfare estaba al palo. El 26 de diciembre, Ercolini procesó a Lagomarsino por la muerte de Nisman, según informó el CIJ.

El 27 de diciembre, Clarín tituló en tapa el procesamiento de Lagomarsino y resaltó que “el juez habló de la connivencia entre el gobierno de Cristina Kirchner y Lagomarsino para hacer que el homicidio del fiscal pareciera un suicidio”. En un subtítulo de tapa continúa el ataque contra CFK: “Cristina, más complicada. El juez Bonadío cerró la instrucción por el encubrimiento del atentado a la AMIA y la ex presidente quedó más cerca del juicio oral y público”.

A fines de diciembre también comienza la avanzada contra los Moyano, donde De Stéfano cumplió un rol central. El espía fue, por ejemplo, quien visitó en agosto de 2018 al juez Carzoglio para que detengan a los líderes gremiales.

El 29 de diciembre de 2017, la tapa de Clarín fue que el barra Bebota Alvárez involucró a Pablo Moyano en negocios espurios con la barra de Independiente.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►