20 de octubre, 2020 | 12.14

Espionaje ilegal M: citan a indagatoria a los jefes de las bases AFI de Mar del Plata, Bahía Blanca y La Plata

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, halló documentación comprometedora y convocó a declarar a quienes estaban al mando de esas dependencias para el 27,28 y 29 de octubre. Les prohibió salir del país. En esta causa ya fueron indagados Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.  

La causa por el espionaje ilegal que realizó la AFI macrista en territorio bonaerense en el marco de las elecciones de 2017 avanza en la justicia. El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, citó a prestar declaración indagatoria a otros tres jefes de bases AFI situadas en la provincia de Buenos Aires ya que, según la documentación analizada por los investigadores, también se realizaron tareas de inteligencia ilegales desde esas dependencias. En total, ahora son nueve los jefes de base investigados, a los que se suman los coordinadores del proyecto AMBA y los jefes de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Los negocios de Santa María con Clarín y Cambiemos

“Habiéndose relevado las bases AMBA ubicadas en las localidades de Mar del Plata, Bahía Blanca y La Plata, en las cuales se halló documentación de similares características a las motivara las anteriores declaraciones indagatorias, corresponde por las mismas razones, citar a prestar declaración en los términos del art. 294 del C.P.P.N. a los delegados de las mismas”, indicó Ramos Padilla en una nueva resolución.

El juez de Dolores convocó a los jefes de esas dependencias a prestar declaración indagatoria para el 27, 28 y 29 de octubre a las 11. En ese marco, dispuso “como medidas de coerción alternativas a la prisión, la prohibición de su salida del país, la retención de sus pasaportes –que deberán ser aportados por intermedio de su defensa–, la prohibición de que se reúnan o comunique con los demás imputados o con los agentes que hayan prestado funciones en la Agencia Federal de Inteligencia, así como la imposición de una caución real por la suma de diez millones de pesos ($10.000.000), debiendo dar cumplimiento a la entrega de los pasaportes y al pago de la caución real en el término de 3 días desde su notificación”.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El Proyecto AMBA lo conformaron las nueve bases de inteligencia que tuvo la AFI macrista en la provincia de Buenos Aires, en 2017. La gestión Arribas-Majdalani creó y desplegó seis de esas dependencias en el conurbano bonaerense: en Morón (Base Haedo), San Martín, Quilmes, Pilar, La Matanza y Ezeiza. Estas bases se sumaron a otras tres preexistentres, que siempre tuvo la exSIDE en territorio bonaerense: las de La Plata, Mar del Plata y Bahia Blanca. Todo lo manejaba el agente Pablo Pinamonti –procesado en el marco del D’Alessiogate-, en coordinación con los expolicías Vicente Melito y Daniel Salcedo, quienes también fueron contratados por el organismo de inteligencia durante el macrismo. El reporte llegaba a la cúpula de la agencia, que comandaban Arribas y Majdalani. Los cinco ya fueron indagados por Ramos Padilla.

Las bases AMBA funcionaron formalmente entre abril y diciembre de 2017 con alrededor de 70 personas, según pudo reconstruir el juez Ramos Padilla. Mientras investigaba el caso D’Alessio, el magistrado de Dolores detectó que desde esas bases se hicieron tareas de inteligencia ilegal contra decenas de organizaciones sociales, políticas y sindicales. Hubo operaciones hasta en comederos y merenderos. Todo ocurrió en el marco de las elecciones legislativas de aquel año.

Tal como surge de la resolución de Ramos Padilla del 23 de septiembre, en la que definió dos procesamientos y se dio a conocer públicamente al caso, hay más de 50.000 archivos entre imágenes, videos y documentos en formato Office (Word o Excel) y PDF que recopilaron las bases de la AFI en Ezeiza, Haedo, Pilar, Quilmes, La Matanza y San Martin. El material surge de dos discos rígidos que acercó la intervención de la AFI a pedido del juez.

Luego se sumó el relevamiento de las bases de Mar del Plata, Bahía Blanca y La Plata, donde también se encontró material comprometedor. Por eso, el magistrado convocó a nuevas indagatorias.

Es tanto el material que hay en la AFI que al buscar la documentación que solicitó Ramos Padilla, la intervención se topó con que desde la base de Mar del Plata se espió de forma ilegal a los familiares de los tripulantes del ARA San Juan. Esto derivó en una nueva denuncia penal por espionaje ilegal contra Macri, Arribas y Majdalani que realizó la interventora de la agencia de inteligencia, Cristina Caamaño. El caso se investiga en la justicia federal de Mar del Plata y no en Dolores, ya que los hechos ocurrieron luego del cierre de las bases AMBA.  

Nuevos querellantes

Mientras avanzan las indagatorias, se suman nuevos querellantes en la causa por el espionaje desde las bases AMBA.

En una de sus últimas resoluciones, Ramos Padilla aceptó como parte querellante a Jorge Ravetti, secretario general de ATE de la seccional Ezeiza, Esteban Echeverría y San Vicente. Como el magistrado ya había aceptado a Hugo Godoy y a Oscar De Isasi como querellantes en su carácter de secretarios generales de esa asociación gremial, y todos tienen la misma representación legal, decidió unificar a las tres querellas en representación de ATE. 

A su vez, el juez también aceptó como querellante a Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA).

LA FERIA DE EL DESTAPE ►