Armas a Bolivia: Bullrich pretendió negar el envío, pero cometió un brutal sincericidio

La ex ministra de Seguridad se despegó del envío de armamentos, pero culpó a "los manifestantes".

09 de julio, 2021 | 10.36

La exministra de Seguridad y titular del PRO, Patricia Bullrich, buscó deslindarse del hecho denunciado por el Gobierno de Bolivia sobre el envío por parte de la gestión macrista de material bélico para reprimir las protestas de los partidarios de Evo Morales en noviembre de 2019, al señalar "nunca" había pasado por sus "manos" un "pedido de material para la Fuerza Aérea Boliviana".

"Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana", afirmó la presidenta del PRO esta mañana mediante una publicación en sus redes sociales. 
En cambio, la dirigente opositora recordó que el país colaboró con Bolivia "enviando gendarmes para proteger la Embajada de Argentina en La Paz".

Bullrich sin embargo cometió un sincericidio al decir que "resguardaron" a los periodistas que "estaban bajo el asedio de los manifestantes". Es decir que culpa al pueblo y no a la dictadura de Jeanine Áñez. 

El jueves, Bolivia acusó al gobierno de Mauricio Macri de apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales en 2019, con el envío de material bélico al régimen de Añez, tras lo cual el presidente Alberto Fernández pidió disculpas "en nombre del pueblo argentino" en una carta enviada a su par de Bolivia donde le expresó su "dolor y vergüenza" frente a los hechos descubiertos.

En su publicación de hoy, Bullrich declaró que "se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta el presidente (Alberto) Fernández" y sostuvo que "se ayudó a los funcionarios de Evo Morales". Asimismo, la exfuncionaria dijo que el rol de Gendarmería fue "acompañar hasta la frontera" a "periodistas argentinos que estaban en peligro y a funcionarios del gobierno boliviano" y que "la llegada de los gendarmes argentinos en un avión Hércules" fue pública y se "transmitió en directo por todos los medios".

Bullrich dijo a El Destape: "No tengo idea"

Una vez realizada la acusación por parte del Gobierno de Bolivia, Patricia Bullrich le dijo a El Destape que no había visto nada en ningún medio de comunicación. Al reenviarle varias notas periodísticas y la carta dada a conocer, con fecha del 13 de noviembre del 2019 (tres días después del golpe), respondió: "La verdad, no tengo idea".

En la misma línea, Faurie le dijo a Crónica Tv que “no se envió ningún material de ningún tipo”. "Ni de papeles, ni gases lacrimógenos, ni de ningún otro elemento. Tengo claro las gestiones y las instrucciones que le dieron al entonces Embajador para que ofreciera refugio a distintas figuras que se sentían amenazadas o inseguros por los acontecimientos”.

El canciller de Mauricio Macri sostuvo que en el Gobierno boliviano “tendrán que esclarecer el origen de la carta” que envió el Comandante General de la Fuerza Aérea al entonces embajador argentino en el país vecino. Y, además, dudó del contenido de la misiva: “Primero que nada hay que ver si ese envío realmente existió. No pasó de modo alguno por la Cancillería. No sé si alguna autoridad argentina intervino en eso”.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►