Elecciones Córdoba 2021: mientras JxC busca evitar la PASO, Alberto y Schiaretti jugarán con boletas separadas

Alejandra Vigo, esposa de Schiaretti, encabeza la boleta de senadores de Hacemos por Córdoba, y Natalia de la Sota, la de Diputados. En el Frente de Todos, Carlos Caserio quiere renovar su banca de senador. Martín Gill encabeza Diputados. En Juntos por el Cambio hay fuego cruzado. Mario Negri no se baja de la boleta de senadores. Luis Juez anunció que será candidato por la alianza o por el Frente Cívico. Presiones desde CABA.

24 de julio, 2021 | 13.13

Córdoba con 2,8 millones de votantes representa el 8,7% del padrón nacional de electores; pero representa simbólicamente mucho más que eso: es el bastión nacional de la derecha y el distrito más refractario al kirchnerismo y por ampliación al Frente de Todos.

Todo parece apuntar que en octubre habrá Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en la alianza Juntos por el Cambio en la que hasta la medianoche del viernes tenía posiciones irreconciliables entre los diferentes sectores, internismo promovido principalmente por el raquítico PRO cordobés.

“Esto es un quilombo”, graficó un alto dirigente  de la UCR cordobesa. “Sin novedad, todo discutido y discutiendo”, contaron desde el juecista Frente Cívico. “(Héctor) Baldassi está muerto, no existe. Estamos esperando qué nos dice Rodri (Rodrigo de Loredo)”, apuntó un macrista sobre las negociaciones que terminarán hoy en el hotel Holliday Inn de la zona norte de esta Capital.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los candidatos de Juntos por el Cambio

El presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, el radical Mario Negri no se quiere bajar de la cabeza de lista de senadores; porque en Córdoba, el principal distrito antikirchnerista, las encuestas dan ganadora a la alianza derechista. Luis Juez ya había adelantado que “una banca del senado es del Frente Cívico desde 2003, no la vamos a negociar”. Y se plantó, con razón. “Nos ofrecen el segundo lugar de senadores para una mujer. ¿En qué cabeza cabe que el Frente Cívico le va a decir al PRO o a los radicales quién tiene que ir de sus partidos y en qué cargo? Eso es lo que pretenden con nosotros ponernos a dedo nuestros candidatos. Los candidatos del Frente Cívico los elige el Frente Cívico, y nuestra fuerza ya decidió que Luis Juez sea candidato a senador, porque esa banca es nuestra. Juez va a ser candidato a senador de Juntos por el Cambio o del Frente Cívico, eso no se negocia”, confió un alto dirigente que participa de las tratativas.

Ayer, incluso, desde distintos portales porteños se instaló la idea de que Negri estaba acordando con el PRO para dejar fuera a Juez; y que “el PRO bajó a Juez de sus listas”, operaciones que desconocen la realidad y la interna cordobesa.

Mauricio Macri quiso imponer a Gustavo Santos, ex secretario de Turismo durante su presidencia. La férrea oposición de Negri y Juez y los sondeos que le dan 4,5% de intención de votos y 70% de desconocimiento, lo bajaron a la grilla de diputados. Allí, Santos tampoco la tiene segura y no alcanza con el devaluado dedo de Macri.

El candidato más taquillero del PRO es el diputado Héctor “La Coneja” Baldassi, quién mide más de 10% y ya fue tentado por Negri para integrar una lista de unidad: le dan el tercer lugar en la boleta de diputados.   

El ex intendente de Córdoba, Ramón Javier Mestre maneja el aparato radical de la Capital y de algunos departamentos del interior. Quiere encabezar la boleta de diputados y negocia con Negri el armado de una boleta radical 100%. Rodrigo de Loredo, ex presidente de ARSat durante el gobierno de Mauricio Macri, quién enfrentó a Negri-Mestre en las internas partidarias y logró poco menos del 50% de los votos, ya anunció a la Junta Electoral de Juntos por el Cambio que presentará lista propia. El sector más reaccionario del PRO, ligado a la vieja UCeDe de Germán Kammerath quiere un acuerdo con De Loredo. Mientras que el alfonsinista Dante Rossi, promotor de un armado amplio y progresista, ya anunció que competirá con lista propia, pero también busca un entendimiento con Negri y Mestre para que el partido centenario encabece la coalición.

Desde los tres partidos que integran la alianza, la UCR, el Frente Cívico y el PRO, reconocen que “desde Buenos Aires quieren evitar la interna, quieren que no vayamos a las PASO, que acordemos antes”. Saben que si no hay acuerdo, los heridos de las PASO no trabajarán para el triunfo de sus socios en las generales de noviembre.

Los candidatos de Schiaretti y del Frente de Todos

Hacemos por Córdoba, la alianza del peronismo cordobesista del gobernador Juan Schiaretti jugará fuerte para desplazar del tercer lugar al Frente de Todos: para la boleta de senadores lleva de candidata a Alejandra Vigo, diputada y esposa del gobernador; acompañada de Eduardo Accastello, ministro de Industria y Comercio y ex intendente de Villa María. En 2015, Accastello, ex ministro coordinador de José de la Sota, fue candidato a gobernador del sello kirchnerista Córdoba Podemos.

Hace apenas unas horas, ungieron a Accastello compañero de fórmula de Vigo para contrarrestar la figura de Martín Gill, el también villamariense secretario de Obras y Servicios Públicos de la Nación que finalmente aceptó encabezar la boleta de Diputados del Frente de Todos. El miércoles de la semana pasada, el gobernador Juan Schiaretti había llamado a Gill para ofrecerle el Ministerio de Gobierno desde diciembre, versión que fue relativizada por el funcionario y ahora candidato albertista; pero confirmada por altas fuentes del Gobierno cordobés.

Alberto Fernández junto al candidato del Frente de Todos Martín Gill.

Para la boleta de Diputados, la cabeza de lista será la legisladora Natalia de la Sota, hija del fallecido ex mandatario cordobés; quién no tiene peso ni territorio en el armado provincial, pero sí, un apellido de linaje peronista. Como segundo sonaba el actual ministro de Gobierno de Córdoba, Facundo Torres, hombre de Alta Gracia igual que Walter Saieg, ex secretario de Transportes de la Nación y actual legislador albertista.

Si Martín Gill aceptaba el ofrecimiento de Schiaretti de ir a Gobierno, Torres era número puesto para secundar a Natalia de la Sota en la boleta de Diputados. Pero ahora el segundo candidato a diputados de Hacemos por Córdoba está siendo negociados por las distintas líneas del peronismo cordobesista. El nombre más fuerte es el de Ignacio García Aresca, intendente de San Francisco, que responde al intendente capitalino Martín Llaryora. García Aresca había sonado como vice de Vigo, pero para enfrentar a Gill en su territorio, se optó para Accastello para el senado.

En tercer lugar de la boleta de diputados iría, a pedido del intendente de Río Cuarto, Juan Manuel Llamosas, la riocuartense Claudia Márquez, a quién se le vence mandato en diciembre y quiere repetir.

En las presidenciales de 2019, el schiarettismo sólo coló un diputado, mientras que el Frente de Todos logró dos escaños. Para estas elecciones, con Schiaretti como gran elector, el cordobesismo pretende renovar dos de las tres bancas de diputados que pone en juego; a la vez de quitarle la banca de senadores que tiene actualmente Carlos Caserio, quién va por su reelección con la boleta del Frente de Todos.

Peronizar el Frente de Todos

“Peronismo o antiperonismo; Patria o antiPatria, no es tiempo de tibiezas”; juran en el Frente de Todos y tratan de acotar el voto cordobesista. Todas las encuestas coinciden en que el antikirchnerismo cordobés sacará cerca del 70% de los votos; y desde la fuerza que comanda el senador Caserio razonan que “si el macrismo de Juntos por el Cambio saca entre 50% y 55%, le queda muy poco margen a Hacemos por Córdoba de cosechar votos antiperonistas, anti Alberto o anti Cristina. Y eso nos coloca en muy buena posición para retener el segundo puesto que logramos en 2019”. En estas elecciones se ponen en juego tres bancas de senadores y nueve de diputados nacionales. Si en noviembre se repiten los guarismos de 2019, Juntos por el Cambio se lleva dos bancas de senadores, y Carlos Caserio retiene la banca del Frente de Todos; dejando fuera del Congreso a Alejandra Vigo.

La compañera de fórmula de Caserio es la diputada nacional Gabriela Estévez, líder de La Cámpora cordobesa y de la sede del Instituto Patria en la provincia mediterránea. El armado de la boleta concentra a la vieja militancia delasotista –Caserio fue presidente del PJ cordobés durante una década- y a los jóvenes camporistas.

La elección de Martín Gill como primer candidato a diputado nacional no es casual: es el más schiarettista de los albertistas cordobeses y tiene excelente relación con los intendentes cordobeses de todo el arco político por su estratégico cargo de secretario de Obras Públicas de la Nación. Ayer a la tarde, cuando finalmente aceptó encabezar la boleta del Frente de Todos, Gill tuiteó: “Hace 2 años dijiste que venías a dar vuelta la página de desencuentros con los cordobeses; en estos 18 meses no ha existido un solo día que no trabajáramos con ese norte. Agradezco la confianza de @alferdez para encabezar la lista de diputados por el @FrenteDeTodos”.   

Fuentes del Frente de Todos confiaron a El Destape que “la lista se está terminando de armar en Buenos Aires, para equilibrar los distritos”, por eso no está definido quién secundará a Gill. El segundo lugar de la lista de Diputados lo disputan dos históricas del peronismo cordobés como Olga Riutort, actual concejala, ex funcionaria provincial y ex esposa de José de la Sota; e Ilda Bustos, ex legisladora y líder del gremio de Gráficos, con penetración en el sindicalismo peronista.

También se suma a la disputa: Constanza “Coti” San Pedro; una docente de Filosofía, militante feminista con trabajo territorial en barrios populares, ambientalista y dirigente de Patria Grande con llegada a Juan Grabois.

Adriana Nazario, la ex ministra de la Producción y última pareja de De la Sota, oriunda de Río Cuarto, ya anunció que no será candidata a diputada. Nazario sigue teniendo predicamento en el sur provincial.

La izquierda va a las PASO

“Vamos a internas en todo el país, para debatir qué proyecto de izquierda hace falta para los tiempos que se vienen y porque nos parece superador aprovechar esta instancia para darnos una forma más democrática y participativa de conformación de las listas”, anunció la legisladora Luciana Echevarría del MST; dando cuenta de que el Frente de Izquierda Unidad irá a interna con sus otros socios del PTS, La Izquierda Socialista y el Partido Obrero.

Desde el otro sector, lo que era el antiguo Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), no quisieron admitir la PASO y aseguraron que “las negociaciones siguen”.

Echevarría encabezará la lista del MST de Diputados junto a Gastón Vacciani, médico y secretario general de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS). Para el Senado los candidatos son Raúl Gómez, vicedecano de la Facultad de Psicología y Maru Acosta, dirigente feminista y referente contra la violencia de género.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►