La economía popular es la principal fuerza de trabajo en nueve provincias

El relevamiento oficial indica que en el norte argentino hay más trabajadores en la economía popular que los registrados en el sector privado con empleo formal. La mayoría son mujeres y jóvenes.

25 de abril, 2022 | 00.05

En nueve provincias del noreste y noroeste hay más inscriptos en el registro de la economía popular que en el empleo asalariado del sector privado, según los datos actualizados del Registro Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular (ReNaTEP), que en los últimos seis meses sumó a casi 400 mil personas.

Eran siete -Catamarca, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta y Santiago del Estero-, pero en los últimos seis meses se sumaron La Rioja y Tucumán con la actualización del relevamiento.

El informe, publicado el jueves, analizó los datos surgidos del ReNaTEP durante julio del 2020 y el 12 de febrero de 2022, con un total de 3.225.268 personas inscriptas, y cruzó la información con la del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). 

Si la comparación de la economía popular y el empleo registrado es en relación a la población de 18 a 65 años de cada provincia, en Santiago del Estero alcanza el 30,1%; mientras que en Chaco, Formosa, Jujuy y Salta la proporción se ubica entre el 20 y 25%. En el caso de Tucumán, Misiones, Catamarca, Corrientes, La Rioja, San Juan y San Luis, los porcentajes de población inscrita se encuentran entre el 10 y 20%. "Este dato permita correr el sesgo que tiene siempre la provincia de Buenos Aires por cantidad de población", indicó el informe.

Solo el 22,5% de la población del ReNaTEP percibe el programa Potenciar Trabajo. Un dato que adquiere relevancia frente a una nueva ola de cuestionamientos sobre los “planes sociales” y sus beneficiarios.

Las mujeres y las personas jóvenes son mayoría en la economía popular, una tendencia que se ratifica en cada informe desde el inicio del registro. El 57,8% son mujeres, la gran mayoría trabaja en comedores y merenderos populares, y en actividades vinculadas a los cuidados, servicios de limpieza y textil.

La población que trabaja en la economía popular es marcadamente joven, con un promedio de 33 años de edad. El 64,3% de quienes trabajan en el sector tiene entre 18 y 35 años. En términos etarios se observa la mayor diferencia entre el ReNaTEP y el SIPA. “La presencia de trabajadores/as de entre 18 y 24 años es significativamente mayor en el ReNaTEP (27,1% versus 6,7% en SIPA)”, detalla el relevamiento.

Los datos representan un contraste notable entre el universo del empleo informal y formal. La predominancia de mujeres y jóvenes en la informalidad es consecuencia, entre otros factores, de su exclusión o falta de oportunidades en el sector registrado.

Está entre los principales reclamos de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) que el 1 de mayo realizará un acto en la 9 de Julio para conmemorar el día del trabajador pero, especialmente, exigir un paquete de iniciativas en el Congreso que impulsan desde hace tiempo. La más destacada es la que establece un monotributo productivo que permitiría formalizar a la economía popular y a las millones de personas que integran ese universo de trabajadores que están por fuera del mercado laboral formal. 

Un dato relevante que se advierte entre las conclusiones del informe es que, en los últimos 6 meses, la rama que “tuvo mayor crecimiento relativo” es la de Recuperación, Reciclado y Servicios Ambientales (18,9%), cartoneros y cartoneras, por encima del total del registro (15,2%).

Otra tendencia que se mantiene en comparación a los últimos informes es que más de la mitad de las inscripciones (53,2%) corresponde a trabajadoras de comedores y merenderos comunitarios, servicios de limpieza, pequeños agricultores y agricultoras, venta ambulante y albañilería. También se destaca el crecimiento de la pesca artesanal con un aumento del 26,7% en el número de inscriptos.

El Registro Nacional de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (ReNaTEP) depende de la Secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que conduce el dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico. 

En la presentación del último informe, de abril de este año, señalaron que “los trabajadores y trabajadoras de la economía popular son protagonistas del desarrollo de nuestro país” que “crean su propio trabajo a partir de sus saberes y oficios, en unidades productivas individuales o colectivas” y advirtieron que el sector sufre “relaciones asimétricas en el ámbito financiero, comercial o fiscal”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►