El kirchnerismo duda si movilizar o no el martes de la sentencia a Cristina

En el kirchnerismo y en el PJ Bonaerense dudan de movilizar el martes en respaldo a la vicepresidenta. Hay quienes creen que vienen de varios actos seguidos masivos y que no podrían garantizar la misma asistencia un día laboral, por lo que no valdría la pena. Una alternativa en estudio era la de convocar para el sábado 10, que es el día de la democracia. 

01 de diciembre, 2022 | 00.05

El kirchnerismo evalúa si movilizar o no el próximo martes, a la espera de la sentencia de parte de lo que la vicepresidenta Cristina Kirchner calificó como "un pelotón de fusilamiento", por el tribunal oral que la juzga en la causa Vialidad. Algunos se adelantaron como el sindicalista de ATE, Daniel "Tano" Catalano", y el juez Juan Ramos Padilla que llamaron a paro y movilización pero, de acuerdo a las conversaciones de las últimas horas, no sería la idea mayoritaria. La posición que se discutía era esperar la sentencia y, en todo caso, tal vez volver a realizar una gran convocatoria para el 10 de diciembre, día de la democracia. Todavía no había nada resuelto.

“Después de escuchar el relato de defensa de Cristina y reiterar que está ante un pelotón de fusilamiento, decidimos parar el Estado, todo lo que podamos parar del Estado lo vamos a parar. Con mucha preocupación porque es un atentado a la democracia y a nuestros derechos”, explicó Catalano la decisión tomada por ATE Capital en diálogo con El Destape Radio. Ramos Padilla, en tanto, que desde hace tiempo viene realizando convocatorias en plazas para denunciar la persecución judicial contra Cristina, directamente llamó a una "pueblada" frente a los tribunales de Comodoro Py, considerándola una posibilidad histórica para modificar el actual estado de la justicia.

Pero estas reacciones fueron a título individual. Lo que se evaluaba en el entorno de la vicepresidenta era que habían realizado varias movilizaciones en los últimos tiempos que dieron sobradas muestras del nivel de respaldo popular con el que cuenta Cristina. ¨Por ejemplo, la que se hizo a principios de septiembre en la Plaza de Mayo luego del intento de asesinato o, la última, para el Día de la Militancia en el Estadio Unico de La Plata. Las dos congregaron una multitud como hacía tiempo que no se veía. Que muy probablemente no conseguirían movilizar la misma cantidad de personas un martes a la tarde hasta los tribunales federales y que entonces el apoyo perdería efectividad. 

En principio, en La Cámpora anticiparon que preferían esperar la sentencia y luego analizar los pasos a seguir. En el PJ Bonaerense, que preside Máximo Kirchner, intercambiaron mensajes durante este miércoles para resolver qué hacer. "Estamos hablando, todavía no tomamos una decisión", respondía uno de los intendentes que integran la conducción partidaria. Luego de aquel sobreactuado alegato del fiscal Diego Luciani en el que pidió 12 años de prisión e inhabilitación para ocupar cargos públicos para Cristina, desde los medios opositores fogonearon un escrache frente al domicilio de la vice que, en sentido contrario, terminó generando una reacción militante de manifestaciones de apoyo allí y en todo el país. En caso de que hubiera una manifestación de apoyo espontánea el martes que viene luego de conocida la sentencia, obviamente, ahí se le sumarían desde agrupaciones y sindicatos para darle volumen y organicidad. Pero la postura inicial sería -no hay nada definido- esperar y ver.

Una alternativa que se estudiaba era la posibilidad de organizar una gran movilización para el  sábado10 de diciembre, así como se hizo para la misma fecha en 2021, cuando Cristina y Alberto Fernández compartieron escenario en la Plaza de Mayo con Lula y Pepe Mujica. La oportunidad de una convocatoria por la democracia y los derechos humanos como contrapartida a un poder judicial, mediático y económico que persigue a los dirigentes populares sonaba muy pertinente. De paso, funcionaría como la última gran movilización del Frente de Todos de cierre de 2022 y puente hacia el decisivo año electoral. Mientras tanto, seguirían tomando el pulso al humor social en el cierre de un año complicado y en tanto aguardan que en algún momento el Gobierno anuncie el bono de fin de año y alguna otra mejora que sirviera de alivio.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►