Boleta Única de Papel: el peligroso show de la derecha que puede naufragar en el Senado

La Cámara de Diputados empezó el debate en comisiones del proyecto sobre Boleta Única de Papel, iniciativa que la oposición espera dar media sanción a principios de junio. El Frente de Todos pronostica que no avanzará en el Senado.

18 de mayo, 2022 | 00.05

La oposición en la Cámara de Diputados encontró un elemento aglutinador en el proyecto de ley que busca implementar el sistema de Boleta Única de Papel (BUP). En la sesión que terminó aprobando los proyectos de HIV, Cannabis Medicinal y fomento a la construcción, la oposición no logró los números para votar el proyecto sobre tablas pero si consiguió, con 132 votos frente a 116 del oficialismo, el emplazamiento para que el proyecto se debata en comisiones. Con el apoyo del interbloque Federal, Avanza Libertad, la Libertad Avanza, Juntos Somos Ríos Negro, Movimiento Popular Neuquino, el del riojano Felipe Álvarez (SER) y Romina Del Plá (FIT-PO), Juntos por el Cambio consiguió que el debate tenga lugar en comisiones hasta el 31de mayo. Con el apoyo que recibió en esa sesión, a la oposición contaría con los votos para darle media sanción a principios de junio, pero se encontraría con un freno en el Senado.

En la primera ronda de debate que tuvo lugar este martes en la comisión de Asuntos Constitucionales asistieron 20 expositores, de los cuales 12 defendieron la iniciativa y otros ocho presentaron sus argumentos en contra. "Diputados está en un proceso de escuchar a los expositores, desde académicos a dirigentes que gobernaron o gobiernan distritos en los que funciona este sistema", dijo a El Destape uno de los diputados presentes y autor de uno de los proyectos. Entre los expositores que defendieron el proyecto estuvieron el intendente de Rosario, Pablo Javkin, el exgobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey y Julia Pomares, jefa de asesora del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esos tres distritos, a los que se suma Córdoba, son los que cuentan hoy con el BUP.  

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Los argumentos a favor y en contra

Los argumentos a favor de la iniciativa se agrupan, a grandes rasgos, en cuatro ideas: la BUP resuelve el fraude, la BUP termina con la lista sábana, la BUP elimina el robo de boleta y la BUP implica un ahorro en el gasto público destinado a la impresión de boletas. "Los proyectos de ley que empuja la oposición en el Congreso no solamente no resuelven los problemas que dicen querer resolver sino que además los agravan", explicó en diálogo con El Destape, Diana Quiodo, politóloga, diplomática argentina en Chile y ex directora nacional electoral. Si bien ayer no se debatió ninguno de los más de siete proyectos en particular, no hay grandes diferencias entre ellos algo que la oposición ve como uno de los puntos que ayudaría a tener un dictamen único. 

Alguna de las defensas que hicieron los expositores de la oposición circularon en torno a que la BUP "es más sustentable con el medioambiente" o que "elimina la posibilidad del robo de boletas". Sobre estos argumentos, Quiodo -que fue invitada a exponer el martes- explicó que el robo de boletas "ha sido de reducido alcance y no ha alterado el resultado de las elecciones", y agregó: "Además, las agrupaciones entregan a la justicia electoral boletas para garantizar la oferta electoral independientemente de la presencia de fiscales". 

Otro de los argumentos para implementar la BUP sostiene que el sistema actual promueve el desconocimiento del total de candidatos y candidatas por la extensión de la lista. Al respecto, Quiodo explicó que solo en cuatro distritos del país el electorado vota más de ocho legisladores por elección de manera que, siguiendo este argumento, el problema estaría únicamente en estos cuatro distritos que son Provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Además sobre la implementación de la BUP en la Ciudad de Buenos Aires señaló que el sistema se usó una sola vez, en las elecciones de 2015, pero luego el gobierno porteño no volvió a implementarlo: "Me gustaría saber por qué si el sistema de boleta única es tan bueno la Ciudad lo usó una sola vez desde su sanción y lo suspendió en las tres elecciones subsiguientes".

En relación a que este sistema implicaría un ahorro en el gasto público destinado a la impresión de boletas, Quiodo explicó que el Estado actualmente le paga a los partidos políticos una suma de dinero para que impriman sus boletas. Por ejemplo, en las PASO 2021 el Estado abonó el equivalente a multiplicar el valor por boleta por la cantidad de electores de cada distrito por la cantidad de partidos. En esa misma elección la oposición pidió una liquidación adicional que se tradujo en un aumento del 35 por ciento del presupuesto, entonces -agregó Quiodo- el argumento económico que sostiene la oposición es un contrasentido.   

Un freno en el Senado 

Para saber qué ocurrirá en el Senado, desde el bloque del Frente de Todos sugieren volver a escuchar el discurso de Cristina Kirchner en Chaco. Allí, la vicepresidenta señaló que esta discusión “preocupa” sólo a la oposición y no a la sociedad. Un señalamiento al que se sumó la senadora por La Rioja, Clara Vega, que no pertenecen ni al oficialismo ni a Juntos por el Cambio, pero que la oposición contaba en su principio con su apoyo.  

Sobre la propuesta en sí, CFK cuestionó: “Es un pedazo de papel con una cantidad tremenda de partidos donde solo se conoce al primer candidato. Una boleta donde vos votás una lista de diputados como si fuera una ristra de chorizos y ajos, pero no sabés si hay chorizos, si hay ajos”. Asimismo, recordó que Argentina vota con boleta de papel desde 1983 y apuntó que “han ganado todos los partidos políticos, han ganado todas las fuerzas, hemos perdido todos los partidos políticos y todas fuerzas”. A la pista que dio CFK sobre cuál será el futuro de un proyecto que parece estar herido de muerte sin siquiera aún tener dictamen en la Cámara Baja, se le suma a que en el bloque de Unidad Ciudadana no ven que las posiciones personales se puedan llegar a sobreponer a la voluntad colectiva pese a la división que señalan que hay.  Además descartan que los gobernadores vayan a pedir por su aprobación -aún los que cuentan con el sistema en las votaciones locales-. “Al no ser un tema que se origine e interese a las provincias sino que más bien es una discusión nacional, los gobernadores no van a presionar”, analizan desde uno de los despachos del FdT y se animan a vaticinar que ni siquiera tendrán que exponerse a la votación ya que posiblemente quede congelado en las comisiones. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►