De la “línea Milman” a la “ruta del dinero”: Las 7 pistas claves que no se investigan en el atentado a CFK

La vicepresidenta Cristina Kirchner ordenó a sus abogados recusar a la jueza María Eugenia Capuchetti por no investigar la línea política que asoma en la causa por el intento de magnicidio. Las diversas medidas de prueba reclamadas que no fueron oídas por la Justicia, como el secuestro del celular del diputado PRO Gerardo Milman.

13 de noviembre, 2022 | 00.05

La vicepresidenta Cristina Kirchner ordenó a sus abogados recusar a la jueza María Eugenia Capuchetti por no investigar la línea política que asoma en la causa por el intento de magnicidio. Al menos 7 pistas clave aparecen en el expediente, sobre todo la económica y la “línea Milman”, y la Justicia no las investiga. ¿Por qué?

Una serie de testimonios y mensajes de chats dan cuenta de que Fernando Sabag Montiel pudo haber intentado matar a CFK por dinero. Si esto fue así, ¿quién le pagó? También consta en el expediente una declaración testimonial y un documento que habilita a preguntarse si el dirigente de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman, estaba al tanto del atentado. La querella pidió diversas medidas de prueba en torno al diputado, como el secuestro de su celular y sus dispositivos electrónicos pero la jueza aún no resolvió la solicitud. Capuchetti sí convocó a dos de las asesoras de Milman que en sede judicial incurrieron en contradicciones. Se negó a retenerles sus celulares, tal como reclamaron los abogados de CFK.

Hay muchos interrogantes que se desprenden de la causa del atentado y que la Justicia no busca responder. Los principales, son los siguientes:

  • 1) ¿Sabag Montiel intentó asesinar a Cristina por plata? Una serie de testimoniales y chats dan cuenta de que esta es una pista que debe profundizarse.

En un chat grupal que compartía con el detenido Gabriel Carrizo, Joana Colman, que estaba agendada en celular del joven procesado como Joa, al día siguiente de la detención de Brenda Uliarte envió el siguiente mensaje: “Yo la única información que si puedo dar es que Fernando estuvo totalmente negado a declarar, se le otorgó un abogado privado, no lo quiso recibir tampoco, despues por otra fuente se que lo hizo por plata, por acomodo, asi que el chabon en cuatro años ponele que sale y sale re acomodado mal eh… a ver, como les vuelvo a repetir, uno por plata se vende ¿si? Pero si, si los nombro a ustedes, eso si asique fijense bien… y no solo a ustedes cinco porque nombro a mas personas, fijense bien”, les dijo a los “copitos”.

La idea de que existió una motivación económica surge de distintos chats. Del de “Joa” con Carrizo. Pero también de otros. Por ejemplo, en un grupo distinto, en el que también estaban otros imputados, Sabag Montiel habla de la posibilidad de matar a Cristina y dice “yo quisiera hacerme el vender de copos y meterle un corchazo”. Luego, al referirse a Brenda, dice “yo a ella la trato de bajar, pero a mi me importa la plata, si nos compran o le dan un laburo, ya está salvada, bienvenido sea”, escribió.

“Hay una motivación económica que se trasluce en los chats. Queremos ver la fuente de financiación”, indicaron los abogados de CFK. El grupo que ejecutó el plan era bastante precario. Se cree que pudo haber sido un blanco fácil para ser captado para un intento de magnicidio.

En la misma línea que los chats se dieron algunas testimoniales.

Ezequiel Español, que convivió con Sabag Montiel hace 4 años y también conoce a Carrizo, fue citado por la justicia y prestó declaración testimonial el 4 de noviembre pasado. Se manifestó en la misma línea. Bajo juramento de decir verdad, al ser consultado por la fiscalía si alguna vez escuchó a Sabag Montiel “hablar o planificar el ir a agredir o eventualmente matar a una persona y en razón de qué circunstancias”, respondió a la primera aparte de la pregunta con un “rotundo sí” y a la segunda “por dinero”. Español también dijo que “lo primero que se me cruzó por la cabeza” fue lo del “ofrecimiento” de dinero para matar a Cristina, “no que quería ser un héroe ni nada”. “No lo escuché decir literalmente yo mataría a alguien por dinero pero yo lo deduje así por su forma de manejarse con los demás”, añadió.

También en referencia a la pista del dinero se expresó la expareja de Carrizo, Yaquelín Mamani, quien declaró en la Justicia como testigo el 18 de octubre y sostuvo que su ex le dijo en agosto de este año “que se iba a cagar en guita” porque le iba “a salir bien” un “negocio groso”. La joven, quien tiene un hijo de 4 años con el jefe de los “copitos”, también indicó que no es la primera vez que le dice algo similar. No obstante, aseguró que lo que sucedió en esta ocasión fue distinto y que “cuando pasó lo de Cristina mi rompecabezas se armó”.

No hubo novedades sobre esta línea económica. La Justicia no avanzó.

  • 2) ¿Quién fue el autor intelectual del intento de magnicidio? A más de dos meses del atentado esta pregunta aún no tiene respuesta.

“Hay que averiguar quién está detrás de la mano que apuntó el arma contra la vicepresidenta”, sostuvo el abogado de CFK, José Manuel Ubeira, ante la Cámara Federal porteña el pasado jueves.

Ese punto es central para la pesquisa. Incluso puede estar enlazado a la pista del dinero. Si hubo un móvil económico es porque alguien lo impulsó a Sabag Montiel a hacer lo que hizo el 1º de septiembre, cuando gatilló a centímetros de la cabeza de la vicepresidenta de la Nación.

Por ejemplo, tras el intento de homicidio fallido, Carrizo le dice su hermanastra Andrea que el arma es suya. La referencia es "a un 22 corto", que Carrizo pensó que era la que se había utilizado. Ella buscó tranquilizarlo: “No está a tu nombre”, le dijo, y le agregó que tampoco tenía sus huellas. Él entonces reveló: “Esto estaba planificado para dentro de una semana”. “Hizo todo mal. Es un pelotudo”, añadió sobre Sabag Montiel. ¿Quiénes lo habían planificado para una semana más tarde? ¿Y dónde está ese 22 corto?

  • 3) ¿Milman sabía del intento de homicidio? Una testimonial comprometedora, las contradicciones de sus asesoras y un proyecto que predijo el atentado.

La recusación de Capuchetti que pidió CFK tuvo como disparador la inacción de la jueza ante la “línea Milman”.  

La querella pidió el secuestro del teléfono celular y todos los dispositivos electrónicos de Gerardo Milman pero la jueza no se hizo eco de la solicitud. ¿Por qué los abogados de CFK hicieron este pedido, que también alcanza a sus asesoras? Por la declaración de un testigo que comprometió al diputado que integra la Bicameral de Inteligencia del Congreso.

"Cuando la maten yo voy a estar en la costa", le escuchó decir a Gerardo Milman en la víspera del atentado un testigo que declaró en la causa. De acuerdo al testigo, que declaró ante Capcuhetti, el diputado de JxC, el 30 de agosto pasado, le dijo esa frase a dos mujeres en el bar Casablanca. Los datos brindados por el testigo se corroboraron. Él estuvo ese día en ese bar ubicado frente al Congreso. También Milman junto a dos mujeres, que son sus asesoras. También se constató que al día siguiente el exnúmero 2 de Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad viajó a Pinamar.

Las asesoras de Milman son Ivana Bohdziewicz y Carolina Gómez Mónaco, quienes fueron citadas por la Justicia. Ambas declararon como testigos, es decir, bajo juramento de decir verdad. Enseguida entraron en contradicciones e incluso mintieron: en un primer momento negaron su presencia en la reunión con Milman pese a que hay videos que lo demuestran y tuvieron versiones distintas sobre el viaje de su jefe. Los abogados de CFK presenciaron sus declaraciones y pidieron en ese momento a la jueza que retuviera sus celulares como medida de prueba. La jueza Capuchetti se negó. Los letrados de CFK presentaron un escrito donde criticaron duramente esa decisión de la magistrada y plantearon que tienen “la horrible sensación de que dejar ir a estas dos personas con estos celulares hirió gravemente la posibilidad de dilucidar esta hipótesis”. Insistieron con el pedido de secuestro de los celulares de las asesoras ante la Cámara Federal porteña. Incluso pidieron el allanamientos de sus domicilios.

Por ejemplo: Carolina Gómez Mónaco primero dijo que no estuvo el 30 de agosto con Milman e Ivana Bohdziewicz en Casablanca.  Cuando le mostraron las imágenes tuvo que reconocer que estaba ahí. Ivana Bohdziewicz, por su parte, dijo que no estuvo ese día ni en días cercanos al atentado en el mentado bar. Luego reconoció que estuvo y que se habló de un viaje a Pinamar. Pero cuando le preguntaron si recordaba algún viaje de Milman por esas fechas dijo que no, que no recordaba ningún viaje. Entre otras cosas, por estas contradicciones los abogados de CFK le pidieron a la juez que les retenga los celulares.

Como si faltaran contradicciones, Milman dijo respecto a Casablanca que "es un lugar que queda enfrente del Congreso, donde vamos una, dos, tres veces por semana a tomar un café o a almorzar". El mismo lugar sobre el que sus asesoras dijeron “no voy nunca" y "no solemos ir como algo habitual".

A esto se suma que días antes del intento de magnicidio, Milman presentó un proyecto en el Congreso en que hablaba de un falso atentado: “No vaya a ser que algún vanguardista iluminado pretenda favorecer el clima de violencia que se está armando, con un falso ataque a la figura de Cristina, para victimizarla, sacarla de entre las cuerdas judiciales en las que se halla y no puede salir, y recrear un nuevo 17 de octubre que la reivindique ante sus seguidores”. Este texto forma parte de un proyecto que presentó el diputado el 18 de agosto pasado, dos semanas antes del atentado contra Cristina. Incluso insistió públicamente con modificar la custodia de la vicepresidenta.

A pesar de todos estos elementos, Milman no fue citado por Capuchetti.

  • 4) ¿Hay una vinculación entre la asesora de Milman, Carolina Gomez Monaco, y su socia en un centro de danzas y fitness, con Sabag Montiel y Brenda Uliarte?

La querella de Cristina pidió a la jueza Capuchetti que profundice la investigación sobre la asesora de Milman, Carolina Gómez Mónaco, y su socia en un centro de danzas y fitness, María Mroue, por su posible vínculo con Brenda Uliarte y Fernando Sabag Montiel. ¿Quién es Mroue? Además de socia de la asesora de Milman trabaja como periodista en Crónica. Según la querella “es, ni más ni menos, que la periodista del programa en el que hicieron sus primeras apariciones Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte".

Para los abogados de CFK, "Gómez Mónaco tenía un vínculo con alguien con contacto directo con Sabag Montiel y Uliarte, quien se encargó de llevarlos a la televisión". 

Los negocios de las asesoras de Milman comenzaron a salir a la luz luego de una presentación judicial que hizo en Comodoro Py el abogado Yamil Castro Bianchi, quien mencionó los emprendimientos estéticos de las dos mujeres y denunció a Milman por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

"En concreto, se presentó una denuncia por un presunto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero que involucraría tanto a Gerardo Milman como a Carolina Gómez Mónaco”, explicó la querella de CKF a la hora de pedir que se investigue a la asesora y a Mroue. Según los abogados de CFK, todos estos nombres aluden a un "entramado" que "no parece ser una coincidencia". Es más, consideran que le dan otro volumen al “capítulo Casablanca”. Por eso reclaman que se profundice esa línea investigativa.

Para ahondar en esta línea, la querella también pidió diversas medidas de prueba que por ahora no fueron escuchadas por la Justicia. Por ejemplo, se pidieron medidas en torno a Alejandra Mroue, Gómez Mónaco y la sede de Top Studio Obelisco, donde funciona el centro que comparten la periodista de Crónica y la asesora de Milman.

  • 5) ¿El plan criminal se tendría que haber llevado una semana más tarde como dijo el detenido Carrizo? ¿Por qué?

“Esto estaba planificado para dentro de una semana”, le dijo Carrizo a su hermanastra Andrea, quien declaró este viernes como testigo en la causa. “Hizo todo mal. Es un pelotudo”, añadió Carrizo sobre Sabag Montiel.

Estos chats obligan a preguntarse quiénes lo habían planificado para una semana más tarde. A más de dos meses del intento de magnicidio aún la Justicia no tiene una dimensión de cuántas personas pudieron haber estado involucradas en el hecho. La causa tiene solo 3 personas detenidas: Sabag Montiel, Carrizo y Brenda Uliarte.

Todo indica que horas después del atentado, el mismo 1 de septiembre, hubo una reunión del grupo que encabezaba el ahora detenido Carrizo. Se habría realizado en el barrio porteño de Barracas. De los mensajes parece desprenderse que el encuentro habría sido en la calle Montes de Oca, en la casa de Sergio Orozco, otro de los “copitos”. ¿Quiénes participaron de ese encuentro? Por ahora, se sabe poco y nada de todo ese entramado.

  • 6) Pedido de citaciones y pericias de distintas personas que no fueron tenidas en cuenta hasta ahora.

La querella pidió diversas medidas de prueba en estos dos meses de investigación pero la mayoría de las solicitudes no fueron tenidas en cuenta por la Justicia. Por ejemplo, reclamó la pericia de los elementos secuestrados a Jonathan Emanuel Posadas, que utilizaba el usuario “Jony White Jaja”. También solicitó el “entrecruzamiento de llamados, geolocalización y todo otro dato de interés que surja de las líneas” asociadas a Posadas. La respuesta de la jueza fue: “Téngase presente”. Posadas (Jony White) también aparece con chats que podrían complicarlo.

La querella también reclamó la pericia de los dispositivos de Joana Colman secuestrados en los procedimientos que ordenó la Justicia. En el caso de Colman incluso pidió la citación a prestar declaración indagatoria. La respuesta fue la misma: “Téngase presente”. Colman fue quien dijo en un chat sobre Sabag Montiel y el ataque a CFK: “Por otra fuente sé que lo hizo por plata”.

Los abogados de Cristina también pidieron que se libre un oficio al Ministerio de Seguridad para que informe si alguna de las dos mujeres que acompañaba a Milman trabajó allí. Aun no hubo respuesta. Todo indica que en septiembre de 2017, cuando Milman era el 2 de Bullrich en Seguridad, Carolina Gómez Mónaco fue designada titular de la Escuela de Inteligencia sobre el Delito (ESID), que funcionaba en el ámbito de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DiNiCri). Su hermana Daniela también fue nombrada en la misma cartera.

Otras de las medidas pedidas fue el secuestro de los celulares de las acompañantes de Milman, Bohdziewicz y Gómez Mónaco, medida que directamente fue rechazada. Y hubo pedidos para que se investigue a la socia de Gómez Mónaco y periodista de Crónica, Mroue. Pero tampoco hubo una respuesta positiva por la Justicia.

  • 7) Según un juez y un fiscal, el atentado contra CFK fue el punto culminante de una escalada violenta que se inició en mayo de este año con la creación de Revolución Federal. ¿Por qué no se investigan de manera conjunta la causa que se centra en esta organización violenta y el intento de homicidio?

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi dictó el procesamiento sin prisión preventiva de los cuatro integrantes de Revolución Federal que están siendo investigados en una causa paralela a la del intento de asesinato de CFK: Jonathan Morel, Leonardo Sosa, Gastón Guerra y Sabrina Basile. El magistrado les achacó el delito de ser parte de una violenta organización que busca “imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor” y que tuvo su punto cúlmine con el atentado contra la vicepresidenta. “A partir de ese punto culminante, suspicazmente la agrupación dejó de publicar su actividad, tanto en las calles como en las redes sociales”, resaltó Martínez de Giorgi.

Tanto para Martinez de Giorgi como para el fiscal de ese caso, Gerardo Pollicita, la causa que apunta a Revolución Federal debe investigarse de manera conexa a la del atentado. Pero  Capuchetti, ahora recusada, rechazó esta posición. Esto derivó en un conflicto de competencia que saldó la Cámara Federal porteña. Para Mariano Llorens, el arquero del equipo Liverpool que jugaba en la quinta de Macri Los Abrojos y que visitó a Macri en la Quinta de Olivos, las causas se deben investigar por separado.

Martínez de Giorgi y Pollicita tienen sobrados argumentos para sostener que ambas causas deben tramitar de manera conjunta. En el procesamiento de los 4 acusados se destaca que Revolución Federal se creó en mayo de este año, cuando uno de sus cofundadores, Jonathan Morel, recibió millonarias sumas de dinero vía Caputo Hermanos S.A por trabajos de carpintería que están siendo investigados, y “casualmente” se disolvió tras el ataque a Cristina del 1º de septiembre pasado.

Para Martínez de Giorgi, desde Revolución Federal “realizaron actos y emitieron expresiones tendientes a alentar o incitar a la persecución, a la violencia colectiva y a la propagación del odio, principalmente contra autoridades públicas de la actual gestión del Poder Ejecutivo Nacional y/o de sus adeptos, constituyéndose así en uno de los actores que agitaron en la sociedad un clima de violencia social, cuyo acto de mayor gravedad institucional resultó ser el intento de magnicidio de la Vicepresidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner, el pasado 1° de septiembre”

Como reveló El Destape, Brenda Uliarte, detenida por el intento de asesinato de CFK, fue parte de una manifestación de Revolución Federal, la del 18 de agosto, bautizada 18A, que terminó con incidentes en la Casa Rosada.

En la causa de Revolución Federal se investiga el pago al menos 8,7 millones de pesos de parte Caputo Hermanos  al carpintero Morel que llamaba a matar a CFK. Estos pagos se están investigando pero de forma separada al intento de magnicidio. ¿Por qué Capcuhetti y Llorens no quisieron que se investiguen los casos de manera conjunta?

Para los abogados de CFK hay una evidente cobertura de la pista política, que decidió no investigarse. La división de causas va en sintonía con el pedido de la Cámara Federal porteña de elevar prontamente a juicio el caso del atentado. Como si se buscara cortar rápido cualquier dato incómodo que pudiera surgir de la pesquisa.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►