06 de diciembre, 2019 | 10.46

Mario Montoto declaró en Dolores: qué dijo de Marcelo D’Alessio, Carlos Stornelli, Claudio Bonadio y Daniel Santoro

El empresario en Seguridad y presidente de la Cámara de Comercio argentino-israelí declaró como testigo en Dolores. Los pasajes clave de su testimonio

Este jueves se conoció qué dijo el empresario de la seguridad, Mario Montoto, ante el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, en el marco del D'Alessiogate. Se trata de una persona clave en temas de Defensa, con múltiples contactos, con llegada a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y a las embajadas de Estados Unidos e Israel. Entre otras cosas, es el presidente de la Cámara de Comercio argentino-israelí. Montoto mantenía un intercambio de chats fluido con el espía ilegal, Marcelo D’Alessio, quien se jactaba de tener un vínculo cercano con el empresario.

Mediaciones en épocas de Coronavirus por Rechimuzzi

Montoto declaró en la causa en que se investiga a una red de espionaje ilegal con terminales políticas, judiciales y periodísticas, casi tres meses atrás: el 19 de septiembre. Pero su testimonio recién se conoció este jueves, cuando fue desgrabado y subido al sistema digital que administra el juzgado y al que tienen acceso las partes del proceso. ¿Qué dijo Montoto bajo juramento de decir verdad? 

Aseguró que conoció a Marcelo D’Alessio en 2017, por intermedio del periodista Eduardo Feinmann, quien fue el que se lo presentó. Y que la relación nació “vinculada a pretensiones laborales”. “Uno de los propósitos principales del señor D´Alessio era que una revista que tiene la editorial que yo presido, que tiene una publicación mensual, pudiera hacerle un reportaje, ya que él se presentaba en ese momento como un especialista en temas de los que mi publicación toca”, indicó Montoto. La referencia es a DEF, que terminó realizándole el reportaje en cuestión, que fue replicado por el portal Infobae, el 21 de julio de 2018. Allí, de alguna manera, se presentó a D’Alessio en sociedad y de una forma que hasta provocaría la envidia del mismísimo James Bond. Así comienza la nota en cuestión: “En Marcelo D'Alessio conviven multitudes. Es abogado y economista, tiene un máster en Psicología Forense y Criminal, y una especialización en Química Orgánica. Eso, sin contar sus aptitudes de piloto de avión, instructor de tiro y músico. Pero lo que aglutina a todos estos saberes e intereses es su pasión por investigar. Su expertise es el narcotráfico”.  

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Ante este panorama, Montoto contó que se sorprendió cuando se anotició de que D’Alessio no era nada de lo que decía ser. También intentó explicar que el entorno familiar del espía ilegal no le daba margen para la sospecha y recordó que el padre es un consultor reconocido y un tío, escribano de la Nación. También, en su plan de distanciarse del falso abogado procesado, se encargó de destacar que nunca tuvo un vínculo profesional ni comercial con él. Muchas cosas dijo no recordarlas.

Según el empresario de la seguridad y ex secretario de Mario Firmenich en Montoneros, durante la década del ‘70, D’Alessio “me mandaba whatsapp, a veces comentarios, informaciones pretendiendo algunas que fueran publicadas en la revista”. Cuando el magistrado le preguntó si tenía los whatsapps con D’Alessio, contó que perdió el celular en abril de este año, casualmente, después de que explotara públicamente el D’Alessiogate. “Debo tener hasta el registro de su teléfono, pero hasta abril, digamos, de abril en adelante, anteriormente no tengo nada”, señaló.

El dato no es menor. A lo largo de las 75 páginas en las que se extiende la desgrabación de la testimonial surgen decenas de chats y mensajes de voz entre Montoto y D’Alessio, a los que el empresario les buscó bajar el tono. Se trata de intercambios que se descargaron del aparato del falso abogado. Hay imágenes, videos, mensajes de texto y de voz. Hay chats con saludos a las familias, lo que evidencia un trato cercano. También aparecen referencias a Montoto en conversaciones que D’Alessio mantenía con terceros, como el fiscal Carlos Stornelli.

De la mayoría de los mensajes que recibía, Montoto dijo que eran virales. Y que D’Alessio se los enviaba a varias personas. También aseguró que muchos archivos ni siquiera los abría. 

La postura de Montoto estuvo dirigida a mostrar distancia de D’Alessio, a quien presentó como alguien que quería acercársele para luego usufructuar la relación con otros. La estrategia del empresario tiene una explicación: no faltan quienes ven a Montoto como el hombre fuerte detrás de la banda criminal, básicamente, porque por sus contactos parece estar vinculado a las distintas partes que aparecen en todo este proceso. Es amigo del fiscal Stornelli y del juez Claudio Bonadio (a quien conoce desde antes de que fuera magistrado), ambos imputados en el D’Alessiogate. De hecho, el primero fue indagado el pasado 29 de noviembre, luego de estar ocho meses en rebeldía. Tiene una estrecha relación con la ministra Patricia Bullrich y su marido, Guillermo Yanco. Tenía contacto fluido con D’Alessio, quien parecía reportarle información. Lo cierto es que para el juez Ramos Padilla no hay pruebas que avalen la tesis (al menos, por ahora) que ubican a Montoto como un integrante de la organización, por eso lo citó como testigo.

No obstante esto, es imposible no recordar un gesto del presidente Mauricio Macri, el 29 de mayo pasado, que estuvo cargado de simbolismo: en medio del escándalo del D’Alessiogate, el primer mandatario encabezó el acto por el día del Ejército de este año con Stornelli y Montoto sentados juntos en primera fila. Todo un mensaje político en medio de la tormenta judicial que avanzaba en Dolores.

En otro apartado de su declaración, consultado por el juez, el empresario relató que conoció al periodista de Clarín, Daniel Santoro, procesado en esta causa, a instancias de D’Alessio. Fue en “una reunión corta que promovió D´Alessio y que no duro más de 15 o 20 minutos hablando de temas generales”. ¿La motivación de ese cónclave que se realizó en el Hotel Emperador y no contó con la presencia del espía ilegal? “Que el diario Clarín había publicado una inexactitud, que a mí me había molestado mucho porque hablaba de una nota que si mal no recuerdo la había firmado él sobre el mantenimiento del submarino” ARA San Juan.

Destacadas

El empresario tocó diversos temas. Algunos de las declaraciones más relevantes de su testimonial fueron:

-D’Alessio se mostró interesado en la gestión de equipamientos de seguridad y “me pidió si nuestra compañía podía disponer de determinados tipos de scanners”. Finalmente, no se concretó ningún negocio.

- “Yo en el mes de abril perdí el teléfono y lamentablemente no los tengo (los chats). Sí tengo el teléfono, el mismo número. Debo tener hasta el registro de su teléfono, pero hasta abril, digamos, de abril en adelante, anteriormente no tengo nada”.

-Consultado de por qué creía que le enviaba tantos mensajes, contestó: “Soy una persona vinculada, porque tengo compañías que se dedican a temas de seguridad ciudadana, y era una forma, supongo, de acercarse a mi persona o demostrar que él tenía capacidades o conocimientos a los cuales a mí me podían ser de interés”.

- “No había persona con la cual él no se encontraba, sea periodista, no periodista, demás, que hacía referencia a mi persona”.

-Preguntado sobre la extracción de personas, que D’Alessio le comentó en un mensaje, se desentendió: “ Yo creo que en el momento que él hace esos comentarios, nada me llamó la atención y medio lo tomé hasta de forma jocosa porque eh cuando supuestamente él me manda un chat que estaba haciendo no sé qué extracción, etc, etc, personas conocidas lo habían visto con la familia en Mar del Plata, entonces vió yo dije ´esto me suena como mínimo a raro´. Sí recuerdo que había un chat, que vienen los aviones, que vienen los rusos, que no sé qué, que entonces vuelvo. Mire, yo tengo 62 años doctor y ya para algunas cosas tengo una cierta agilidad para interpretar las cuestiones que pueden ser medianamente reales y las cuestiones que responden a una fantasía. Sinceramente no creo, no creo en aviones fantasmas, no creo en todo eso”.

- “Yo no le presenté a la ministra Bullrich a D’Alessio”.

-Contó que D’Alessio decía que aspiraba llegar a la AFI.

-Respecto a si el espía ilegal le dijo que trabajaba para alguna agencia internacional de seguridad o embajada, Montoto respondió: “Algunas cosas él podía decir y otras no, porque sabe de que uno podría tener la capacidad de chequearlo ¿no? Por lo que le explicaba antes, nosotros tenemos en nuestra estructura vínculos con con con muchas embajadas, porque de las embajadas muchas veces en nuestra actividad participan funcionarios. En la última que le referí estuvo el Embajador de Brasil, el Embajador de Israel, el embajador del Paraguay, el Fiscal, la Procuradora General del Paraguay, la Fiscal de Delitos Especiales de Paraguay, el Fiscal Adscripto a la República Argentina de Estados Unidos. Podría eventualmente preguntar con esta persona si efectivamente había requerimiento de informe y demás. Por eso me parece que en ese sentido fue una persona medida por lo menos conmigo”.

-En lo que hace al mensaje que le envió D’Alessio, desesperado, luego de caer en desgracia, dijo no tener nada para decir, ya que es una “situación que desconozco total y absolutamente”.

Dijo sobre Stornelli: “Lo conozco socialmente de hace muchos años, no sabría precisarle pero veinticinco años más o menos. Me lo presentaron en el casamiento del hijo de un amigo, por eso recuerdo más o menos la época. La relación es una relación de, podríamos decir de amistad personal. Como usted entiende no podría tener ningún otro tipo de relación o vínculo con el Dr. Stornelli que exceda lo estrictamente vinculado a la amistad”.

Respecto a Bonadio: “Lo conozco también de hace muchísimos años, tengo amistad personal con él, que es pública. Él participa, ha participado en números seminarios, actividades y demás que la editorial que presido y todo el grupo nuestro vinculado a la revista, y bueno, a nuestra organización que se llama  ́Taeda ́, que es de público y notorio conocimiento que participa, que lo conozco desde hace, bueno tal vez un poco más que a Stornelli. Creo que lo conozco, si mal no recuerdo, desde que no era juez. Lo conozco de la época del gobierno de Menem que él ocupaba una función y demás”.

También conoce a Antonio “Jaime” Stiuso: “Lo vi en una oportunidad, me lo presentaron también de forma circunstancial. Yo estaba en el Patio Bullrich tomando un café, él estaba tomando café con otra persona, una persona que yo conocía, esto fue el año pasado, y la persona vino y me dijo ¿ ́vos lo conoces? ́  ́No ́. Lo conozco ́.  ́Mucho gusto‘“.

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►