En su paso por la ciudad de Córdoba, Dady Brieva consideró que el presidente debe gobernar hasta el 10 de diciembre y trazó una particular metáfora para figurar los cuatro años de macrismo que se cumplirán el próximo Día de la Democracia.

En diálogo con una radio local, el humorista contó: “Somos muy queridos en Córdoba. Acá medio que nos iniciamos y hay muchos compañeros. Acá se hizo el Cordobazo y estuvo la Fiat Ferreyra que es bien peroncha. En Córdoba hay muchos de los nuestros”.

En paralelo, consultado por una eventual salida anticipada de Mauricio Macri de la presidencia, Dady fue tajante: “Ni en pedo. No, no. Hasta el final, como debe ser”, contestó. Además, deslizó que esta semana de devaluación del peso le preocupa y que ha vivido épocas así, pero confía, tiene fe y esperanza de que “la cosa va a cambiar”. “Ya pasó, vino el tsunami, 1.800 de riesgo país y dólar a 60. Ahora hay que mirar para adelante”, señaló.

Antes de finalizar, deslizó que a Miguel del Sel, su compañero de elenco, el resultado “le pegó como me pegó a mí en 2015. Él es de Unión y yo de Colón y los dos sabemos lo que es el descenso”. Por último, trazó una analogía para dibujar los años de Cambiemos en el poder: “En el descenso se renuevan los amores y se potencian las lealtades. A veces es bueno irse al descenso, porque se pone blanco sobre negro, se ven otras cosas. Desde arriba del escenario, los Rolling Stones no ven tanto. No está bueno irse todos los años al descenso, pero cuando se va y ve quienes se quedan, es sano”.