#AltaData | La fake news sobre Kicillof del guionista de Lanata Suscribite

X

Se cumple un año del movimiento financiero que modificó la suerte de las finanzas y tal vez el destino político de Mauricio Macri, la denominada "tormenta perfecta", como lo denominaron algunos especialistas "La traición del JP Morgan al macrismo".

La financiera internacional mas cercana al gobierno fue que lugar de trabajo de varios de los funcionarios más importantes del macrismo. Entre otros, habían pasado por sus oficinas de Wall Street y el resto del mundo Alfonso Prat Gay, Luis “Toto” Caputo y Vladimir Werning; todos hombres de responsabilidad máxima en diferentes etapas de los primeros tres años de gobierno de Mauricio Macri, quienes además mantuvieron relaciones de gestión con el banco durante su tarea en la función pública. Había sido también un aliado estratégico fundamental en los primeros dos años de gestión de Cambiemos.

Según recordó Ámbito Financiero, el 25 de abril del 2018 todo se modificó: “Comenzaron a llegar órdenes masivas de venta de posiciones en Lebac de parte de “manos grandes”. Por un descuido de uno de los vendedores de los bonos, se descubrió que esa orden se inició en el JP Morgan. Ese día comenzaba a desprenderse del títulos más simbólico del macrismo: las Lebac del BCRA, el instrumento por el cual, además, se sostenía la estabilidad cambiaria de la Argentina”.

Esto generó un temor generalizado en el Gobierno. Al punto tal que la decisión de aceptar la operación fue consultada con el propio Mauricio Macri, que autorizó la salida de los dólares del BCRA para abastecer la demanda del banco norteamericano. Luego, hubo otras dos grandes operaciones del JP Morgan que totalizaron u$s1.472 millones.