#AltaData | Chile en llamas ¿se cae Piñera? Suscribite

X

En el marco de una gira internacional, el ministro de hacienda, Nicolás Dujovne, prometió que, después de las elecciones, el Gobierno avanzará con la reforma laboral. La influencia del precandidato a  vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, sería la llave para lograr la ley.

Para asegurar su apoyo, Dujovne aseguró ante los inversores en Wall Street después de las elecciones de octubre avanzará con la reforma. Además, trató de transmitir tranquilidad ante los extranjeros.

El ministro compartió el lunes en Nueva York un almuerzo con unos 20 ejecutivos de fondos y entidades financieras, organizado por el HSBC y luego mantuvo una reunión cerrada con inversores de Goldman Sachs. El funcionario estuvo acompañado por el vicepresidente del Banco Central, Gustavo Cañonero y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

Durante los encuentros, la comitiva argentina insistió en que la meta de déficit primario cero está absolutamente vigente. "Los números de mayo fueron muy buenos y nuestra previsión es que se va a alcanzar el compromiso de equilibrio fiscal", explicó Dujovne.

Se calcula que el alcance del Central  ya ascendería a los U$S 5.000 millones solo a través de contratos futuros. Además, el Tesoro seguirá vendiendo los U$S 60 millones diarios y la tasa de interés permanecerá arriba del 60%.