David Schwimmer cruzó a todos los que acusan a Ross de machista

El querido personaje fue puesto bajo la lupa y el actor realizó una profunda reflexión al respecto.

30 de enero, 2020 | 15.25

Con los cambios de visión y el avance de las luchas feministas y de las minorías sexuales, chistes que antes causaban risa, hoy resultan incómodos y, en algunos casos, irrespetuosos. Mirar con la lupa de hoy shows de televisión o películas con estos contenidos puede despertar repudios inesperados. Friends, la sitcom de los '90 que revolucionó a toda una generación,es criticada durante los últimos años por el contenido racista, machista y homofóbico que tiene en algunos episodios. Frente a esta polémica que pone en tela de juicio a muchos programas, el actor David Schwimmer -Ross Geller en la sitcom- defendió a su personaje, argumentando desde una posición histórica y social.

“La verdad es que más allá de las críticas, Friends marcó un antes y un después en su época por la manera en la que manejó asuntos como el sexo casual, el matrimonio homosexual y las relaciones”, afirmó en una entrevista con The Guardian. Esto es cierto, de hecho el padre de Chandler es una mujer trans que trabaja en Las Vegas, la ex de Ross es lesbiana y cría a su hijo junto a otra mujer, y Phoebe vive una sexualidad libre y poliamorosa. 

Las críticas al machismo de Ross pueden apreciarse en capítulos como aquel en el que Rachel quiere contratar un niñero varón y Ross está completamente incómodo, o cuando Ross y Joey toman una excelente siesta juntos pero no pueden hacerlo con naturalidad porque "no es de hombres", o cuando Ross no quiere que su hijo Ben juegue con Barbies y le ofrece un muñeco forzudo a cambio.

El actor agregó: "Creo que el problema hoy en día es que se saca todo fuera de contexto. Hay que mirarlo todo desde el punto de vista de lo que estábamos intentando hacer en la serie en su momento. Soy el primero en reconocer que hubo cosas inapropiadas y que se trataron temas con poca sensibilidad; pero también estoy convencido de que mi barómetro por aquel entonces era el correcto. Yo entonces ya estaba realmente en sintonía con las cuestiones sobre derechos sociales e igualdad".

Para finalizar con su reflexión, Schwimmer hizo hincapié en la diversidad racial que él mismo propuso para sus novias y que de hecho se puso en práctica: "Debería haber existido una versión de Friends con un reparto de actores todos negros o todos asiáticos. Pero yo personalmente era muy consciente de la falta de diversidad que teníamos en la serie y por eso hice campaña durante años para que Ross tuviera citas con mujeres de otras razas. Por ejemplo, una de las primeras novias del personaje, Julie, era asio-amaericana. Y varias temporadas después Ross estuvo saliendo con Charlie, que era una mujer negra. Y eso ocurrió porque insistí mucho en que pasara".

Pese al testimonio de David Schwimmer, la sitcom fue apuntada en varias ocasiones que Friends retrata a lo largo de sus temporadas: Ejemplos claros pueden ser la gordura de Mónica en su versión joven, que se usa como constante chiste, y las burlas hacia la feminidad de Chandler, algo que puede verse como un signo de homofobia.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►