Contundente. Así se sintió en Córdoba el quinto paro nacional contra el gobierno conservador de Mauricio Macri. En el acto central organizado por las dos CGT cordobesas –Regional Córdoba y Rodríguez Peña- y las dos CTA –Autónoma y De los Trabajadores- que se realizó pasado el mediodía en un escenario levantado en San Luis e Yrigoyen los oradores principales fueron Hugo Yasky de la CTA de los Trabajadores; su colega de la CTA Autónoma, Pablo Micheli; Roberto Baradel de SUTEBA; Gabriel Suárez de Luz y Fuerza de Córdoba; Mauricio Saillén de Recolectores de Residuos.

“Hace 50 años esta provincia se ponía de pie, salía a las calles con el Gringo Tosco, con Atilio López, con Elpidio Torres, con el pueblo trabajador y los estudiantes que enfrentó a una dictadura militar y que entonces quedó herida de muerte", arrancó Yasky, el primer orador del acto frente al Paseo del Buen Pastor, una cárcel de mujeres reconvertida en un centro comercial. "Esa lucha nos enfrentaba a un plan económico que pretendía arrebatar los derechos laborales de los obreros industriales, que pretendía reducir los salarios, que pretendía disciplinar con un plan de despidos", siguió.

Embed

Y volviendo al presente, señaló: "Fíjense cuántas similitudes, cuántos parecidos con este momento actual, en que los compañeros defienden sus convenios con uñas y dientes, como Luz y Fuerza, como cada uno de ustedes que defiende el salario en las paritarias”.

Paro tosco.jpg

El líder de la CTA de los Trabajadores pidió que “un parásito de Casa Rosada no se lleve más que los obreros" y reclamó que “votar bien es echarlo a Mauricio Macri". Y fue tajante al advertir: "El peronismo es el mandato del pueblo, sin hambre y con derechos. Ojo con los que nos quieren vender espejitos de colores, esos que nos dicen que hay que cambiar de ideas, que hay que ir a un peronismo de mercado, a un peronismo de los inversores que le abre las puertas al FMI… ¡las pelotas!; el peronismo es el mandato del pueblo”; apuntó en clara alusión a Alternativa Federal.

Por su parte, Pablo Micheli sostuvo que “este paro es una decisión que tomaron los compañeros a lo largo y ancho del país; está demostrado que hoy no vuela ni una mosca en el país”. El secretario general de la CTA Autónoma indicó que “Argentina se transformó en un cementerio de PyMEs. Y destacó: "Estamos en camino a construir la máxima unidad en la calle”. Al igual que Yasky, Micheli advirtió: “Hay dirigentes que dicen ser peronistas, pero que terminan siendo funcionales al gobierno de Macri. Eso no ayuda a la unidad”.

Paro cordobazo.jpg

Baradel señaló ante unos 40 mil manifestantes que “este es un paro contra el ajuste de este Gobierno nacional” y comparó los gobiernos del dictador Juan carlos Onganía y de Mauricio Macri: “Esas políticas antes las aplicaban las dictaduras y hoy no necesitan a los militares porque tienen grandes medios de comunicación, manipulación de la Justicia, embajadas extranjeras y con todo eso tratan de moldear los países para que le sirva al capital financiero internacional”.

Sobre el alto acatamiento a la huelga, Baradel afirmó que “se va generando conciencia en la sociedad” y que “el paro masivo contra estas políticas es una muestra clara de que este Gobierno perdió legitimidad”.

Mientras que el lucifuercista cordobés Gabriel Suárez reivindicó la unidad con otros gremios que llevaron al éxito de la protesta: “Todas las reuniones permitieron llegar a este día. Es el compromiso de estos dirigentes que defienden el modelo que pretendemos tener. Hoy más que nunca debemos poner la gesta del Cordobazo en la actualidad”.

*Gustavo Molina es corresponsal de El Destape en Córdoba.

En esta nota