El Secretario General de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, se refirió a la situación social y su contexto político y destacó que "hay que mantener un equilibrio. No se le puede decir a alguien que tiene hambre que espere, pero también ser conscientes que el cierre de esto es político. Un equilibro complicado y necesario".

En diálogo con El Destape Radio, el diputado nacional señaló que "hubo un acuerdo de todos los bloques de la oposición y se consensuó un proyecto de emergencia alimentaria". Del mismo modo indicó: "Creo que va a haber quórum. Es una ley que compromete recursos hasta el 2022, que incluye años de la próxima gestión. Esto muestra que no tiene especulación electoral".

"Nuestro pueblo llegó a tocar ese piso horroroso que es el hambre. Decenas de miles de personas que no comen", puntualizó Yasky. Asimismo agregó que "el Gobierno podría haber establecido la emergencia alimentaria por iniciativa propia" y remarcó que "hay demandas que no pueden posponerse".

"El bono de $5.000 queda después absolutamente desdibujado, como una especie de humo", indicó el dirigente sindical, que agregó: "Los $5.000 para estatales dejó afuera la mayoría de los estatales del país. Lo mismo pasa ahora con el bono para privados".

"Para los jubilados tiene que haber medidas muy claras: ponerle límites al aumento de medicamentos y un aumento de jubilaciones de emergencia", señaló Yasky. "En esta crisis no es cierto que todo perdemos, los que tienen su dinero en los paraísos fiscales siguen ganando sin hacer nada”, indicó. Y concluyó: "Hay que terminar con esta pesadilla ejerciendo el derecho a votar".