EEUU y Francia llaman al diálogo tras reanudación de las tensiones en Nagorno Karabaj

05 de agosto, 2022 | 20.09

Las autoridades de Armenia acusaron hoy a las fuerzas de Azerbaiyán de violar el alto el fuego en la línea de contacto de Nagorno Karabaj, el disputado enclave controlado por separatistas armenios, en una jornada en la que Estados Unidos y Francia llamaron a las partes al diálogo.

"Durante la noche del 4 al 5 de agosto, la situación en la línea de contacto era relativamente estable. No obstante, la tensión continúa, y en algunas zonas, los efectivos azeríes han violado el alto el fuego al usar armas pequeñas", indicó el Ministerio de Defensa de la autoproclamada república en un comunicado citado por Europa Press.

La alerta de las autoridades armenias llega después de que el 3 de agosto, dos soldados armenios y uno azerí murieran en enfrentamientos cerca de la región. Además, otros 19 soldados resultaron heridos, de los cuales tres se encuentran en estado grave.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

"Los trabajos para estabilizar la situación continúan con la mediación del contingente de paz de Rusia", asegurado el Ministerio de Defensa, según informaciones de la agencia Armpress.

En este contexto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instó hoy en dos llamadas telefónicas con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y con el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, respectivamente, a que inicien un "diálogo directo" para tratar la situación de la región en disputa de Nagorno Karabaj.

En este sentido, Blinken hizo un llamamiento a la desescalada, al tiempo que ha recalcado que Washington sigue de cerca los nuevos enfrentamientos en la región, según expresó en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

En sus conversaciones con los dos líderes, Blinken "instó al diálogo directo entre Armenia y Azerbaiyán para resolver las cuestiones relacionadas con el conflicto de Nagorno Karabaj o derivadas de él", añadió el portavoz. citado por AFP.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también pidió hoy a su homólogo azerí, durante una conversación telefónica, "hacer todo lo posible para evitar un aumento de la tensión" e impulsar las negociaciones con el Gobierno armenio.

Macron pidió que "se haga lo necesario para evitar un empeoramiento de la situación", según informó la Presidencia gala en un comunicado. Además, recordó la importancia de respetar los compromisos alcanzados por las partes en noviembre de 2020 tras la guerra.

"Francia sigue en contacto con las partes y con los socios para apoyar los esfuerzos a favor del diálogo entre Armenia y Azerbaiyán en aras de lograr la estabilidad en la región", dijo.

Por su parte, el embajador de Estados Unidos ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Michael Carpenter, ha instado, con anterioridad, a tomar "medidas urgentes para rebajar la tensión y evitar una escalada" del conflicto.

"Estoy profundamente preocupado por la seguridad de la población que vive e las inmediaciones de Nagorno Karabaj por las últimas informaciones sobre enfrentamientos en la zona. No queremos volver a las hostilidades que vimos en 2020 y pedimos inmediatamente que se tomen medidas para reducir la tensión", ha aseverado en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Sus palabras llegan después de que la propia misión rusa de mantenimiento de paz en Nagorno Karabaj alertara de una violación del alto el fuego el miércoles por parte de las fuerzas de Azerbaiyán.

Es probable que los recientes incidentes afecten a las conversaciones sobre el tratado de paz, mediadas por la UE, que tienen lugar desde hace varios meses entre Azerbaiyán y Armenia, dos antiguas repúblicas soviéticas rivales del Cáucaso.

Tras una guerra que dejó más de 30.000 muertos a principios de la década de 1990, ambos países volvieron a enfrentarse en otoño de 2020 por el control de Nagorno Karabaj, una región montañosa que los armenios apoyaron cuando se separó de Azerbaiyán.

Tras la última guerra, Armenia cedió franjas de territorio que había controlado durante décadas, y Rusia desplegó unos 2.000 efectivos de las fuerzas de paz para supervisar una frágil tregua.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►