El periodista Iván Schardgrosky presentó en El Destape la ampliación de procesamiento a Lázaro y Martín Baez, en el que destaca que "durante los allanamientos de las oficinas de SGI y OACI efectuados al inicio de esta causa, se han hallado tarjetas de ejecutivos de Synohydro. En idéntica dirección, debe decirse que durante los referidos procesamientos se ha encontrado un legajo de cliente de IECSA".

IECSA es la empresa que Mauricio Macri presuntamente le vendió a su primo, Ángelo Calcaterra, y que se asoció a Austral Construcciones para lograr la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, para cuyo fin Báez repatrió vía SGI unos 33 millones de dólares, en una transacción que hoy Casanello tiene bajo la lupa.

El documento prueba lo que se dijo en la primera emisión del programa de C5N: IECSA fue cliente de la tan cuestionada financiera.

Cacaterra aparece en La Rosadita