El ex socio de Rosenkrantz declaró que el espionaje en su contra es verosímil

05 de abril, 2019 | 14.48

Gabriel Bouzat, socio histórico del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, dijo que le resulta verosímil la planilla de registros migratorios que, tal como reveló El Destape el pasado 17 de marzo, constaban entre los documentos secuestrados en el allanamiento de la casa del espía ilegal Marcelo D’Alessio.

El abogado Bouzat, que compartió estudio durante años con Rosenkrantz, declaró ayer ante el juez Alejo Ramos Padilla. “Veo que la información de este documento me parece verosímil, pero debería corroborarla con mi pasaporte para poder determinar su exactitud”, afirmó en referencia a la planilla donde constan sus viajes entre 2007 y 2017, tal como publicó este medio.

En los registros migratorios de Bouzat figuran entradas a Panamá. Esto se junta con lo que declaró hace unos días el espía Rolando Hugo Barreiro, quien contó que D’Alessio le dijo que los cortesanos Rosenkrantz y Horacio Rosatti no iban a poder explicar entradas y salidas a Panamá y Miami. El ex socio de Rosenkrantz se ocupó de aclarar que no conoce Panamá, que solo estuvo de paso hacia otro destino, en general Estados Unidos.

Cuando le leyeron la declaración del espía Barreiro donde menciona que D’Alessio hablaba de los viajes de Rosenkrantz a Panamá, Bouzat respondió: “Con respecto a esto que me acaban de leer, lo único que puedo agregar es que muchos de estos viajes donde pasé en tránsito por el aeropuerto de Panamá están motivados por invitaciones a seminarios de la Escuela de Derecho de la Universidad de Yale, el seminario se denomina SELA (Seminario Latinoamericano) donde participan profesores de Yale y egresados de toda Latinoamerica". A lo que sumó: "Este es un evento que se hace todos los años hace mas de 20 años en distintos lugares de Latinoamerica. Carlos Rosenkratz participa de esos seminarios, porque él es egresado de esa Escuela y –por ejemplo- recuerdo haber viajado con él y otras personas al Seminario de Cuba de la Habana en el año 2016 via Panama”.

Los informes migratorios de Bouzat estaban en un cuadernillo cuya tapa decía “STN Security Team Network”. Según su web, “es una empresa fundada en 2009 por ciudadanos israelíes residentes en Argentina, con el propósito de distribuir productos de alta tecnología en seguridad desarrollados y fabricados en Israel”.

En su presentación, esta empresa señala: “Con el correr de los años, STN se convirtió en un proveedor afianzado y regular de las Fuerzas Federales de Seguridad, las Fuerzas Armadas, la Justicia y los gobiernos provinciales, principalmente en los rubros de análisis forense digital, e inteligencia de señales (SIGINT)”.

Lo notable es que es la misma empresa que mencionó el espía Barreiro en su declaración indagatoria en la que, vale aclarar, puede mentir. Según el espía, fue con D’Alessio a una reunión en el Congreso con el senador Camau Espínola. “Luego -contó Barreiro- llegaron un señor llamado Dov Kilinsky el cual tiene una empresa de venta de tecnología relacionada a la seguridad y a la inteligencia que se llama ‘Security Team Network’, junto a otra persona que no recuerdo el nombre, pero el señor Kilinsky lo presentó como una persona que fue Mossad o que era ex militar de Israel”, recordó.

O sea, la información sobre el socio de Bouzat estaba en un cuadernillo cuya carátula es de una empresa de seguridad que, según el relato del espía Barreiro, participó de una reunión en la que D’Alessio ofrecía los servicios de esa empresa al senador correntino. Todo esto quedará para confirmar durante la investigación.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?