Coronavirus en Argentina: estos son los protocolos para la temporada de verano

El Gobierno acordó normas comunes para llevar a cabo cualquier práctica turística en el marco de la pandemia del COVID-19.

19 de agosto, 2020 | 19.35

Luego de las dudas, el Gobierno confirmó que habrá temporada de verano y el turismo no se detendrá en 2021. Por ese motivo, se dieron a conocer los protocolos que la población deberá tener en cuenta a la hora de viajar.

Néstor y Bush: la historia

A continuación, los puntos más importantes de cada protocolo:

Protocolo para alojamientos turísticos y establecimientos gastronómicos

Todo personal que tenga contacto con huéspedes deberá utilizar tapabocas cuando esté estipulado en su jurisdicción. Salvo tareas específicas, se desaconseja el uso de guantes dada la mayor persistencia de partículas virales viables sobre el látex/nitrilo.

En cuanto a la gestión de reservas, plantea digitalizar el check-in y el check-out. En una primera etapa, se evitará el servicio de bell boy y valet parking. Habrá un buzón para el depósito de llaves, que serán desinfectadas antes de su reutilización.

Respecto a la ubicación del mobiliario, el protocolo considera la instalación de paneles de vidrio como barreras, cuando sea necesario. En relación a la circulación, se recomienda que sea en un solo sentido, con señalética que lo indique. Se aconseja no permitir el ingreso a la piscina y el gimnasio, salvo que la autoridad sanitaria de su jurisdicción indique lo contrario.

En referencia a alimentos y bebidas, se recomienda evitar su manipulación por parte de los huéspedes y sugerir el servicio de desayuno en la habitación o modalidad take away y/o disponer cafeteras en las habitaciones, así como ampliar el horario de desayuno y hasta ofrecer reserva previa para planificar la cantidad de personas desde el día anterior.

Otros puntos plantean el cierre de las áreas de juego destinadas a los chicos, la organización del personal de la cocina en turnos y desinfectar la vajilla, cubetería y cristalería en el lavavajillas, incluida la que no se haya utilizado en un turno.

Protocolo para Agencias de Viajes y Turismo

Se se tienen que contemplar las medidas de distanciamiento social dentro y fuera del establecimiento, en todas las áreas comunes, como recepción, salones, pasillos y palier del edificio, ascensores, estacionamiento y en todo otro sector donde pueda llegar a confluir una numerosa cantidad de personas en forma simultánea. Sobre la atención al público, recomienda promover la utilización de medios digitales.

Además, sugiere realizar un protocolo de información mínima en materia de seguridad sanitaria, solicitando al cliente datos personales, de contacto y declaración jurada con preguntas vinculadas al posible contagio de COVID-19.

Las agencias de viajes tendrán que limpiar y desinfectar las áreas de atención al público al menos tres veces al día, y de acuerdo a los horarios de ingreso/egreso y actividades que se realicen. A su vez, deben contemplar ventilar de forma diaria y recurrente los espacios y restringir el uso de aquellos que no puedan cumplir con esta medida.

Protocolo para Prestadores Turísticos

Algunos de los temas abordados son la planificación de las salidas o tours con otros prestadores, organizaciones u operadores turísticos a fin de evitar las aglomeraciones en las áreas y atractivos, garantizando un uso ordenado y seguro de los espacios de visita y esparcimiento. También, fomentar la gestión de la reserva y el pago del servicio turístico de manera electrónica.

En el transporte de visitantes se sugiere implementar procedimientos de sanitización para los vehículos y transitar con personas sentadas en sus plazas, siempre con previa reserva del lugar. Con respecto al equipamiento, éste debe manipularse sin intervención ni contacto con el personal y aplicarse las prácticas de desinfección para su reutilización.

Protocolo para turismo de reuniones

La recomendaciones que propone este protocolo son el distanciamiento social, de higiene, para la detección de casos sospechosos, y para controles preventivos. Se podrán incorporar: instrucciones para evitar el contacto directo; personal de auxilio a los visitantes en la apertura de puertas y en accesos a pabellones o pasillos, de ser necesario; control de personas simultáneas en el uso de escaleras. 

Se propone establecer puntos de sanitización, gratuitos, de fácil identificación en todo el predio, particularmente se sugiere en los puntos de entrada y salida de edificios y pasillos, en áreas centrales de reuniones y cerca de áreas de baños.

En relación a los accesos y acreditación, será fundamental organizar el control para facilitar la identificación de síntomas compatibles con COVID-19 lo antes posible, comenzando con el (pre) registro. Además, se sugiere controlar el acceso sin contacto por ejemplo con auto-escaneo o credencial física o digital.

Se recomienda facilitar y fomentar regímenes de limpieza y desinfección de los stands, exhibiciones y materiales promocionales, gestionar y controlar el número de participantes y de asistentes en el piso de exhibición, y siempre que sea posible, exhibir los productos de tal manera que puedan observarse bien sin necesidad de ser manipulados.

Protocolo para centros de esquí

Incluye la implementación de medidas de control al personal, previo a su ingreso a trabajar, para la detección de síntomas compatibles con COVID-19, tanto de los empleados del Centro Invernal como a trabajadores y trabajadoras de empresas tercerizadas.

Este protocolo abarca cuestiones relacionadas con el distanciamiento social, entre las que se destaca que la densidad de ocupación del establecimiento no puede superar en ningún momento a una persona por cada 2,25 metros cuadrados.

Esta medida es aplicable tanto en las áreas de trabajo como en áreas comunes, tales como boleterías, rentals, restaurantes, escuelas, sanitarios, solárium, estacionamientos, comedores del personal, talleres de mantenimiento y en todo otro sector donde pueda llegar a confluir una numerosa cantidad de personas en forma simultánea. Cuando la actividad requiera cambio de vestimenta, tiene que haber casilleros personales, bolsos o similares para el resguardo individual de la ropa.

Todo personal que tenga contacto con turistas deberá utilizar obligatoriamente barbijos o tapabocas mientras esté estipulado en su jurisdicción y el Centro de Esquí lo establezca. Se deberá usar antiparras, anteojos y guantes en todo momento.

Asimismo, en caso de existir alternancia en el uso de equipos y/o elementos, se deben establecer pautas de limpieza y desinfección con agua y jabón o con solución a base de alcohol previo a su reutilización (por ejemplo, guantes especiales, chalecos, cascos, botas, indumentaria, bastones). Los trineos, por ejemplo, deben estar recubiertos con material que pueda desinfectarse y no se podrá utilizar mantas, piel de cordero, lana.

Sobre los medios de elevación, se recomienda mantener la distancia interpersonal mínima establecida, evitar el contacto directo innecesario por parte del personal de este rubro, que podrá asistir al visitante cuando lo considere necesario a fin de preservar su seguridad y evitar accidentes.

Protocolo para guías de turismo

Antes del inicio de la prestación del servicio, se solicitará a los pasajeros o visitantes una declaración jurada sobre síntomas relacionados con COVID-19, siempre que esta tarea no haya sido realizada previamente por la agencia de viajes, empresa u organismo a través del cual se contrató el servicio.

En caso de que el servicio requiera el traslado o guiado en bus u otro tipo de vehículo tercerizado y ocupado con pasajeros/as provenientes de otros destinos, se requerirá una declaración jurada a la empresa contratista que acredite que la unidad se higieniza adecuadamente y que los/as pasajeros/as no presentan síntomas. Las paradas técnicas para el uso de baños públicos se harán en lugares previamente relevados que hayan evidenciado una adecuada higiene de las instalaciones.

En visitas guiadas en museos, centros de interpretación y/o áreas naturales protegidas, es importante establecer citas o reservas previas con horarios escalonados, definir e informar el cupo máximo por visita y por sala o sector, a la vez que planificar y organizar el recorrido de forma coordinada con otros/as guías del sitio a fin de evitar la aglomeración de personas en un mismo espacio.

Se deberá entregar, en la agencia de viajes u oficina del operador que provea la excursión, la lista con los nombres y apellidos de los/as pasajeros/as que participaron de la actividad junto con las declaraciones juradas de cada uno/a e informar y dejar registrado cualquier incidente relacionado con COVID-19 que se diera durante la excursión o visita guiada.

Protocolo para Enoturismo (bodegas y viñedos)

Recomienda establecer una metodología que asegure la mínima manipulación de las copas para las degustaciones previo a la entrega al visitante. Por ejemplo, apertura de packs de copas, utilizar envoltura cerrada, incluir la copa en el precio de visita y que el/la turista se la lleve como recuerdo, entre otras posibles acciones. Se aconseja no permitir la manipulación de la botella por parte del visitante.

Además, sugiere considerar el diseño y señalización de recorridos de sentido único para evitar cruces de grupos y, cuando sea posible, utilizar y marcar áreas exteriores como parte de un esquema de enrutamiento unidireccional.

También plantea la necesidad de estipular el número máximo de turistas o visitantes que pueden participar de la visita guiada en la bodega, prestando especial atención a las medidas de distanciamiento social vigentes y a los espacios físicos a ser utilizados para evitar su saturación y cuidar así la capacidad de carga.

En cuanto a las vistas, recomienda que solo se acceda a la bodega con reserva previa. En el caso de que se concrete a través de intermediarios, éstos deberán acreditar identidad del guía o la guía y/o conductor/conductora y demás personal acompañante, al igual que la de las personas que trasladará. 

Se aconseja que las salas de recepción o espera no sean las mismas que las salas de degustación y/o ventas y evitar la degustación directa de toneles, la utilización de pipetas, o técnicas similares.

Protocolo para turismo rural

Es fundamental establecer una agenda estricta de ingreso y egreso de visitantes y de duración de cada actividad, que evite el entrecruzamiento de los grupos y permita contar con el tiempo suficiente, entre prestación y prestación, para la correcta desinfección de los espacios y elementos utilizados.

Se sugiere evitar la posibilidad de que los visitantes realicen visitas autoguiadas o libres y entren en contacto con los equipos de producción. En el caso que se realicen degustaciones de productos, deben optimizar los tiempos, procurando que no superen los 15 minutos de duración y la utilización de utensilios descartables.

En relación a las visitas educativas en ámbitos de turismo rural, es importante coordinar con las instituciones educativas los días y horarios disponibles, de forma tal de evitar el entrecruzamiento entre los estudiantes.

Si cuentan con instalaciones para la realización de picnics y meriendas, verificar que las dimensiones y distribución de espacios respeten el distanciamiento social establecido.  Por último, se sugiere procurar y recomendar que cada visitante lleve su propio equipo y elementos personales para la realización de la actividad recreativa.

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►