Presupuesto 2022: por el rechazo, Entre Ríos perderá casi $9 mil millones

La merma corresponde, principalmente, a fondos coparticipables. Bordet se reunió a otros 12 gobernadores con Alberto Fernández. Cómo impacta en las arcas entrerrianas y qué se habló en esa cumbre.

23 de diciembre, 2021 | 20.09

El rechazo al Presupuesto 2022 en la Cámara de Diputados de la Nación del viernes pasado tendrá como resultado una pérdida aproximada de 9 mil millones de pesos para Entre Ríos. Así lo señaló el gobernador Gustavo Bordet. La merma corresponde, especialmente, a fondos coparticipables que, en principio, no estarán ingresando a las arcas provinciales. La cifra se dio a conocer luego de la advertencia del presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, respecto de las consecuencias de que la oposición no haya dado luz verde al proyecto. A raíz de lo sucedido, el mandatario entrerriano, junto a pares de 12 provincias más, viajaron a Buenos Aires para reunirse directamente con el presidente Alberto Fernández. El objetivo fue dialogar en torno a alternativas para paliar el recorte de fondos, que afectan directamente a programas de asistencia social, obras planificadas y recursos de municipios y juntas de gobierno.

"Impacta de manera muy negativa. Entre Ríos va a perder 9 mil millones de pesos. Esto es menor recaudación, que nos quedemos menos fondos para excedentes de Salto Grande, por ende, menos regalías y menos obras de gas. Uno no entiende que haya diputados que se comprometieron a votar leyes que beneficien a la provincia y terminan privilegiando cuestiones partidarias", apuntó el gobernador, al ser consultado por la votación del último viernes. Hizo alusión, sin mencionar, a los legisladores electos en noviembre.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Bordet recordó que, desde 1983 a la fecha, sólo en dos oportunidades se dejó sin presupuesto a un gobierno: "De todos modos se reconducirá y seguirá todo adelante, pero no es bueno que un país no tenga presupuesto. Le puede gustar o no el proyecto a la oposición, pero cuando éramos oposición no nos gustaban los que hacía para entonces Mauricio Macri, pero igual buscábamos el respaldo, porque sabíamos que había que garantizar la gobernabilidad y no socavar las instituciones". Y agregó: "Se priorizaron otras cosas y no se pensó en la proyección que tiene el país. Acá hay que pensar en grande, no en pequeño. De todos modos, seguiremos gobernando con mucha fortaleza, como lo venimos haciendo. En una provincia ordenada, donde se puede rendir cuentas de todos nuestros actos de gobierno. A esto lo hacemos conscientes de que es el camino por donde debe ir Entre Ríos, independientemente de los obstáculos que se nos presenten en el camino".

Por último, el mandatario entrerriano explicó las consecuencias de gestionar con un presupuesto prorrogado: "Perdemos ingresos, pero no obliga a nada, porque sobre las cuentas pasadas le da mayor discrecionalidad al Presidente para asignar recursos. Aunque nosotros siempre sostenemos que deben estar garantizados por ley".

En el mismo sentido, se refirió el ministro de Economía entrerriano, Hugo Ballay: "Esta norma contemplaba, por ejemplo, mayores subsidios al transporte, por 670 millones de pesos. La oposición se niega, lo cual es coherente porque ellos no acompañan la política de subsidios y lo han demostrado. En este caso, afectando a los usuarios". En contacto con Radio Ciudadana 89.7, el titular de la cartera de Hacienda recalcó: "Esto era una forma de empezar a recomponer desigualdades. Otro hecho significativo era la potenciación de la generación energética de Salto Grande, lo cual implicaría mayores regalías y excedentes. Nuevamente, la oposición ha negado este progreso. Son medidas que necesitan la partida presupuestaria para poder ejecutarse".

Como consecuencia de lo sucedido, el presidente Alberto Fernández convocó a 13 gobernadores a una reunión en Olivos. Allí estuvo, entre otros, Bordet. Fue en un viaje relámpago, dado que pocas horas después se hizo presente en la Casa Gris, donde velaron los restos del exgobernador entre tres oportunidades, Jorge Busti. En ese contexto, y atravesado por el dolor de haber perdido a un compañero de militancia de décadas, el mandatario se hizo un momento para hablar con los medios y brindar detalles de lo charlado con el jefe de Estado: "Nos reunimos para ver cómo seguimos. Esto genera dificultades y hablamos de cómo enfrentaremos el año próximo. Entendemos que será un año de crecimiento y generación de empleo. Le mostramos todo nuestro apoyo al presidente".

El gobernador aseguró que la tendencia podría ser un poco más positiva si el Senado ratifica los cambios a la reforma del Impuesto a los Bienes Personales, que tuvo media sanción en Diputados y retornará a Diputados: "Inexplicablemente, la oposición tampoco acompañó esto, que significa que quienes más tienen y poseen bienes en el exterior sean los que más tributen".

Los intendentes también demostraron su preocupación por las posibles consecuencias de no tener Presupuesto aprobado a nivel nacional. “Enorme preocupación por el rechazo de la oposición al presupuesto 2022 que pone en riesgo una gran cantidad de inversiones que venimos gestionando los Municipios. En tiempo en donde el país nos necesita se priorizan intereses sectoriales sobre el bien general de la Nación”, remarcó Adán Bahl, presidente municipal de Paraná, en sus redes sociales.

Para comprender la dimensión del perjuicio que significa no tener presupuesto aprobado, se puede poner como ejemplo lo que perderá la capital entrerriana. Fuentes de la Municipalidad de Paraná confirmaron a El Destape que en la norma nacional, luego de intensas gestiones, proyectos, reuniones y conversaciones, se habían incluido cinco obras clave para la ciudad: una nueva terminal de ómnibus ($2 mil millones); la sistematización del Arroyo Colorado, desde Don Bosco hacia el norte (600 millones); obras de infraestructura para unir Puerto Nuevo con Puerto Sánchez y generar un paseo turístico ($1.500 millones); trabajos en las calles Balbín, entre Zanni y Caputo; Caputo desde el Aeropuerto hasta Almafuerte y Jorge Newbery, desde Caputo hasta la Ruta 12 ($900 millones); y el ensanche de Avenida de las Américas, entre El Paracao y el flamante Acceso Sur, que une la localidad con Oro Verde ($800 millones). Es decir, por no tener Presupuesto, obras planificadas por casi $6 mil millones ahora están en duda. Dependerán, en todo caso, de lo que defina el gobierno nacional, de modo discrecional.

El ánimo del Poder Ejecutivo luego de lo sucedido no es el mejor en Paraná. “Están decepcionados. Detrás de cada obra hay cientos de expertos trazando proyectos, miles de llamadas, horas de viaje a Buenos Aires y gestiones interminables. El único fin es mejorar la ciudad. Ahora, dependerá de lo que determine el Presidente. No es lo mismo plantarse con el presupuesto y la partida definida”, confirmaron desde el entorno del intendente.

Uno de los que más se expresó en los últimos días sobre el rechazo a la norma nacional fue Marcelo Casaretto. El diputado nacional por el Frente de Todos de Entre Ríos y secretario de la Comisión de Hacienda y Presupuesto calificó como “irresponsable” la actitud de la oposición: “Es la primera vez en la historia argentina que una Cámara del Congreso Nacional vota el rechazo del presupuesto. En otros momentos se dilató su tratamiento y se lo mandó a comisión, pero nunca existió el rechazo”.

En el mismo sentido, se manifestó su par Blanca Osuna. La exintendenta de Paraná dijo que la negativa de acompañar la iniciativa oficial fue “una burla a estudiantes, trabajadores y jubilados por parte de los 10 bloques opositores, que no logran definir conducción de interbloque, pero se unifican con odio contra el Frente de Todos”. Por otro lado, Tomás Ledesma, flamante legislador entrerriano en la misma Cámara, subrayó: “Que se deje sin presupuesto a un pueblo que hace dos años viene sobreviviendo a esta pandemia, con una imprevisibilidad constante, habla de una irresponsabilidad y una falta de empatía enorme”.

Desde la oposición, sin embargo, aseguran que existen alternativas para que el Presupuesto 2022 se haga realidad. "Nosotros queremos discutir el proyecto. Pero que sea una norma en serio y no esto que ingresaron ahora", remarcó a El Destape, Gabriela Lena, diputada nacional entrerriana de Juntos por el Cambio. Ella, junto a los otros cuatros legisladores de JxC de la provincia -Marcela Ántola, Pedro Galimberti, Rogelio Frigerio y Gustavo Hein- y en consonancia con la decisión de los bloques opositores, optó por no acompañar la iniciativa del oficialismo. "El gobierno tiene tiempo. Puede tranquilamente elaborar un nuevo proyecto, presentarlo, debatirlo y consensuarlo. Pero el ministro ya aclaró que no tiene la intención de hacer eso".

Consultada por los motivos de la negativa, Lena fue tajante: "El proyecto que presentaron era irreal, un dibujo imposible de concretar. Lo ingresaron en septiembre y durante tres meses pedimos que el ministro fuera a la Cámara a explicarlo. Y en la última semana, con un recambio de por medio, quisieron debatir todo. A eso hay que sumarle que, de un día para el otro, nos levantamos con un proyecto al cual le habían agregado 51 artículos. Es imposible aprobar algo así". La legisladora se mostró molesta, además, por actitudes del Frente de Todos, especialmente de Máximo Kirchner: "Nosotros habíamos consensuado que el proyecto vuelva a la Comisión, estábamos de acuerdo. Y con su agresión fue que decidimos no acompañar". Respecto de los recursos que no llegarán a la provincia como consecuencia de no tener Presupuesto aprobado, la dirigente radical apuntó: "El gobierno nacional tiene la posibilidad de reconducir las partidas y enviar los fondos. Es más, con todo lo que ha sucedido, podemos sospechar que, incluso, ese fue siempre el plan. Ojalá recapaciten".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►