¿De qué economía hablás, Tetaz?

13 de julio, 2021 | 05.00

"Llegó la hora de ponerle freno a las aspiraciones de una clase política que desprecia al trabajo, al estudio y a la inversión, que quiere poner en discusión la propiedad privada, garantizar su impunidad y consolidar un modelo populista en el que el mérito no tiene lugar", es el primer mensaje de un hilo publicado en la red social Twitter por el economista Martín Tetaz, en donde anuncia su candidatura a diputado nacional. Para un lector de redes que no sigue la trayectoria y opiniones del analista, la enunciación podría confundirlo respecto del espacio político elegido por el ex columnista para lanzarse a la política.

Elecciones 2021 en El Destape Radio

Aunque la descripción de una "clase política" que desprecia el trabajo, el estudio y la inversión rápidamente nos podría remitir a los cuatro años de gestión nacional, provincial y porteña del macrismo, hay que llegar al tercer mensaje de su hilo de comentarios para que se devele que acompañará desde el radicalismo a Juntos por el Cambio y, en particular, a María Eugenia Vidal, en las próximas elecciones legislativas en la Ciudad de Buenos Aires.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

En un discurso electoral en el que la oposición parece que jugará a fingir demencia respecto de sus actos de gobierno hasta hace apenas dos años, algunos nuevos players de la política parecen lanzarse con todo y no escatiman en frases casi sin sentido. Más allá de los análisis que puedan hacerse, y que el flamante candidato hacía a diario como columnista económico --lo que nos remite también al pase de los medios a la función pública del ex ministro de Economía Nicolás Dujovne--, escribir frases que se dan de bruces contra la realidad se presenta como la forma de "hacer política" en estos tiempos para esta "clase política"

Con un blindaje mediático inédito, el espacio que ahora integra Tetaz redujo el empleo y los salarios a mínimos en una década, desinvirtió en infraestructura y educación y solo promovió el ingreso de capitales golondrinas. Quienes también "volaron" fueron cerebros en fuga por el desfinanciamiento en Ciencia y Tecnología. 

El desprecio por el trabajo

El economista, columnista de Jorge Lanata en la radio del Grupo Clarín, asegura que fue tentado en la política para dar fin al desprecio por el trabajo y que, por eso, se encolumna con el macrismo. Para refrescar mentes afiebradas basta con recordar que la cantidad de empleo registrado en el sector privado, según las cifras oficiales difundidas durante el propio macrismo, se contrajo bajo la administración de Cambiemos a niveles de 2010

Según la Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo, en términos absolutos entre noviembre de 2015 y noviembre de 2019 el macrismo destruyó 234.000 empleos formales en empresas privadas. Los paladines del empleo privado, sólo lograron una expansión temporal del empleo a partir de la flexibilización en el acceso al monotributo, que permitió la incorporación de trabajadores del sector formal e informal en este régimen simplificado, y de incorporación en el ámbito público.  

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios fue además una política en sí misma del gobierno de Macri, con el objetivo directo de reducir el "costo empresario". Cuando asumió, a finales de 2015, la cotización de la divisa estadounidense era de 9,85 pesos y se fue del Gobierno con un dólar a 63 pesos, lo que implicó un incremento de 539 por ciento en cuatro años. El salario respecto al dólar se redujo a casi una tercera parte de su valor durante la gestión de Cambiemos. 

Si se lo compara con la inflación, la mayor pérdida de poder adquisitivo de los salarios fue entre 2018 y 2020, concentrándose en los años 2018 y 2019, cuando una serie de devaluaciones de la moneda terminó por pulverizar los ingresos de los trabajadores. En ese lapso, el sector privado registrado perdió el 15,6 por ciento de la capacidad de compra de sus salarios (o salario real), al sector público se le recortó en un 20,7 por ciento y en el caso de los trabajadores y trabajadoras del segmento informal, el retroceso de los salarios frente a la inflación fue del 25,9 por ciento.

El desprecio por la Educación

Tetaz secundará en la candidatura a Vidal, la ex gobernadora que detenta el tristemente célebre récord de haber finalizado su mandato con menos escuelas de las que recibió. El economista, quien asegura ir contra quienes desprecian "el estudio", acompañará a quien criticó la creación de instituciones educativas universitarias públicas dado que, según la candidata, "nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad

Durante los cuatro años del gobierno de Cambiemos, el presupuesto en Educación se redujo un 35 por ciento, afectando mayormente a los niveles no universitarios y a las políticas socioeducativas destinadas a enfrentar la desigualdad, según un relevamiento del Núcleo Interdisciplinario de Formación y Estudios para el Desarrollo de la Educación (NIFEDE), un proyecto en el que participaron el Centro de la Cooperación Floreal Gorini y las universidades Pedagógica Nacional, de Buenos Aires, Avellaneda, Quilmes, General Sarmiento y San Martín. 

Según explica el reporte, el presupuesto en la partida “políticas socioeducativas” decreció de manera constante desde la asunción de Macri. Tomando como año de referencia 2016, el presupuesto real asignado a este programa para el 2020 representaba solo el 6 por ciento de lo que era al comienzo de la gestión

Particularmente en la Provincia, a tan sólo diez días del comienzo del ciclo lectivo, Vidal determinó el cierre de los ocho establecimientos del Delta, avanzó varios pasos más y dio de baja otras 39 escuelas rurales de la Provincia de Buenos Aires bajo la excusa de una supuesta "baja matrícula". El cierre contempló a tres jardines rurales y un secundario para adultos de la localidad de Tres Arroyos, dos primarias de General Viamonte, ocho escuelas en Lincoln, dos primarias de Junín, otras dos en Balcarce, dos en Chivilcoy, dos en Pehuajó, tres en Bolívar y otra en Chascomús, entre otras.

Los datos de la Provincia revelan que en 2018 hubo 290 unidades educativas estatales menos que en 2015. Si se analiza cada nivel, se puede observar que aumentó el nivel inicial (63 jardines más), pero disminuyeron los niveles primario (57 unidades educativas menos) y secundario (9 unidades educativas menos). Al mismo tiempo, cerraron 350 modalidades en la educación de jóvenes y adultos.

El amor eterno por el carry trade

Es un latiguillo constante de las "reglas claras" para impulsar la inversión. Sin embargo, lo que suele velar es la decisión de desregular los mercados y el empleo para atraer inversiones que, bajo estas condiciones, llegan para especular. 

Si hacemos referencia a la Inversión Extranjera Directa (IED), la Argentina recibió en 2018 su mayor volumen, 11.873 millones de dólares, un nivel similar al registrado en 2015, de acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. Según los registros de ese organismo, los números están en tono a los 10.000 millones de dólares desde entonces

De acuerdo con las cifras del INDEC, la formación bruta de capital fijo de los último veinte años evidencia que se está lejos del máximo de 19,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2007. Sin embargo, el macrismo se alzó al Poder con un nivel de inversión del 15,6 por ciento y lo entregó con un 13,5 por ciento.  En ese lapso, la inversión nacional en obras públicas registró una caída del 61 por ciento, mientras que los recursos destinados a infraestructura pasaron de representar el 2,7 por ciento del PIB en 2015 al 1,3 por ciento en 2019.

La única inversión redituable durante la gestión de esta "clase política" aglutinada entonces en Cambiemos fue el carry trade. Para aprovechar la desregulación de la cuenta capital y las exorbitantes tasas que ofrecía el mercado local, el ingreso de capitales golondrinas superó los 18.000 millones de dólares, aunque la deuda tomada con privados y el Fondo Monetario supere los 100.000 millones. El resto alimentó la fuga

Pero hay que mirar hacia delante

Tetaz se suma al concepto de "meritocracia" que también supo acuñar el macrismo. "El mérito no tiene lugar", dice el analista económico y plantea como alternativa el espacio de Juntos por el Cambio. De acuerdo con las partidas de la Secretaria de Ciencia, el presupuesto creció siempre por debajo de la inflación (en términos nominales aumento 198 por ciento con una inflación que superó los 300 puntos). Del 0,35 por cienot del PBI en 2015 cayó al 0,21 por ciento.

En el primer año de gestión de Cambiemos, científicos y becarios tomaron el Conicet en reclamo por la baja de casi el 50 por ciento en los ingresos a la carrera de investigador científico y por los recortes que se expresaban en el primer presupuesto de la era Macri. En 2017, tras la publicación de la convocatoria realizada a investigadores y becarios, hubo un nuevo recorte en el ingreso, limitando el cupo a 450 investigadores. En 2018 un nuevo ajuste puso jaque al Conicet. Finalmente, en septiembre de 2018, decide eliminar el Ministerios de Ciencia y Técnica. Un grupo de 11 premios Nobel y 1200 investigadores del mundo realizaron una carta con una fuerte crítica a la política que llevaba adelante Cambiemos en la materia. 

El resultado fue que una investigadora del CONICET tuvo que ir a un concurso de preguntas de TV para recaudar fondos para su investigación sobre el cáncer, porque hasta los becarios doctorales recibían un sueldo menor a la canasta básica. Gracias a la persistencia de estos investigadores, hoy la Argentina es pieza clave de las investigaciones sobre la pandemia y el desarrollo de las vacunas. 

Ni los ex funcionarios macristas, salvo casos puntuales, se animan a hablar de algunos de estos temas, porque entienden que la falta de memoria de los electores no puede ser tan profunda. Al igual que Tetaz, son muchísimos los argentinos y las argentinas que desprecian este tipo de políticas --huelgan los ejemplo--, pero no se olvidan de quienes las llevaron a cabo. Se puede seguir defendiendo como venía haciendo desde la radio en la que trabajaba este tipo de políticas (hubiese sido al menos coherente) y hasta pifiarle por 30 puntos en el pronóstico de inflación para un año durante el macrismo; pero no jugar a la campaña de la amnesia

MÁS INFO
Cristian Carrillo

Es licenciado en Economía (UBA). Integró el Centro de Estudios para la Planificación del Desarrollo de la Economía. Escribe de Economía y Finanzas desde 2004 y trabajó en Página/12, Ámbito Financiero y la agencia de noticias Télam, radio América, AM750, Radio Palermo y El Mundo. Melómano empedernido, rozando lo histérico.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►