Continúa el paro de aceiteros y se agrava el conflicto

El secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Aceiteros, Daniel Yofra, justificó  la huelga que tiene paralizada la actividad de los puertos exportadores desde el 9 de diciembre. 

28 de diciembre, 2020 | 15.01

Ya van casi 20 días de paro en los puertos cerealeros del país, que tiene paralizadas las ventas al exterior de granos y subproductos. El conflicto comenzó por una discusión salarial donde ambas partes, gremios y exportadores, todavía no parecen cerca de un acuerdo más allá de contactos informales.

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (Ftciodyara) y la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara), comunicaron que “ante la falta total de respuesta de parte de las cámaras patronales”, definieron la continuidad de la huelga nacional en la industria aceitera y de exportación de granos.

El secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Aceiteros, Daniel Yofra, justificó  la huelga en el sector que tiene paralizada la actividad de los puertos exportadores desde el 9 de diciembre y señaló que "es la clase obrera la que debe determinar cuánto debe cobrar un trabajador para vivir dignamente, ajustándose a derecho".

El dirigente gremial de la ciudad santafesina de San Lorenzo, 35 kilómetros al norte de Rosario, afirmó que ante el reclamo de aumento salarial y de bono de fin de año "las patronales siempre dicen que no lo pueden pagar". En declaraciones a Radio Gráfica, sostuvo: "Son de las más caraduras de todas, por el hecho de la rentabilidad que tienen y porque nosotros no hemos parado, hemos sido trabajadores esenciales durante la pandemia y lo seguimos siendo", enfatizó en declaraciones a la prensa.

En ese sentido, soslayó: "Es extraño que hoy, estando este gobierno, esta gente se ponga más dura". Y sumó: "Me parece que están especulando para tratar de lograr una baja de impuestos o una devaluación y nos quieren tomar de rehenes".

Choques con la patronal

El paro provocó que más de 100 barcos esperen en el río Paraná para cargar. En referencia a las consecuencias económicas de la medida, el dirigente arremetió: "Ellos dicen que pierden 100 millones de dólares por día de paro, con eso pagarían a todos los trabajadores el sueldo de todo el año".

"Los aceiteros queremos ser un referente de la clase trabajadora; queremos concientizar a todos los trabajadores, tenemos la obligación de saber cuánto debemos cobrar para vivir dignamente. De lo contrario, nos adaptamos al sistema que dice que tenemos que cerrar salarios por porcentaje de inflación, independientemente de si tenemos un sueldo de pobre, como si ese porcentaje te levantara el poder adquisitivo", subrayó.

Los exportadores, que según indican tienen un costo diario por no operar de U$S 100 millones, ya estiman una brusca baja en la liquidación de divisas. Concretamente, ingresaron U$S 1.734.293.026 en noviembre pasado y ahora existe riesgo de que sea algo superior a los U$S 1000 millones.

Hay más de 130 buques que no pueden cargar desde harina y aceite de soja a trigo y maíz, entre otros productos, según un mapa elaborado por Zeni en base a Marine Traffic. Los exportadores, que habían anotado mercadería para aprovechar una baja temporal de retenciones en el complejo soja, estiman en más de U$S 1.700 millones el valor de la mercadería pendiente de carga.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►