Aerolíneas latinoamericanas registran un aumento del 21,2% en el transporte de cargas en febrero

06 de abril, 2022 | 10.11

Las aerolíneas latinoamericanas registraron un aumento del 21,2% en los volúmenes de carga transportada en febrero de 2022 en comparación con el mismo período del 2021, según el informe suministrado hoy por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).

El registro se convirtió en el mejor desempeño de todas las regiones, lo que revela que algunas de las aerolíneas más grandes de la región se están beneficiando del fin de los procedimientos de quiebra que se dieron durante la pandemia, a la vez que la capacidad ofrecida en febrero aumentó en un 18,9% en comparación con el mismo mes de 2021.

A nivel global, la demanda medida en toneladas-kilómetro de carga (CTK*) aumentó 2,9% en comparación con febrero de 2021 y, de acuerdo con el informe, varios factores beneficiaron a la carga aérea en febrero frente a enero.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Por el lado de la demanda, la actividad manufacturera aumentó rápidamente después de las vacaciones del Año Nuevo Lunar de principios de febrero, y la capacidad ofrecida en bodegas se vio influida positivamente por la relajación general y progresiva de las restricciones de viaje por la Covid-19, la reducción de las cancelaciones de vuelos debido a factores relacionados con Ómicron (fuera de Asia) y menos interrupciones operativas por el clima invernal.

Ajustando la comparación por el impacto del Año Nuevo Lunar (que puede causar volatilidad en los informes) al promediar el desempeño de enero y febrero la demanda aumentó en un 2,7% interanual, y si bien los volúmenes de carga continuaron aumentando, la tasa de crecimiento se desaceleró desde la expansión interanual del 8,7% registrada en diciembre.

La capacidad ofrecida en bodega fue 12,5% superior a febrero de 2021 y si bien esto está en territorio positivo, en comparación con los niveles anteriores a la Covid-19, la capacidad sigue siendo limitada, un 5,6% por debajo de los niveles de febrero de 2019.

Esto se debió a diversos factores, por un lado, la inflación general de precios al consumidor para los países del G7, que fue del 6,3% interanual en febrero de 2022, la más alta desde fines de 1982.

Si bien la inflación normalmente reduce el poder adquisitivo, esto se equilibra con los niveles de ahorro más altos que surgen de la pandemia.

También la política de cero Covid en China continental y Hong Kong, que continúa creando interrupciones en la cadena de suministro como resultado de cancelaciones de vuelos debido a la escasez de mano de obra, y porque muchos fabricantes no pueden operar normalmente.

Además, el impacto de la invasión rusa de Ucrania, que tuvo un efecto limitado a nivel mundial en el desempeño de febrero, ya que ocurrió muy cerca del final del mes. Los impactos negativos de la guerra y las sanciones relacionadas (particularmente mayores costos de energía y reducción del comercio) serán más visibles a partir de marzo.

“La demanda de carga aérea continuó expandiéndose a pesar de los crecientes desafíos en el entorno comercial. No es probable que ese sea el caso en marzo, ya que se afianzan las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. Los cambios relacionados con las sanciones en la actividad manufacturera y económica, el aumento de los precios del petróleo y la incertidumbre geopolítica afectarán el desempeño de la carga aérea”, dijo Willie Walsh, director general de IATA.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►