Barajar y dar de nuevo: el dato que todavía ilusiona a la Selección Argentina

Al margen de la derrota sufrida con Arabia Saudita, la esperanza de la Selección Argentina está viva en la fase de grupos del Mundial Qatar 2022. Los partidos que se vienen contra México y Polonia serán fundamentales para avanzar de ronda.

22 de noviembre, 2022 | 11.54

La Selección Argentina perdió el invicto tras la derrota por 2 a 1 ante Arabia Saudita en el debut del Mundial de Qatar 2022 en el Estadio Lusail, pero mantiene viva la esperanza para clasificar a la siguiente ronda y tendrá que hacerse fuerte en lo que venga. El elenco nacional, que se puso en ventaja con el tanto convertido por Lionel Messi, no se recuperó de los dos golpazos de los árabes en el comienzo del complemento. Sin embargo, la ilusión está intacta y las posibilidades de ganarle a México y Polonia en los dos partidos restantes existen, como también la chance de meterse en octavos. Antes, habrá que barajar, aprender de los errores y dar de nuevo.

Es claro que no será nada fácil. Una caída más marcará el destino de un plantel bien conformado que llegó como uno de las firmes candidatos a levantar el trofeo el próximo 18 de diciembre en el mismo escenario en el que este martes 22 de noviembre quedó no tan cerca del objetivo en su primera presentación. La cara de desazón se puede transformar en felicidad en poco menos de un mes y desde la "Albiceleste" lo saben. A lo largo de los mundiales pasaron muchos cruces difíciles y Argentina los sacó adelante, se recuperó de las malas y hasta dio pelea hasta el final. Es por eso que, con Messi llevando la bandera la "Scaloneta", puede revertir esta situación y tendrá que reaccionar a tiempo como sucedió en algunas recordadas ocasiones.

Una de las remontadas más recientes en la fase de grupos se dio en Rusia 2018. El Seleccionado empató inesperadamente ante Islandia, fue derrotado de manera contundente con Croacia y le ganó agónicamente a Nigeria para meterse en octavos de final en un certamen en el que las chances parecían nulas. Ocho años antes, en Sudáfrica 2010, España no pudo en el debut contra Suiza y poco después gritó campeón en la final contra Países Bajos. Pero, el recuerdo que esperanza a más de uno es el de Italia 1990. La caída por la mínima ante Camerún fue un golpe duro, pero el equipo de Carlos Bilardo no sólo pasó de fase, sino que llegó al duelo decisivo y cayó ante Alemania con un penal polémico. La magia del 5 de copas que sacó el 10, tal como Diego Armando Maradona, aún no se extinguió.  

Hoy, con la derrota, el invicto de 36 encuentros y los números quedaron atrás, pero no lo que logró este conjunto en los últimos cuatro años de la mano del DT que lo sacó campeón. La formación no funcionó como hasta hace pocos días atrás se lo vio en el amistoso internacional contra Emiratos Árabes y, a simple vista, preocupó porque sucedió lo que pocos esperaban. El rival achicó, presionó y complicó; y ahí estuvo la clave para hacerle un partido difícil al combinado argentino. En lo futbolístico se notó la ausencia de Giovani Lo Celso y, a pesar de que "Papu" Gómez hizo lo más que pudo, no logró esa unión con el mejor del mundo. El primer tiempo tuvo de todo y Argentina quedó lejos -pero cerca- de aumentar la ventaja después del tiro desde los doce pasos. Lionel Messi ilusionó al país cambiando por gol el penal que le dieron a la Selección y el offside automático rompió con todo tipo de sueño de convertir más goles.

Lautaro en dos oportunidades, el propio Leo en la restante estuvieron centímetros adelantados, el VAR llamó y ahogó los gritos de gol. Para colmo, el arquero Mohammed Alowais tuvo su noche soñada y sacó todo tipo de pelotas cuando Argentina no dejó de intentar. El portero atajó dos cabezazos tremendos en el área, una pelota imposible a Tagliafico y las más difíciles que tuvo. Al-Shehri y Al Dawsari hicieron lo propio y definieron ante la floja respuesta de la Selección en defensa. Sí, aquella dupla forjada por Nicolás Otamendi y Cristian "Cuti" Romero que se mostró firme con una muralla detrás como "Dibu" Martínez sufrió dos golazos por desatenciones.

Sea con nombres nuevos o con los mismos en el 11 titular, a la "Albiceleste" no le queda otra opción que cambiar la cara para el próximo encuentro. Está claro que ningún seleccionado saldrá a jugarle a los de Scaloni como un duelo más y Arabia Saudita lo dejó más que claro yendo de igual a igual en el segundo tiempo. Los que creían que los árabes serían "los más accesibles", los jugadores se encargaron de demostrar lo contrario y no hay dudas que los mexicanos y los polacos serán los más complicados. Por este motivo, la preparación tendrá que ser aún mayor y más intensa, porque perder puntos contra ellos traerá el peor escenario posible.

El siguiente compromiso será el sábado 26 de noviembre ante el México de Gerardo "Tata" Martino, que no llega con las mejores luces a este Mundial de Qatar. Es uno de los más cuestionados y el nivel mostrado hasta el momento anticipa que puede tener un torneo flojo. Igualmente, lo sucedido en el Estadio de Lusail demostró que los partidos hay que jugarlos antes de pensar en una victoria clara ante un elenco inferior. Más adelante estará Polonia (30/11), en otro duelo trascendental para meterse en octavos de final. Una vez que pase ese encuentro -y ojalá se logre la clasificación- el que venga también será difícil, por lo que no hay peor pronóstico que llegar confiado y con resultados que lo respalden, más aún en un Mundial.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►