Space Jam: Qué fue de la vida de los famosos basquetbolistas de la película

En la cinta, los jugadores eran dominados por unos aliens que les robaban el talento para enfrentarse a Michael Jordan y los Looney Tunes en un memorable partido de basquet.  

30 de junio, 2020 | 18.42

Aprovechando su llegada a Netflix, te contamos qué fue de la vida de los basquetbolistas que acompañaban al prolífico Michael Jordan en "Space Jam", el clásico animado de los '90 que no envejece y sigue conquistando audiencias. En la película, Michael Jordan se alía a los Looney Tunes para vencer a un equipo de aliens en un emocionante partido de basquet. Claro que los villanos guardan una tramposa carta bajo la manga y se roban los talentos de cinco súper talentos de la NBA. ¿Cómo están hoy, a más de diez años de la aventura?

El peor Call Center del mundo

Charles Barkley

Símbolo de Suns y los Rockets, terminó su carrera en 2000 con dos oros olímpicos en su cuello pero sin un título de NBA en sus brazos. Actualmente, comenta la actualidad de la liga en TNT, junto a Shaquille O'Neal, Kenny Smith y Ernie Johnson. También ha publicado varios libros, como "I May Be Wrong But I Doubt It" y "Who's Afraid of a Large Man?".

Patrick Ewing

En 2003, su número fue retirado por los Knicks. Inició una carrera como asistente y coach. Dos años antes, fue acusado por abuso sexual, pero no recibió cargos en su contra.  Actualmente, lidera al equipo de la Universidad de Georgetown, misma institución en la que comenzó su carrera antes de llegar a la NBA.

Shawn Bradley

El tercer jugador más alto en la historia de la liga (2.29) tuvo una longeva carrera en Sixers, Nets y Mavericks. Siempre de perfil bajo, decantó su vida a favor de los menos desfavorecidos. Trabajó en la West Ridge Academy, en Utah, un instituto de jóvenes en riesgo de exclusión. En 2010, se registró para ganar un escaño en la Cámara de Representantes por el distrito 44° de Utah por el Partido Republicano, pero perdió en la votación con el 46%. de los votos.

Larry Johnson

Johnson llegó a ser el jugador mejor pagado de la NBA. Su contrato multi-anual de 84 millones con el equipo de Charlotte superaba el que poseían otras luminarias, como Malone, Ewing, Barkley, e incluso Jordan. Se convirtió al islam, se graduó ciencias sociales y fue contratado por los Knicks como operador de basquetbol y negocios. En 2015 cayó en bancarrota después de una demanda judicial en la que una corte de California le exigió el pago de $120,000 por responsabilidad parental.

Muggsy Bogues

El jugador más bajo que haya pisado un parqué de NBA (1.60) se destacó con Bullets, Hornets, Warriors y Raptors. En su autobiografía "In the Land of Giants" detalla las complicaciones sufridas por los estigmas en torno a su estatura. Entrena a un equipo de la universidad en Charlotte y también ejerce como embajador de los Hornets.

 

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►