Migue Granados confesó su difícil adicción: "Quise dejar y no pude"

Migue Granados abrió su corazón y contó cuál es la adicción que sufre. El humorista dialogó con Gastón Pauls en Seres Libres.

02 de agosto, 2022 | 18.02

Migue Granados decidió hablar sobre una situación difícil de su vida, con la cual debe lidiar todos los días. El humorista se decidió e hizo pública una adicción adicción con la que combate todos los días: "Me siento esclavo".

“Me siento esclavo con el pucho. Lo siento desde que lo quise dejar y no pude. Lo padezco 100%, me da asco, lo descubrí las veces que lo dejé y me sentía muy pulcro: el olor, todo. Creo que soy el dueño, pero soy un esclavo total", manifestó Migue Granados, en diálogo con Gastón Pauls en Seres Libres (Crónica TV).

Repasando el inicio de su incursión con el cigarrillo, Migue Granados hizo hincapié en su arrepentimento: “Empecé para hacerme el canchero a los 15 años. Aparte lo que más bronca me da es que llevo la cuenta de todo lo que fumé y cómo me gustaría no haberlo fumado. Creo que si me llevo un sustito, me vendría bien. Por ahí le puedo tirar una cometita al que me hace la placa de pecho, que me diga que ve una manchita”.

La adicción de Migue Granados con el cigarrillo: "No puedo cagar sin el pucho"

Migue Granados aseguró que espera tener resultados negativos en los chequeos médicos para asustarse y dejar el cigarrillo: “Cuando me hago un estudio, estoy esperando la mala noticia. Es increíble porque con lo hipocondríaco que soy, debería dejar varios hábitos. Hay dos caminos que pasan por la cabeza: uno es decir ´está todo bien, reseteo y doy de nuevo, y dejo esto o tengo paño, y hago esto, pero es ser un pelotudo”.

“Es como una compañía, pero chota. No me imagino muchas cosas sin el pucho: no puedo cagar puede no haber inodoro, pero tiene que haber pucho; también después de comer... Por ahora no me quita nada, solo capacidad pulmonar, pero no lo compruebo porque tampoco hago salto con vallas", agregó el protagonista.

Para cerrar, Migue Granados reconoció que también tiene fanatismo por la comida y que "el packaging" lo es todo: “Me gusta comer porquerías, es lindo. Aparte yo soy muy boludo y todo lo que tenga un lindo packaging me lo vendés, entonces si hay unas papas fritas que vienen con cáncer y en la tapa está Lebron James, yo te lo compro. Yo soy gordo de alma y de corazón, milito la comida, no es un nutriente para mí, soy fan… soy gordo porque como mucho a la noche, el momento mío de falopa de comida es a la noche”.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►