El difícil momento del "Mini" de Duro de Domar: "Es muy difícil no caer en la depresión"

Juan Carlos Velázquez triunfó en su participación en Duro de Domar y la pandemia le dio un terrible vuelco a su vida. ¿Cómo es la actualidad del "Mini"?

08 de septiembre, 2021 | 19.27

Juan Carlos Velázquez se volvió famoso en el programa Duro de Domar -primero conducido por Roberto Pettinato, luego por Daniel Tognetti- como "El Mini", personaje humorístico que hacía caracterizaciones. Con el fin del magazine nocturno, Velázquez desapareció de la escena pública y la falta de trabajo y oportunidades lo dejó en bancarrota, luchando por sobrevivir. ¿Qué es de su vida?

“La gente me pregunta qué pasa que no estoy en la televisión. Parece que los productores se han olvidado de mí, ese es el tema”, lanzó el actor en diálogo con el periodista Juan Etchegoyen de Mitre Live. Juan Carlos Velázquez, que también trabajó con Mauro Viale y Lucho Avilés, remarcó que para no deprimirse tuvo que apelar a la reinvención a pesar de su mala situación económica, que se agravó con la pandemia. “Estaba haciendo teatro y con todo esto que recién se está abriendo, por ahora no estoy haciendo nada de nada. Estoy vendiendo lámparas, cables, todo lo que es eléctrico para los comercios, kioscos, almacenes y algunos supermercados”, reveló sobre su trabajo actual.

Aunque no atraviesa un momento de plenitud laboral, Velázquez reconoció que la gente lo sigue parando por la calle: “Trato de estar en contacto con la gente para hacer algo además, porque es muy difícil no caer en la pereza, en la depresión. Me piden sacarse fotos y no hay problemas. Me preguntan qué estoy haciendo y cuando les cuento que voy por los negocios vendiendo lámparas me piden verlas y me compran. Eso me gusta porque si les vendo a ellos no tengo que andar después tan cargado y ese día termino más rápido”.

"Estoy viviendo con mi mamá y mis hermanos"

En torno a su vida económica y afectiva, agregó: “Fue bastante duro, estoy viviendo con mi mamá y mis hermanos, gracias a dios ellos trabajan y me dan una mano, me ayudan a pagar la tarjeta ya que a veces no tenía ni para pagar la tarjeta. Es lindo gastar pero después hay que pagarlas entonces decidí ya no tener más para frenarlo. Además pude cobrar algunas cosas que me debían y gracias a dios estoy libre, sin deudas”.

“El IFE de diez mil pesos lo cobré una sola vez y después no cobre más. Tuve mis ahorros y con eso me mantuve bastante hasta que se me acabaron. Tenía ahorros bastante importantes de las épocas en las que trabajaba bien”, cerró Juan Carlos, sobre su vida en pandemia.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►