El calvario de Mau y Ricky antes de la final de La Voz: "A decir la verdad"

Mau y Ricky Montaner repasaron cómo fueron las primeras emisiones de La Voz Argentina y cómo debieron ganarse el cariño del público argentino.

04 de septiembre, 2021 | 20.00

Mau y Ricky Montaner se refirieron al comienzo de su incursión en La Voz Argentina y su análisis de esos inicios no fue el más positivo. En la previa a la Gran Final del principal certamen musical del país, la producción del ciclo hizo un repaso por el recorrido tanto de los jurados como de los participantes. En ese sentido, los hijos de Ricardo Montaner reconocieron que el inicio fue difícil pero que hoy ya están asentados y contentos con el cariño que el público les muestra en cada oportunidad.

El viernes pasado, La Voz Argentina tuvo un programa muy especial, en el que los protagonistas del ciclo hicieron un repaso por lo más destacado de cada gala y los mejores momentos del show. Menos conocidos en el país que sus compañeros de jurado, Mau y Ricky tuvieron que ganarse a una buena parte del público, que se distanció porque se decía que no se habían ganado ese lugar de privilegio por mérito propio sino por ser hijos de Ricardo Montaner. 

"Ustedes fueron adoptados por el público argentino, la gente los ama. Sin embargo, cuando recién entraron, las redes sociales…", comenzó asegurando Marley en un momento íntimo con los dos coaches. Entre risas, Ricky lo interrumpió: "¿Cómo les quedó el ojo a los que decían que éramos una mierda?, ahora somos increíbles". "Son muy talentosos, producen a grandes artistas; cantan, escriben, hacen de todo, y cuando los conoces en persona los querés más, porque son divinos", cerró su idea el conductor del ciclo.

Mau y Ricky Montaner se refirieron al comienzo de su incursión en La Voz Argentina

"Yo voy a decir la verdad, porque el primer episodio fue un poco fuerte. Obviamente lo habíamos pregrabado, teníamos toda la ilusión de mundo, pero cuando sale al aire fue heavy…nos hicieron leña. Pero al segundo episodio todo cambió", reveló un muy sincero Mau. Su hermano coincidió en parte y aseguró que las críticas fueron antes de que el certamen iniciara: "Había gente en Argentina que nos conocía por nuestra música, pero había generaciones que no nos conocía por nuestra música, y eso dice ‘¿Y ellos que han hecho para estar en la silla grande?’".

"Yo no creo que tenga que ver con la música y el talento, sino con que no los conocían como persona. Pero entraron de una menara increíble, no hay persona que no los quiera", sumó Soledad Pastorutti al análisis. Por su parte, Lali Espósito coincidió con lo dicho por La Sole y, a diferencia de Mau y Ricky, reconoció los mensajes positivos que recibieron los hermanos también en la previa.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►