"Largaba humo por la boca": la trágica muerte que golpea a Baby Etchecopar

Desgarrador testimonio del periodista opositor. En los últimos días, Baby Etchecopar sufrió la muerte de una de las personas con quien logró forjar un lazo de amistad en la profesión: el conductor Mario Pereyra.

07 de noviembre, 2020 | 17.18

El periodista Baby Etchecopar sufrió una dura pérdida. De manera trágica y luego de darle una dura batalla al coronavirus, su colega Mario Pereyra falleció el pasado 1 de noviembre. Y despidiendo al conductor y empresario de Cadena 3, el operador macrista dejó su coraza de lado para emitir un sentido mensaje: "Mario Pereyra, querido. Lo despedimos con un aplauso. Gracias por todo lo que nos diste. Gracias a mis compañeros de verdad".

"Hablando de Mario Pereyra dijo algo maravilloso un compañero de él, un hombre de 80 años que estuvo toda la vida al lado de él… Dijo que era un parlante que caminaba y para todos los que amamos la radiofonía es real. Yo una vez iba a trabajar a Junín y paré en una estación de servicio en la madrugada, salió un señor con un farolito a darnos combustible", agregó Baby Etchecopar, recordando una vieja anécdota en la que el fallecido presentador fue involucrado.

La anécdota con la que Baby Etchecopar recordó a Mario Pereyra

Destacando la importancia de la radiofonía argentina y el amor que Mario Pereyra tenía por su profesión, Baby Etchecopar rememoró una noche en la que fue asistido por un señor desconocido en las afueras de Buenos Aires: "Nos miró y se fue. Largaba humo por la boca del frío. Vuelve a salir con la mujer, el hijo y un nene. ‘¿Vos sos Baby?’, me preguntó. Me agarró, me llevó para adentro en un galpón. Levantó el recado del caballo y me dijo que me escuchaba todos los días mientras se quedaba cuidando los bichos. Mario Pereyra, este hombre que decía que estaba quince días de vacaciones y tenía que volver a su micrófono".

"Nos pasa a todos los animales de radio. Vos para hacer esto necesitás tres cámaras HD, luces de tanto calor, todos estos inútiles, pero la radio es un micrófono y otro tipo del otro lado. Es magia, ni te maquillás… no te bañás, no te empilchás. Eso era Mario Pereyra que se paraba Córdoba cuando él hablaba. Esto es lo lindo de la radiofonía. Yo a esto lo amo porque amo a mis compañeros y es como venir a un club, pero realmente a la radio la amo", agregó Baby Etchecopar al aire de Basta Baby por A24.

Ahora en Rivadavia que nos dan mucha libertad para hablar, toda, toda. Pero en todas, en la Diez también tuve libertad hasta que un día se levantó Cristóbal López, me escuchó y dijo ‘echenló’, pero hasta ese momento yo decía lo que quería. Realmente él era un animal de radio y quedamos pocos. Nos fuimos extinguiendo. Ahí podés tener 90 años y si estás lujo seguís hablando. Por esto, este homenaje a Mario Pereyra

LA FERIA DE EL DESTAPE ►