Un músico pidió una fortuna para estar en MasterChef: "Sabía que me iban a decir que no"

Como le avergonzaba decir que "no", un conocido músico argentino pidió una cifra "estrambótica". Recientemente empezó su propio ciclo de cocina en otro canal.

07 de julio, 2021 | 15.20

El éxito que alcanzó MasterChef Celebrity en sus dos ediciones es imposible de negar y así como muchos famosos hoy se postulan para la tercera temporada, hubo un reconocido músico que pidió una suma "estrambótica" porque le avergonzaba más decir "no" que pedir mucha plata. "Cocinar en la tele para competir no me gusta. Yo siempre odié competir", reveló recientemente en una entrevista Javier Calamaro, que el domingo pasado empezó un propio programa en El Nueve donde cocina para algún invitado especial.

En una entrevista en vivo por el Instagram del portal PrimiciasYa, Javier Calamaro reveló que fue invitado a participar de la primera temporada de MasterChef Celebrity, el gran éxito del rating del 2020 y el 2021. "Me llamaron y me enteré también que habían llamado a un montón y en ese momento quedó el Mono de Kapanga", contó el menor de los hermanos Calamaro, que también aseguró que desde la producción del certamen gastronómico se habían comunicado con una buena cantidad de rockeros.

"Cocinar en la tele para competir no me gusta. Yo siempre odié competir. Para mí la cocina sirve para otra cosa, para compartir momentos con la familia y amigos", aseguró el cantante, que el domingo pasado debutó en la pantalla de El Nueve con La cocina de los Calamaro, un ciclo en el que invita a amigos a comer. La primera emisión tuvo la participación especial de L-Gante, el cantante de cumbia del momento. Por vergüenza a decirles que "no", Javier Calamaro prefirió pedir una cifra "estrambótica": "Como decir 20 veces más de lo que cobro por hacer una gira. Una cifra ridícula para que digan que no".

"Yo respeto a los que participan y quienes compitan, pero yo no. No me siento cómodo compitiendo y mucho menos me bancaría grabar 8 o 10 horas por día", aclaró el cantante. Las jornadas de grabación fueron uno de los motivos que convencieron a Calamaro de que MasterChef no iba a ser para él: "Si estoy 10 horas por día grabando me quedo sin vida, me quedo sin hacer un disco y de disfrutar de mi hija Sacha que ya tiene 8 meses".

"Nunca más me llamaron al pedir esa cifra y apareció el Mono en mi lugar", cerró Javier Calamaro sobre su negativa en la posibilidad que tuvo de sumarse al programa que fue furor en la televisión argentina. De todos modos, el cantante se encuentra muy contento de su decisión, principalmente por poder estar cerca de Sacha, su pequeña hija.

Las más vistas

LA FERIA DE EL DESTAPE ►