Hallaron una estrella que se distorsiona como una lágrima y que explotará en una supernova

Se trata de un sistema binario ubicado a 1.500 años luz de distancia, cuyas estrellas orbitan en espiral y que en 70 millones de años formarán una supernova. 

13 de julio, 2021 | 20.31

Un equipo internacional de astrónomos descubrió un sistema binario cuyas estrellas orbitan en espiral y que en unos 70 millones de años se encontrarán, se destruirán entre sí y formarán una supernova. El estudio que informa de este hallazgo fue publicado el lunes pasado en la revista especializada Nature Astronomy, explica que se encuentran a 1.500 años luz de distancia de la Tierra y una de las estrellas ejerce bastante más gravedad que la otra.

Elecciones 2021 en El Destape Radio

El sistema HD265435 fue recientemente descubierto por un grupo de astrónomos y astrofísicos dirigido por la Universidad de Warwick, Reino Unido. Ubicado a 1.500 años luz consiste en una enana blanca y una subenana caliente. La primera es una estrella "muerta" que ya quemó todo su combustible, mientras que la otra todavía está quemando helio. La enana blanca tiene una masa similar a la del Sol y un tamaño parecido al de la Tierra; por su parte, la subenana tiene un volumen muy superior. La masa conjunta de las dos estrellas está estimada entre 1,3 y 1,9 masas solares.

Alrededor del 70% de las estrellas que hay en nuestra galaxia se encuentran en sistemas binarios, es decir que están unidas a otra estrella, una orbitando a la otra, a variadas distancias. Esto mismo se encontraba estudiando el grupo de la Universidad de Warwick cuando notaron que el sistema tenía una forma de lágrima. Esta particular estructura se debe a que una de las estrellas ejerce mucha más gravedad que la otra. Actualmente las dos estrellas se orbitan de forma mutua cada 100 minutos, aproximadamente.

Para que una estrella termine su vida como supernova debe tener 1,4 veces la masa del Sol, por lo menos. Este umbral es conocido como límite de Chandrasekhar y ninguna de las estrellas del sistema HD265435 lo cumple, aunque lo pueden superar en conjunto. En el caso hallado recientemente, la masa solar de la enana blanca es de 1 y la de la subenana de 0,6, cifras que según los cálculos de los expertos terminará en una supernova IA dentro de 70 millones de años. 

Las supernovas de tipo IA son fundamentales para los especialistas, ya que su brillo es constante y de un tipo específico de luz, lo que permite que los astrónomos puedan comparar la luminosidad que deberían tener y calcular su distancia con un buen grado de precisión. Estudiar este fenómeno permitirá a los especialistas conocer más sobre las supernovas, explosiones estelares de las que se sabe muy poco actualmente. "No sabemos exactamente cómo explotan estas supernovas, pero sabemos que tiene que suceder porque lo vemos en otros lugares del universo", aseguró Ingrid Pelisoli, autora principal del estudio publicado en Nature Astronomy

LA FERIA DE EL DESTAPE ►