A un mes de que el periodista Juan Amorín diera a conocer en El Destape que el gobierno de Cambiemos utilizó aportantes truchos en su campaña de 2017, el diario Clarín y el portal TN decidieron finalmente compartir la investigación.

Bajo el título "Aportes electorales: el Gobierno se defiende ante una denuncia y sale a apurar la bancarización", Clarín tocó por primera vez el asunto y recibió una insólita explicación de un funcionario, en off.

"En la Casa Rosada y en la Gobernación bonaerense admiten que el tema escaló en la agenda, pero insisten en que hay un trasfondo político. 'Ellos están igual de complicados, pero entienden que esto les da rédito'", reza el artículo.

Clarin aportantes

En otro fragmento, reproduce declaraciones del Gobierno: “No suena razonable que un beneficiario de AUH aporte para una campaña, pero no es ilegal. Nosotros solo podemos constatar que estén vivos, como pide la ley actual, pero no si son beneficiarios de planes sociales".

Lo que la explicación del funcionario omite deliberadamente es que no solo los falsos aportantes son beneficiarios de planes sociales o de AUH, sino que negaron haber hecho esas donaciones ya que no tienen fondos suficientes para hacerlo.

Además, luego aparecieron casos de ex candidatos reconociendo que no aportaron a las campañas 2015 y 2017, pese a que figuran haciéndolo. Que las denuncias provengan de miembros de Cambiemos demuestra lo lejano que está la explicación de los hechos reales.

En otra parte de la nota, el medio señala que la recaudación fue "descentralizada" a través de funcionarios y consejeros que reunieron aportes "difíciles de controlar". Además, informa que desde Cambiemos buscan desligar a los candidatos: "deberán dar cuenta los responsables jurídicos de la campaña, el radical Alfredo Irigoin -ex intendente de Laprida, ex funcionario en Ambiente y hombre de Daniel Salvador- y Carla Chabán, del equipo de la macrista Fernanda Inza, flamante contadora general de la Provincia".

Embed