El titular del gremio de trabajadores gastronómicos, Luis Barrionuevo, sostuvo este lunes que el Gobierno "necesita un apoyo" durante "no menos de dos años", y afirmó que tiene "muchas esperanzas" de que en la reunión de este miércoles entre sindicalistas y empresarios se logre acordar un bono de fin de año de "2 mil pesos para todos".

"Este gobierno necesita un apoyo, no dándole un tiempo eterno" pero sí "no menos de dos años para que puedan llegar los capitales", señaló Barrionuevo e insistió con que al gobierno nacional "hay que ayudarlo" porque "necesita un tiempo para acomodar el déficit", que atribuyó a la administración anterior.

"Yo creo que el gobierno ha dado lo que tiene", dijo Barrionuevo en declaraciones a radio La Red sobre el pago extraordinario de 1.000 pesos para jubilados y beneficiarios de la AUH anunciado por la Casa Rosada.

En tanto, respecto de la negociación entre gremios y empresarios que comenzará este miércoles para intentar acordar un bono de fin de año, el sindicalista evaluó que "la CGT está actuando muy bien" planteando "un bono de 2 mil pesos para todos", cifra que consideró "un piso muy importante".

Barrionuevo dijo tener "muchas esperanzas" de que las negociaciones lleguen a buen puerto pero puso el acento en el papel de los empresarios.

"Yo tengo muchas esperanzas, porque los empresarios deben hacer un 'mea culpa'. Muchos de ellos han aplicado la inflación que hubo en el alza de los precios desde noviembre pasado en adelante y la inflación se comió el poder adquisitivo de los trabajadores", indicó.

El líder gastronómico hizo hincapié en que "tanto el presidente (Mauricio Macri) como la gobernadora (bonaerense María Eugenia Vidal) hicieron un llamamiento muy importante" a los empresarios durante el Coloquio de Idea de la semana pasada en Mar del Plata y "les hablaron desde el corazón".

"Espero que nos devuelvan el miércoles con el corazón y no con el bolsillo", ironizó Barrionuevo en referencia a la frase utilizada por el ex ministro de Economía de Raúl Alfonsín, Juan Carlos Pugliese, tras una reunión con ejecutivos de grandes compañías durante la hiperinflación de 1989.

Consultado sobre cuál será la reacción de la CGT en caso de que no se logre un acuerdo por el bono de fin de año, el sindicalista respondió: "No me quiero adelantar pero espero que no nos pongan en una situación a la que no queremos llegar, que es elaborar un plan de lucha".

En sentido, advirtió que "un paro es una medida de fuerza que trae aparejadas, si no tenés resultados, muchas otras medidas".

"Yo creo que se está conversando y creo que son los mensajes que está trayendo desde Roma" el Presidente, analizó positivamente Barrionuevo en alusión al encuentro que Macri mantuvo el sábado con el papa Francisco y que contribuirían a lograr un acuerdo entre los gremios y las cámaras fabriles. "El Gobierno necesita consenso; sólo con la política de los CEO no se puede sacar el país adelante", resumió.