Lo que necesitás saber sobre el uso de las tarjetas de crédito en Argentina

Te damos consejos y tips para que sepas cómo usar tarjetas de crédito en Argentina. 

06 de agosto, 2020 | 10.22

Cada vez, es más frecuente contar con menores cantidades de efectivo en la billetera y optar por otros medios de pago. El uso de tarjetas de crédito en Argentina no es algo nuevo.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

En el contexto de la pandemia de COVID-19, esta tendencia se fortaleció. Los comercios comenzaron a promocionar el uso de medios de pago “sin contacto”, como prevención a la propagación del virus.

¿Sabés cómo es el uso de las tarjetas de crédito en Argentina? ¿Conocés las tendencias hacia la digitalización? A continuación te contamos todo lo que necesitás saber para ser un usuario informado y responsable.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

 

 

¿Qué es una tarjeta de crédito?

El sitio web del Banco Central de la República Argentina (BCRA) ofrece la siguiente definición lo que es una tarjeta de crédito: 

 

“Un instrumento de pago que debe ser gestionado en una entidad financiera o en una empresa emisora de tarjetas de crédito”.

 

Agrega, además, que el instrumento es otorgado al solicitante “si cumple con los requisitos exigidos”. La entidad gestora es la que define el monto de crédito con el que contará el solicitante. El límite de dicho monto estará sujeto a los ingresos que el solicitante demuestre tener. 

Pero, ¿cuál es el rasgo distintivo que fundamenta el uso de las tarjetas de crédito en Argentina y en el mundo? Lo que diferencia a este medio de pago, de otros, es que los fondos a utilizar no necesitan estar depositados previamente. 

Las tarjetas de débito son aquellas que se utilizan para hacer compras con dinero que ya se encuentra en la cuenta vinculada. No es ese el caso de las tarjetas de crédito, que funcionan a modo de préstamo de la entidad emisora al usuario.

Entonces, el uso de las tarjetas de crédito en Argentina y en todos lados, significa generar deuda. Por lo general, esta deuda se debe cancelar mensualmente, a partir del resumen que expone todas las transacciones realizadas y que se traducen en el monto total a cancelar.

A veces, no llegamos a pagar la totalidad de esta deuda y hacemos un pago parcial. Cuando esto pasa, el importe que haya quedado pendiente comienza a acumular intereses. 

Además, las tarjetas de crédito ofrecen otra ventaja, que suele ser aprovechada con entusiasmo y no siempre con cautela: el pago en cuotas. La posibilidad de hacer compras con pago a plazos puede ser realmente determinante para las economía personal y familiar. 

En marzo de 2020, un estudio comparativo con otros países demostró la importancia del uso de las TDC en Argentina. Los ciudadanos prefieren comprar con este medio de pago cuando se les ofrece la posibilidad de cancelar en cuotas sin interés.

A su vez, las fluctuaciones de la economía impactan en el uso de las tarjetas de crédito en Argentina. La cantidad de tarjetas activas ha mermado debido a las crisis. Además, cuando se complican las economías familiares, crece la morosidad  en el pago de las tarjetas.

Debido a la emergencia económica provocada por la pandemia de COVID-19, el BCRA determinó que las entidades financieras deberán refinanciar los saldos negativos de los usuarios de tarjetas de crédito en Argentina. Tendrán que ofrecer a los deudores tres meses de gracia y nueve cuotas.

 

¿Cómo se usa una tarjeta de crédito?

Para obtener una tarjeta de crédito en Argentina, la entidad emisora a la que acudamos puede exigirnos una serie de requisitos. Es necesario ofrecer algún tipo de garantía para la institución correspondiente. 

Debemos demostrar que somos confiables y que tenemos los medios para cancelar las deudas que generemos. Los requisitos pueden variar dependiendo el banco o entidad y según la tarjeta a la que estemos queriendo acceder. Con el plástico, la entidad nos ofrece una determinada línea de crédito. Este es el monto de dinero máximo del que podemos disponer.

Un buen uso de las TDC en Argentina implica la cancelación en tiempo y forma de los montos correspondientes. Esto servirá como argumento para la solicitud de un aumento de la línea de crédito cuando el cliente lo desee.

La tarjeta de crédito es una opción de pago siempre y cuando el establecimiento en el cual estemos queriendo consumir lo ofrezca como posibilidad. Algunos negocios tienen convenios con determinados bancos y ofrecen ofertas especiales para el pago con tarjeta de crédito.

Para hacer una compra con tarjeta de crédito en un local comercial u otro establecimiento físico, es necesario contar con el plástico y el DNI. Esto es fundamental para la seguridad. 

Por otro lado, los argentinos se están animando cada vez más a las compras por Internet. Poco a poco, la desconfianza inicial cede ante las comodidades que ofrece el mundo digital.

En este sentido, las medidas de seguridad adoptadas por la pandemia de COVID-19 y el distanciamiento social, preventivo y obligatorio, favoreció el crecimiento del comercio electrónico. No solo las ofertas digitales que ya existían vieron crecer sus ventas, sino que, además, muchos comercios se lanzaron a la venta online por primera vez

En este contexto, muchas personas comienzan y se animan por primera vez a comprar a través de Internet. Sin embargo, resulta importante tener en cuenta los parámetros de seguridad de estos sitios web y los sistemas de procesamiento de pago que utilicen. 

Para hacer compras en Internet, solo es necesario contar con determinada información sobre la tarjeta de crédito y los datos personales del titular, tal y como figuran en el plástico. 

Al realizar una compra con tarjeta de crédito, sea en un establecimiento físico o en Internet, el banco o entidad emisora paga al negocio el monto correspondiente. Luego, el dueño de la tarjeta debe cancelar al banco.

La fecha de corte es el día en que cierra el ciclo mensual. En ese momento, se suman todos los gastos hechos en el periodo y el saldo disponible se reinicia. La fecha límite de pago es el último día en que se puede pagar el saldo indicado en el resumen del ciclo cerrado.

¿Para qué sirve saber esto? Puede resultar útil tener en cuenta que aquellas compras que se realicen apenas pasado el límite de corte serán, en consecuencia, las primeras del ciclo siguiente. Esto se traduce en mayor tiempo antes del límite de pago.

¿Qué pasa si no podés pagar el saldo total? El “pago mínimo” es una suma de dinero que el banco propone como opción para evitar los cargos adicionales por morosidad. Sobre el saldo pendiente se generan intereses, a pagar en cuotas.

Es importante tener en cuenta los costos fijos y variables que implica operar una tarjeta de crédito. Estos varían según la entidad emisora. Los tipos de costos son: comisiones y anualidades, intereses en caso de no pagar el saldo total a fin de ciclo, y cargos moratorios —en caso de no haber pagado en tiempo y forma el saldo mínimo para evitarlos.

La clave para que una tarjeta de crédito resulte beneficiosa para la economía personal y no lo contrario, es el uso responsable y medido del recurso. Es importante no olvidar cuál será nuestra capacidad de pago a la hora de comprometernos con cancelar una compra con tarjeta de crédito. 

 

Medidas de seguridad para comprar en Internet

¿Cuales son las medidas de seguridad a la hora de comprar por Internet? El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos comparte en su sitio web las siguientes recomendaciones:

 
  • Nunca ingresar a un sitio que vende por Internet desde un correo electrónico o desde un mensaje desde aplicaciones de mensajería instantánea. 

  • Escribir la URL en el navegador, para asegurarse de que la página en donde se hará la compra no es falsa.

  • Verificar que se trate de su sitio seguro. Esto lo indica un candado gris o verde en la barra de dirección del navegador.

  • Nunca ingresar datos personales ni de tarjetas de crédito en sitios que no sean seguros.

  • Nunca guardar las TDC en sitios web.

  • Proteger las cuentas con una contraseña segura y activar la doble autenticación para cuidar datos personales e información sensible.

  • No usar redes WIFI públicas para realizar transacciones o compras por internet.

 

Tarjetas de crédito en Argentina 

 

Aunque las TDC sean contratadas en diferentes bancos o entidades, las financieras que las emiten son externas. Las tarjetas de crédito en Argentina son emitidas por siete financieras. Visa, MasterCard y American Express son las principales. Además, están Credencial, Carta Franca, Cabal, Diners.

A continuación, te comentamos cuáles son las principales tarjetas de crédito en el país. El Banco Galicia ofrece al cliente la posibilidad de elegir una tarjeta de crédito Visa, Mastercard o American Express. Además, sus tarjetas tienen gran presencia en el mercado, que se traduce en un amplio programa de beneficios.

Por otro lado, el banco BBVA ofrece a sus potenciales clientes un año de bonificación y tarjetas adicionales gratuitas. Sin quedarse atrás, el Banco de la Nación Argentina es una de las principales entidades emisoras de tarjetas de crédito en el país.

Los tres bancos mencionados tienen amplia representación en todo el territorio nacional. Cada uno de ellos, ofrece diferentes tipos de TDC, según el perfil de cliente.

¿Estás considerando acudir a un banco en solicitud de una tarjeta de crédito y no decidís a cuál ir? Podés estudiar las opciones.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) pone a disposición, en su sitio web oficial, una comparación de los productos financieros disponibles en el mercado. Acá, podés encontrar tablas comparativas con los valores que los bancos cobran a sus clientes por los diferentes productos. 

 

La nueva Banca: Fintech y tarjetas de crédito digitales

El término anglosajón “fintech” es el que se le otorga a las empresas que brindan servicios financieros a través de la tecnología y la innovación. Estas empresas son variadas y ofrecen diferentes servicios.

Las fintech, al igual que todas las empresas digitales, pertenecen a ese sector que se vio beneficiado por las medidas de seguridad tomadas a nivel mundial como producto de la pandemia de COVID-19.

En este contexto, algunas fintech están conformando lo que se denomina “la nueva banca”, o “neobancos”. Estas empresas se encuentran afianzando su oferta y favoreciendo el uso de tarjetas de crédito en Argentina. 

 

Tarjetas prepagas

Por un lado, existen plataformas digitales como Mercado Pago y Ualá, que emitieron millones de tarjetas físicas en el país. Sin embargo, estos plásticos funcionan de manera radicalmente diferente a las TDC convencionales.

Se trata de tarjetas prepagas, que consisten en poner a disposición del usuario, a través de un plástico, el saldo disponible que tiene en su cuenta digital de la empresa. La tarjeta puede utilizarse para realizar compras o retiros de efectivo en cajeros automáticos. 

La nueva banca digital ofrece comodidades para aquellos argentinos que se animen a modernizarse y, de paso, ahorrarse las filas. Además, las tarjetas prepagas resultan una buena alternativa para aquellos que, por algún motivo, no pueden acceder a las tradicionales.

Cabe destacar que, de todos modos, las prepagas se asemejan más, en su funcionamiento, a una tarjeta de débito que a una de crédito. La gran diferencia radica en que las procesadoras de pago las identifican como tarjetas de crédito. 

Esto significa que se le otorgan las promociones destinadas a estas últimas. Además, funcionan para pagar servicios digitales como Netflix y Spotify.

 

Bancos 100% digitales

Todo el sistema bancario está siendo atravesado por la modernización digital. No solo los bancos de siempre cuentan con un costado online, sino que ya hay bancos que son enteramente digitales.

Estos funcionan bajo las normas dispuestas por el Banco Central, al igual que los bancos tradicionales. Los costos de los servicios que ofrecen suelen ser menores, lo cual significa: a nivel micro, mejores posibilidades para los clientes y, a nivel macro, una oportunidad de aumentar las tasas de bancarización.

Los bancos digitales argentinos son: Wilobank, Brubank y Rebanking. Los tres ofrecen TDC: Mastercard, Visa y American Express, respectivamente. Se espera para el futuro la llegada del brasilero Nubank y de Open Bank, perteneciente al grupo español Santander. 

Conclusión

El uso de las tarjetas de crédito en Argentina está ampliamente generalizado y aceptado. Casi cualquier persona puede acceder a este instrumento y sacar provecho de los beneficios y comodidades que ofrece.

Las tarjetas de crédito pueden funcionar como una herramienta beneficiosa para la gestión de la economía personal y familiar. Esto no quiere decir que se trate de un medio de pago simple o que todo consumo justifique su utilización. Un uso desmedido de las tarjetas de crédito puede resultar gravemente perjudicial para el usuario.

Es importante no sólo tener control y conciencia de la propia capacidad de pago. También, es necesario mantenerse informado respecto a las condiciones que ofrecen los bancos, los costos de los servicios financieros que utilizamos y el funcionamiento general de bancos y comercios. Esto es fundamental para un buen uso de las tarjetas de crédito en Argentina.

Para mantenerte actualizado respecto a la situación financiera del país, seguí leyendo El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►