La mayoría de la población apoya la implementación de nuevas restricciones ante el aumento de casos

El estudio fue realizado por el Instituto de Economía y Sociedad en la Argentina Contemporánea (IESAC), de la UNQ.

11 de abril, 2021 | 14.23

La mayoría de la población está a favor de la implementación de restricciones para detener la escalada de contagios de coranavirus, aunque perciba que su posición no es mayoritaria, entre otras razones, por "la sobrerrepresentación mediática que tienen las minorías refractarias" a las medidas sociosanitarias. Los datos surgen de una investigación de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) coordinada por el sociólogo Daniel Feierstein.

Operación Olivos: la investigación de El Destape que sacude al macrismo

El estudio, realizado por el Instituto de Economía y Sociedad en la Argentina Contemporánea (IESAC), de la UNQ, fue llevado a cabo antes de que la segunda ola llegara a la Argentina y abarcó a 1.496 personas mayores de 18 años de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Sus coordinadores, además de Feierstein, fueron los investigadores Javier Balsa, Guillermo de Martinelli, Pehuén Romaní y Juan Spólita.

Allí se les pidió a los participantes que se imaginaran en la situación de ser presidentes para luego preguntarles qué harían si aumentaran mucho los casos de Covid-19 y se empezaran a llenar las salas de terapia intensiva; el abanico de respuestas, en formato cerrado, iban desde cuarentenas estrictas hasta ninguna restricción nueva.

Feierstein, quien además es docente universitario e investigador principal del Conicet, dijo a Télam: "Nosotros lo que queríamos era ver qué teníamos en la percepción sobre las medidas de cuidado por la pandemia, porque a partir de estudios anteriores entendíamos que la oposición a las mismas no era tan alta como se reflejaba en los medios de comunicación".

Un 63% a favor de las restricciones

"Mi percepción era que el acompañamiento iba a estar mayoritariamente en medidas más intermedias de cuidado, focalizadas o intermitentes, que terminaron alcanzando un 23 por ciento; y habíamos puesto una primera opción más estricta, en la que incluíamos a las fuerzas de seguridad en las calles y nuestra sorpresa fue que ésta tuviese un 40 por ciento de apoyo. A ese 63 por ciento hay que sumarle otro porcentaje (16) que votó por una opción menos estricta y más parecida a lo que anunció el gobierno, y sólo quedó un grupo muy pequeño (21 por ciento) que no tomaría ninguna medida de cuidado", detalló.

El sociólogo señaló que "cuando preguntamos sobre la percepción de cómo tomaría la sociedad nuevas medidas de confinamiento es donde surge este desajuste porque esa mayoría no se percibe como mayoría, cuando uno ponía al entrevistado en lugar de presidente la mayoría creía que la mayoría de la población no acompañaría las medidas".

Para explicar esta contradicción, Feierstein sostuvo que "hay varios elementos, primero está la noción de hegemonía; nunca la percepción que uno tiene de la realidad es transparente, sino que se juega en luchas por la hegemonía y justamente parte de la imposición de la hegemonía es convertir posiciones minoritarias en mayoritarias, la percepción que construimos de la realidad es un factor fundamental en la lucha por esa realidad".

"Por un lado hay un factor que resalta, pero con el que yo no me quedaría como única causa, que es la sobrerrepresentación mediática; hay una sobrerrepresentación mediática de sectores minoritarios no sólo en los medios de oposición, sino que los que están en la calle, los que son visibles, son los que están en contra de las medidas. Es difícil ver a los que están dentro de sus casas cuidándose, todos filman una fiesta clandestina pero nadie registra a los que se quedan a cuidarse", añadió.

Otro de los aspectos que exploró la encuesta del IESAC entre aquel 63 por ciento que, ante el desafío de ser presidente, optaría por medidas sociosanitarias fuertes es qué apoyo social creen que tendrían. El 14 por ciento se inclinó por la respuesta "todos respetarían las medidas y lo apoyarían como un presidente que los está cuidando" y el 36 por ciento, por "la mayoría respetaría las medidas y lo apoyaría convencido aunque una minoría le tendría bronca".

La mitad se inclinó entre los dos opciones restantes: el 31 por ciento creyó que "la mayoría de la gente respetaría las medidas, pero por miedo, y casi todos le tendrían bronca como presidente" y el 19 por ciento entendió que "la mayoría le tendría tanta bronca que habría demasiadas protestas y no podrían imponer la cuarentena".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►