Murió Fernando Braga Menéndez, el publicista de la campaña de Néstor Kirchner en 2003

El publicista fue parte de la primera campaña electoral de Néstor Kirchner en 2003. 

23 de septiembre, 2021 | 21.50

En las últimas horas se conoció que, durante este jueves, falleció el histórico publicista Fernando Braga Menéndez que supo trabajar para Néstor Kirchner. A los 80 años murió y fue comunicado por su hija Florencia a través de su cuenta de Facebook

En un escueto mensaje, la hija del publicista escribió: "Hoy a las 13:50 mi papá, Fernando, Fernan, Fernanduchi, Papito se fue volando por la ventana”. Horas más tarde, Raúl Timerman también lo despidió en redes sociales. 

Braga Menéndez fue reconocido porque fue el creativo que estuvo detrás de la campaña electoral de Néstor Kirchner cuando el santacruceño quería llegar a la presidencia en 2003. En aquel entonces, se quedó con la presidencia luego de que Carlos Menem no se quiera medir en el balotaje. Desde allí acompañó tanto al ex presidente como, años después, a Cristina Fernández de Kirchner

Más allá de haber ideado esa campaña, Menéndez también fue escritor y, entre otras cosas, escribió "El Hilo Invisible", que fue publicado por Ediciones Continente. Siempre cercano al kirchnerismo, es recordada una frase que lanzó en el diario Perfil en 2006. En aquel entonces sostuvo: “A Kirchner lo critican por ser guarango, y por usar mocasines y saco cruzado, pero todas las páginas de prostitución en Argentina se publican en los diarios. Las clases altas hacen una cosa y dicen otra”. 

Por otro lado, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner también trabajó con ella de cara a la celebración del Bicentenario. “Nosotros mismos hicimos campañas que muestran kilómetros y kilómetros de cloacas, caños e inversiones, pero nos fuimos dando cuenta de que aburren a la gente y no se les cree”, sostuvo en ese momento. También agregó en ese momento que lo principal es “buscar la identificación con la gente, sin forzarla a pensar de determinada manera” ni incurrir en la tradicional publicidad gubernamental, “solemne, ceremoniosa y aburrida”.

Más allá de su largo trabajo, una de las cosas que más se le reconoce es su forma de pensar. En 2010, en una entrevista, aseguró: “Desde entonces tengo más o menos la misma ideología. Soy bastante aburrido, no cambié nada (se ríe) respecto de lo que pienso sobre hacia dónde debe ir el mundo y hacia dónde empujar. Y toda mi vida laburé en publicidad, desde los 14 años, también". 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►