Tenso momento: así salió Fabián Tablado del penal de San Martín

El femicida de Carolina Aló recuperó su libertad este mediodía y no quiso hablar con la prensa. Mirá el video.

15 de diciembre, 2021 | 13.41

Fabián Tablado recuperó su libertad este miércoles 15 de diciembre después de ir preso por incumplir la perimetral que le impedía acercarse a Edgardo Aló, padre de Carolina Aló, y también a sus hijas mellizas.

El hombre protagonizó una tensa salida del penal de San Martín: con gran velocidad salió del establecimiento, a los empujones rechazó las preguntas de la prensa y se subió a un auto que lo esperaba en la entrada.

Tablado fue liberado este miércoles al mediodía, después de pasar un año preso por el delito de "desobediencia reiterada". El hombre fue detenido el 16 de diciembre de 2020 a raíz de la denuncia que hizo el padre de Carolina, Edgardo Aló: el 19 de octubre de ese año, Tablado pasó caminando junto a sus hijas mellizas -sobre quienes también tenía una perimetral-, a 150 metros de su lugar de trabajo en Tigre, lo que fue confirmado por los videos de las cámaras de seguridad.

Las imágenes de la cámara de seguridad.

La Justicia ordenó colocarle otra vez una tobillera electrónica para monitorear que no se acerque al padre de la víctima. De esta forma, se le impide a Tablado por 120 días acercarse a menos de 500 metros del domicilio particular y el laboral de Edgardo Aló, mientras que Aló tendrá instalada una aplicación en un celular que lo alertará en caso de que el uno o el otro se acerquen a menos de 500 metros.

El femicidio de Carolina Aló

Fabián Tablado fue condenado por asesinar de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló en 1996. Estuvo 23 años, nueve meses y un día preso en el penal de Campana: desde el 27 de mayo de 1996 y hasta el 28 de febrero de 2020.

El crimen ocurrió el 27 de mayo de 1996 en la casa de la familia Tablado, en la calle Albarellos 348 de Tigre. Carolina estaba de novia con Tablado, por entonces de 20 años, e iban juntos a la nocturna de la Escuela 1 Marcos Sastre de Tigre.

Carolina Aló

Esa noche, la pareja dio distintas excusas en el colegio, logró salir antes del horario de salida y fueron juntos a la casa de Tablado, donde no estaba su familia. Luego de una discusión, el hombre persiguió a Carolina por varios ambientes de la casa -escaleras, cocina y garaje- y la mató de 113 puñaladas aplicadas con cuatro armas blancas halladas en la escena: una cuchilla de cocina, dos cuchillos de mesa Tramontina y un formón de carpintería.

El juicio se realizó en 1998 y, como en aquella época no existía la figura del "femicidio", para intentar lograr una prisión perpetua la fiscalía y la querella acusaron por la figura del homicidio agravado por alevosía. Pero Sala III de la Cámara Penal de San Isidro condenó a Tablado a 24 años por "homicidio simple" y así evitó la perpetua.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►