El alcance de la sustentabilidad en Argentina

La sustentabilidad y el desarrollo sustentable son dos temas que han sido tendencia en los últimos años. Conocé qué se está haciendo en Argentina y por qué tiene importancia.

03 de agosto, 2020 | 01.56

Cuidar los recursos naturales, promover energías limpias, proteger la biodiversidad son algunas medidas que acompañan un desarrollo sustentable. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de sustentabilidad en Argentina?

La pandemia que no nos igualó

Cada vez se insiste más en la importancia de la sustentabilidad. Sin embargo, nos cuesta dimensionar todo lo que este concepto implica. Hay algo evidente: sabemos que los recursos naturales no son infinitos y que de eso dependemos para poder vivir. 

Pero también sabemos que, al ritmo que vamos, si queremos crecer en todos los aspectos debemos cambiar la manera de producir. Necesitamos, de forma urgente, transitar hacia un modelo de desarrollo sustentable

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

Desarrollo sustentable, sustentabilidad y su importancia

Calentamiento del sistema climático, contaminación, desertificación y pérdida de la biodiversidad son algunas de las consecuencias de la influencia humana. Datos científicos dan testimonio del impacto negativo de muchas de nuestras acciones. 

En 1987, el informe de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU definió al desarrollo sostenible (o sustentable) como la satisfacción de las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. 

¿Qué significa esto? Que el desarrollo de cualquier país se tiene que lograr de manera equilibrada. Está claro que necesitamos alimentos, energía, agua, transporte. Pero, ¿de qué manera obtenemos esos recursos?

Esto nos lleva a pensar que no puede existir desarrollo económico sin inclusión social y sin protección del ambiente. Necesitamos acceder a esos recursos generando el menor impacto posible: por nosotros y por los que vendrán.

Por lo tanto, la concepción de desarrollo sustentable involucra aspectos éticos de consideración con las futuras generaciones, de cuidado de los recursos renovables y respeto hacia los diversos ecosistemas.

En este sentido, la sustentabilidad viene a proponer un nuevo paradigma que implica mirar todo desde otra perspectiva. Este debería ser el principio rector de las acciones, políticas y decisiones de todos los actores sociales. 

Claro que los cambios no se logran de un día para el otro. Son procesos complejos que requieren un compromiso a largo plazo de los países y sus sociedades. Sin embargo, es indiscutible la necesidad de emprender un nuevo camino para mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. 

 

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

En el 2015, la ONU aprobó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Es un plan compuesto por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas a alcanzar por los países firmantes, en los próximos 15 años. 

Los objetivos van desde la eliminación de la pobreza hasta la mitigación del cambio climático, la igualdad de la mujer, la educación, el diseño de las ciudades y la defensa del ambiente.

Es una política mundial que coloca a las personas en el centro de las problemáticas. A su vez, se ocupa del planeta y las crisis socioambientales que tienen su origen en una indiscriminada explotación de los recursos naturales. 

Ahora, ¿cómo se aplica la sustentabilidad en Argentina? ¿Qué proyectos sustentables existen? La ciencia y la tecnología pueden ser herramientas para impulsar la transición hacia un modelo de desarrollo sostenible.

 

¿Qué dice el Plan Argentina Innovadora?

En mayor o menor medida, el desarrollo sustentable es un tema presente en las agendas de los gobiernos. Si nos referimos a nuestro país, en el año 2013 la ex presidenta Cristina Fernández presenta Argentina Innovadora 2020

Se trata de un plan de acción orientado a la modernización tecnológica del país. Una política de mediano plazo con el objetivo de posicionar a la ciencia y a la tecnología como motores del desarrollo económico y de inclusión social.

Esta propuesta es el resultado de un proceso de trabajo y participación activa de actores del sector productivo y organizaciones no gubernamentales, científicos, tecnólogos, miembros del Ministerio de Ciencia y Tecnología y de ministerios afines. 

El ambiente y el desarrollo sustentable están en la lista de los sectores estratégicos a intervenir. La idea consiste en apoyarse en el conocimiento científico y la tecnología para la utilización racional de los recursos naturales del país y su preservación.

Además, el Plan Argentina Innovadora 2020 no solo está orientado a la optimización de determinados sectores productivos. Propone la necesidad de un desarrollo científico con impacto social.

Una tecnología es de impacto social cuando incide en el bienestar y la inclusión social. A su vez, cuando amplía derechos, genera trabajo de calidad y mejora las cadenas productivas. 

Otro de los sectores estratégicos es el de la energía. El plan tiene como objetivo lograr la diversificación de las fuentes de este recurso y el desarrollo de energías alternativas. 

Ahora, ¿qué dice el Plan Argentina Innovadora 2020 en materia de sustentabilidad en Argentina? La propuesta busca impulsar la innovación productiva, inclusiva y sustentable a través de políticas públicas. 

Esto es, todas las acciones y medidas deben ir acompañadas de un enfoque inclusivo y sustentable. La idea es alcanzar un crecimiento sostenible en la sociedad, que provoque una inserción en el mundo de forma inteligente.

En este sentido, en relación al ambiente y la sustentabilidad en Argentina, el Plan expresa que “el desarrollo de la producción y el empleo debe apoyarse en un marco de patrones sustentables que tengan como ejes principales el cuidado del ambiente y la calidad de vida de la población”.

En general, lo que sucede es que nos enfocamos en el ambiente cuando el daño ya está hecho y hay que resolver problemas. Por ejemplo: la contaminación de un río o del aire, las sequías prolongadas, etc. 

La mayoría de estos problemas son evitables. Y es allí donde radica el desafío para la ciencia, la tecnología y la innovación: en abordar el ambiente antes de que surjan los problemas. 

Es por eso que el conocimiento científico y las tecnologías apropiadas son herramientas indispensables para preservar y asegurar una utilización racional de los recursos naturales con los que cuenta la Argentina y así prevenir daños.

 

Núcleos de la sustentabilidad por parte del gobierno

La problemática ambiental es multifacética y multidimensional. Por eso su abordaje implica la intervención de una variedad de actores y acciones. No solo eso, también requiere de instrumentos de gestión y planificación que tengan en cuenta esa complejidad. 

Siguiendo este criterio, en el marco del Plan 2020 fueron seleccionados determinados núcleos productivos estratégicos que representan las principales líneas de intervención para solucionar problemas y aprovechar oportunidades. 

Conocé cuáles son los núcleos vinculados a la sustentabilidad en Argentina. 

 

Recursos hídricos 

El agua satisface múltiples demandas:

  • Producción de alimentos

  • Energía

  • Bienes industriales

  • Mantenimiento de ecosistemas naturales

  • Higiene

 

Para cubrir esas demandas es necesario contar con tecnologías que garanticen el acceso a un agua apta para el consumo humano. A su vez, que permitan un uso racional del agua en la industria y en las actividades agropecuarias (de las que más consumen) y la correcta gestión de las cuencas hídricas.

 

Una de las líneas de acción se enfoca en la incorporación de tecnologías para desarrollar sistemas de potabilización y tratamiento de líquidos residuales domésticos, urbanos e industriales. 

Otra, en la reducción del consumo de agua en industrias y en la agricultura y en el desarrollo de programas de producción más limpia. Por último, se trabaja en la aplicación de tecnologías para la remediación de suelos salinizados o contaminados por agroquímicos. 

 

Restauración de ambientes degradados

Este núcleo está orientado a recuperar ambientes deteriorados como consecuencia de las actividades productivas. Entre ellas, las relacionadas con la producción energética como la explotación de hidrocarburos y las refinerías. 

También resulta fundamental recuperar los suelos que son soporte de bosques autóctonos y montes sometidos al sobrepastoreo. 

En este sentido, la biotecnología, la nanotecnología y las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) pueden contribuir a la restauración de los ecosistemas afectados. 

 

Reducción de gases de efecto invernadero (GEI)

 

Para evitar un mayor deterioro climático y que los efectos se agraven, es imprescindible reducir las emisiones de GEI. Necesitamos contar con acciones de mitigación, teniendo en cuenta la manera en que estos gases impactan en los ecosistemas y, por ende, en el ser humano. 

El Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático define como mitigación a toda intervención humana para reducir las fuentes o aumentar los sumideros de gases de efecto invernadero.

De todos los gases y sustancias de origen humano, el dióxido de carbono es el que produce la alteración más significativa del balance energético de la Tierra, seguido por el metano. 

Ante esta situación se trabaja en la reducción de las emisiones de GEI sustituyendo las tecnologías actuales por otras con menores índices de emisión. En particular, en las industrias, plantas termoeléctricas y actividades agropecuarias. 

 

Reciclado de distintas corrientes de residuos

 

Pilas y baterías, neumáticos y electrónicos. Muchas veces no sabemos qué hacer con estos residuos. Si bien hay materiales que son reciclables, como el cartón, el vidrio y el plástico, es cierto que la mayoría de las veces van a parar directamente a los rellenos sanitarios.

Ante esta problemática -de carácter mundial- este núcleo se focaliza en la incorporación de desarrollos y procesos tecnológicos para el tratamiento y generación de nuevos usos de esos residuos a fin de mitigar la problemática de la disposición final.

 

Adaptación al cambio climático en ambientes urbanos

 

El incremento de la temperatura planetaria genera una mayor frecuencia de eventos climáticos extremos que pueden afectar el futuro de la población, la infraestructura, los sistemas productivos y los ecosistemas. 

¿En qué consiste la adaptación? Se trata de la implementación de políticas, medidas y acciones que tiendan a minimizar los impactos adversos del cambio climático y maximizar los positivos. Es una estrategia de gestión que se trabaja junto a una estrategia de mitigación.

Los análisis climáticos de las últimas cuatro décadas muestran que los cambios en la mayor parte de las regiones de la Argentina son significativos y es muy probable que estén relacionados con el cambio climático

Para ejecutar acciones de adaptación es necesario identificar cuáles son las áreas más vulnerables. Aquí juegan un rol importante el desarrollo de tecnologías para capturar datos climáticos, mejorar su calidad y extensión geográfica y generar productos que sirvan a la toma de decisiones.  

 

Valoración económica, medición y evaluación de servicios ecosistémicos

 

A la hora de implementar acciones los datos resultan clave. Para eso, las TIC pueden ser de gran ayuda para construir modelos y sistemas de información que permitan medir y evaluar los servicios ecosistémicos. 

Se está trabajando en el desarrollo de instrumentos de valoración física y monetaria de los recursos naturales y el hábitat. A su vez, en el armado de metodologías para incorporar esa información a las distintas jurisdicciones. 

 

¿Qué se está haciendo actualmente?

El Plan Argentina Innovadora 2020 puso en marcha muchos proyectos sustentables e intervenciones a nivel nacional. Acciones orientadas a materializar, en prácticas concretas, la sustentabilidad en Argentina. 

El presidente Alberto Fernández, en su discurso de asunción habló sobre la necesidad de una "política ambiental activa, que promueva una transición hacia un modelo de desarrollo sostenible, de consumo responsable y de valoración de los bienes naturales".La primera medida tomada por Fernández fue elevar la jerarquía de la autoridad ambiental a ministerio. Recordemos que en agosto del 2019, Mauricio Macri la había transformado en secretaría.

Al mismo tiempo, el presidente anunció su compromiso con el Acuerdo de París (acuerdo histórico mundial para combatir el cambio climático), realizado en 2015. Decisión que coloca a la sustentabilidad en Argentina como tema de agenda. 

¿Qué iniciativas están en marcha? Te invitamos a descubrir 5 proyectos que apuestan a la sustentabilidad en Argentina. 


5 proyectos sustentables que debés conocer

Nanotecnologías para remediación de sitios contaminados

 

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la empresa Nanotek S.A. trabajan en dos tecnologías basadas en nanomateriales para la remediación de sitios contaminados con metales, nitratos e hidrocarburos.

Estos elementos tóxicos se encuentran en suelos y en acuíferos, por eso es importante removerlos. El proyecto comprende la fabricación de varios tipos de nanopartículas capaces de reaccionar con contaminantes específicos difíciles de remediar.  

 

Modelo productivo basado en el uso sustentable de guanacos 

El MINCyT financia el establecimiento de una planta para producir fibra de guanaco y productos derivados. La iniciativa se orienta al desarrollo social y fortalecimiento de la economía regional en La Salinilla, Malargüe, provincia de Mendoza.

Este es un claro ejemplo de cómo un modelo productivo puede mejorar la calidad de vida de pequeños productores rurales, basado en el uso sustentable de guanacos y apropiación de innovaciones tecnológicas. 

Participan del proyecto el CONICET, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la Cooperativa Payún Matrú y la Municipalidad de Malargüe. 

 

Producción de combustible derivado de residuos sólidos

ARX Arcillex S.A. y la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) integran el consorcio público privado que lleva adelante un proyecto para disminuir los volúmenes de residuos dispuestos en los rellenos sanitarios. 

Esta iniciativa busca aprovechar los residuos industriales no especiales y residuos sólidos urbanos. Luego, son transformados en combustibles alternativos útiles para insumos en procesos productivos industriales de fabricación de arcilla expandida.

 

Pampa Azul: el conocimiento científico al servicio de la soberanía nacional 

Pampa Azul es un proyecto estratégico del Estado nacional que se propone profundizar en el conocimiento científico para generar políticas de conservación y manejo de los recursos naturales del Mar Argentino. 

Entre sus objetivos se encuentra desarrollar tecnologías aplicables a la explotación sustentable de los recursos naturales. Además, fortalecer la conciencia marítima y respaldar con información y presencia científica la soberanía de nuestro país en el Atlántico Sur. 

 

Red Argentina de Destinos Inteligentes

El Instituto Ciudades del Futuro lanzó la plataforma Red Argentina de Destinos Turísticos Inteligentes (Red DTI-Ar) para recuperar y fortalecer ciertos destinos del país. Funciona a través del uso de nuevas tecnologías y modelos de gestión inteligentes y participativos.

El proyecto apunta a la generación de destinos turísticos innovadores y sostenibles. 

Tiene como eje fomentar un desarrollo humano coherente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. 

 

Conclusión

Pensar el desarrollo desde la sustentabilidad supone mirar los procesos desde una nueva perspectiva. El crecimiento de un país solo es posible si tiene un impacto positivo a nivel ambiental, social y económico. 

La sustentabilidad en Argentina está cada vez más presente en la agenda del gobierno. Esto se ve reflejado en las decisiones y políticas públicas, como es el caso del Plan Argentina Innovadora 2020. 

En este camino, el conocimiento científico y la adopción de tecnologías apropiadas serán las herramientas esenciales para asegurar la preservación y la utilización de los recursos naturales. Para así satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las futuras.

Si te interesó esta nota, encontrá más contenidos sobre tecnología, ciencia y sustentabilidad en El Destape.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►