Crecen los contagios en Entre Ríos por COVID-19, pero la vacunación ayuda a no recargar el sistema sanitario

Como en el país, la curva de nuevos positivos se acentuó de manera exponencial. Con la temporada de verano a pleno y la actividad económica al 100%, Bordet descarta restricciones.

18 de enero, 2022 | 21.33

Al igual que en todo el país, la nueva ola de contagios de coronavirus se siente en Entre Ríos. En pocos días, la curva de nuevos positivos se acentuó de manera exponencial, dejando como saldo un número importante de pacientes y aislados. Gracias a la vacunación, el impacto en el sistema sanitario no fue importante, aunque sí el nuevo escenario ha generado que se tomen nuevas medidas sanitarias en poco tiempo. Asimismo, con la temporada de verano a pleno, visitantes de todo el país y un sistema productivo funcionando al 100%, el gobierno ha decidido que, por el momento, no impondrá restricciones más allá del Pase Sanitario, vigente desde inicios de 2022.

Los datos oficiales muestran una suba inesperada de casos en pocos días. Acorde a datos del Ministerio de Salud, en la semana que fue del 21 al 27 de noviembre se registraron 94 casos. En las siguientes dos, hasta el 11 de diciembre, 69 y 64. Luego, comenzó la escalada: 113 entre el 12 y el 18 de diciembre; 358 entre el 19 y el 25; 1.740 entre el 26 y el 01 de enero; y finalmente 10.838 entre el 2 y el 8 de enero, en lo que constituyó una semana récord de positivos. El último lapso medido superó ampliamente al de la tercera semana de mayo de 2021, en plena segunda ola, cuando se constataron 7.080 pacientes nuevos.

La nueva ola trajo aparejada, si bien no una demanda intensiva de camas, la necesidad de testear a cientos de personas cada día. Al igual que en otros puntos del país, los centros donde se realizan hisopados, tanto privados como públicos, se vieron desbordados desde fines de diciembre. Las Fiestas jugaron su papel, naturalmente. Muchos buscaron en el resultado, a partir de algún síntoma o llamado de atención, corroborar de qué manera atravesar fechas donde los eventos familiares son la moneda corriente. Por eso mismo, sobre fines de 2021, el Ministerio de Salud tomó la determinación de descentralizar los testeos, especialmente en Paraná y el Área Metropolitana. Los análisis pasaron a hacerse en todos los centros de salud, aliviando la demanda de los dos hospitales más importantes de la capital: De la Baxada y San Martín. Lo mismo se llevó adelante en Concordia, para desobturar el Hospital Masvernat. Previa capacitación del recurso humano, los centros de atención primaria de la salud pasaron a jugar un rol fundamental. A la par, iniciado 2022, se inauguró un centro de testeo móvil, en la Plaza Carbó, ubicada detrás de Casa de Gobierno. Así, la población tuvo más opciones a la hora de pedir un hisopado. La positividad rondó el 50%, cuando a principios de diciembre no superaba el 3%.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Pese al escenario, el gobernador Gustavo Bordet ratificó que no se analizan restricciones. "Conjugamos la situación sanitaria para evitar colapsos. En Entre Ríos hoy estamos trabajando sin restricciones. No estamos pensándolas porque el turismo viene muy bien. Instamos a que se utilicen tapabocas y distanciamiento para evitar contagios y tener atendida a la población", afirmó el mandatario en contacto con medios provinciales. Destacó, además, que no se ha variado en el plan de que el Ciclo Lectivo 2022 comience el 2 de marzo, al margen de que los gremios docentes ya alertaron sobre el no inicio si no hay un llamado a paritarias.

"Las medidas que se van tomando son dinámicas, como ha sido a lo largo de estos 22 meses de pandemia", resaltó por su lado la ministra de Salud, Sonia Velázquez. La titular de la cartera sanitaria participó de una reunión de gabinete el último miércoles, donde el gobernador y su equipo de trabajo analizaron el escenario epidemiológico, y consideró que la alta tasa de aceptación de la vacuna es un aspecto que ha permitido que la tercera ola no impacte en el sistema: "Para aquellas medidas como el aislamiento y los hisopados se tiene muy en cuenta, no solamente el criterio sanitario, sino también aspectos que tienen que ver con el uso racional de los recursos. Tiene que ver con cómo vamos monitoreando la situación de la pandemia en el devenir de los días".

Sobre la demanda de testeos, Velázquez consideró: "Estamos desarrollando un criterio específico para poder hisopar a aquellas personas que representen un riesgo epidemiológico y sanitario. Por eso se ha tenido muy en cuenta a mayores de 60 años con esquema incompletos de vacunación y con factores de riesgo, para seguir teniéndolos en el radar específico y en el monitoreo". A la par, recordó: "No debemos olvidar que tenemos que seguir atendiendo todas las otras patologías prevalentes que hoy están requiriendo atención en los centros de salud y hospitales".

Por ello mismo, en acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación, se adoptaron nuevos criterios para hisopar. Desde hace algunos días, sólo se testea a mayores de 60 años no vacunados o con esquema incompleto; pacientes que ingresen a internación (independientemente del motivo); personal de Salud; embarazadas; o a quienes participen de un brote en una institución cerrada, con evaluación previa de la Dirección de Epidemiología. Pese a la tensión que se vive en el sistema pre-hospitalario y las postas respiratorias, no se ha notado un incremento sustancial en la ocupación de camas de Terapia Intensiva por parte de pacientes con COVID-19. Hay una ocupación total de camas que supera el 61%, contando todas las patologías. De ellas, el 25% son pacientes con coronavirus.

En consonancia con las medidas adoptadas a nivel nacional, las autoridades sanitarias de Entre Ríos flexibilizaron las condiciones de aislamiento para la actividad laboral de contactos estrechos asintomáticos. De esta manera, los contactos estrechos de un caso confirmado de COVID-19 que tengan esquema de vacunación completo más la dosis de refuerzo aplicada desde hace más de 14 días y no presenten síntomas compatibles, serán eximidos de la realización de aislamiento obligatorio, siempre que cumplan con las medidas de cuidado de manera estricta y evite eventos sociales por 10 días. Por otro lado, las personas con esquema inicial completo dentro de los cinco meses o que hayan tenido COVID-19 en los últimos 90 días, y que no tengan síntomas, tampoco deberán aislarse, siempre y cuando mantengan recaudos y eviten contactos innecesarios.

Para quienes presenten síntomas, el aislamiento será de 5 días para vacunados y de 10 para no inmunizados.

Gracias a la decisión de reducir hisopados, el personal médico ha podido tener un respiro, luego de días de intensa labor. "Hemos caído en testeos pero aumentamos en positividad, llegando a un 90%. Prácticamente todos los cuadros compatibles hoy con Covid son positivos", refirió a El Destape, Ignacio Bourlot, médico infectólogo de Gualeguaychú. El profesional, que se desempeña en el Hospital Centenario de esa localidad, resaltó: "Llegamos a pasar los 150 casos por día, nos pasó por encima la atención ambulatoria. No dábamos abasto, con riesgo de que pacientes graves pasaran como el resto. La norma nos ayudó a correr a cuadros no graves y abrir la puerta a quien requiere la atención. Llegamos a tener 354 personas adultas y 150 pediátricos pasando en un día por la Guardia, con lo que eso significa en espera, recurso humano y más".

Bourlot aseguró que, si bien han bajado las consultas, se ha comenzado a presenciar un leve incremento de cuadros graves que requieren internación. Hoy son siete en Gualeguaychú, internados en Terapia Intensiva, de los cuales cuatro están con asistencia mecánica respiratoria: "Es una dinámica que podemos contener. De quienes cursan cuadros moderados o graves, la mitad son no vacunados, una parte tiene una dosis y otra parte es vacunada. Nosotros miramos con atención el sistema sanitario. Hoy está con demanda, pero no camino a sobrecargarse. Es decir, no nos sobra nada, pero el sistema puede dar respuestas. Miramos con mayor cuidado ingresos en moderados y graves y estamos poniendo el foco en completar esquemas y colocar terceras dosis, que es lo principal".

Un cuadro similar se observa en el Hospital San Martín de Paraná. "Hay muchos pacientes asintomáticos y han sido ingresados al servicio de aislamiento. En Terapia son pocos, de vieja data, con factores de riesgo", indicó a El Destape, Mabel Varisco, jefa del Área Covid del nosocomio. En ese sector, actualmente, hay 22 personas internadas, con cuadros leves: "La mayoría son evaluados por otro cuadro y dan positivo. Por ejemplo, una persona que va a entrar a cirugía y da positivo en el test rápido previo".

Pese a la creciente demanda, Varisco aclaró que el escenario no es tan complejo como, especialmente en la segunda ola: "Tuvimos tres meses de respiro y volvimos a trabajar como antes de la pandemia. El problema sigue siendo el personal, porque se contagia y no hay recambio. Hay una recarga del personal que queda. De todos, de enfermeros, médicos, mucamos y administrativos. Licencias y vacaciones también juegan un rol. Pero, afortunadamente, no es la misma situación que en la ola anterior".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►