Escándalo: echaron a dos docentes por hacerle un paro a Larreta

La escuela imitó el accionar del gobierno porteño y decidió incumplir con un DNU nacional para adoctrinar docentes.  

19 de abril, 2021 | 12.26

El colegio ORT, una entidad privada de la Ciudad de Buenos Aires, echó a dos de sus profesoras por adherir al paro docente en respuesta a la maniobra judicial de Horacio Rodriguez Larreta para violar un DNU presidencial de carácter nacional y habilitar las clases presenciales en las dos semanas de restricciones que el Gobierno nacional dispuso en el AMBA por el aumento descontrolado de casos.

Vacunas, informe especial: ¿cuánto tarda la inmunización?

Se trata de Mariana Sampaíño y Violeta Sznaider, que trabajan en la institución desde hace más de 10 años. Violeta tiene estudiantes de Historia, Formación Ética y Ciudadana de 3º y 4º año. Mariana, además de dar las mismas materias y Geografía de 2º a 4º, acompaña a los estudiantes que participan en las Olimpíadas de Historia.

El miércoles, ambas docentes decidieron adherirse al reclamo convocado por la mayoría de los sindicatos docentes, en el AMBA la relación de casos era un 120% más alta que lo previsto y la ocupación de camas 93%, siguiendo los lineamientos planteados por el Consejo Federal de Educación en julio del año pasado, que dispuso un semáforo epidemiológico que indicaba que las clases presenciales se podía dar en distritos con riesgo bajo.

Sin embargo, el último viernes, luego de darse a conocer la voluntad del gobierno porteño que desoye las normativas nacionales, las profesoras se enteraron al llegar a la institución que habían sido desvinculadas. El hecho, no solo reviste una gravedad por vulnerar el derecho a huelga, sino que también representa una persecución manifiesta contra las trabajadoras, también incumple otro Decreto de Necesidad y Urgencia todavía vigente impuesto por el Estado Nacional que prohíbe los despidos.

“El viernes cuando fui a dar clase me frenaron en la puerta y me comunicaron que estaba despedida por una decisión institucional, sin una causa aparente. Desde el mes de febrero vengo dando clases presenciales en el medio de todo el contexto difícil que estamos viviendo. El miércoles fue el único día que no me presenté porque me adherí al paro, entendiendo que la situación actual es extrema”, explica Mariana, una de las docentes afectadas.

“Yo me enteré de mi despido porque tengo las cuentas de la escuela bloqueadas desde el jueves, como le pasó a Mariana. Nadie de la escuela se comunicó conmigo, pero le dijeron a los otros docentes que yo estaba despedida. Es una situación muy angustiante y de mucha incertidumbre. La situación general es alarmante, y frente a un reclamo legítimo y constitucional, reaccionan con un despido discriminatorio e ilegal.” comentó Violeta.

“Venimos dando clases presenciales desde el comienzo del año, organizando con la dirección la presencialidad más cuidada posible. En un contexto de alto riesgo como este, con una altísima cantidad de casos, nos parece importante preservar la salud de toda la comunidad y por unos días pasar a la virtualidad. En nuestra escuela se ha podido garantizar con éxito la continuidad pedagógica de manera remota. Es importante tener en cuenta también que ningún docente de la secundaria ha sido vacunado al momento. Este fue nuestro reclamo, se puede estar de acuerdo o no, pero haber efectuado dos despidos por hacerlo resulta gravísimo.”, dijo Sacha Unamuno, otro delegado de la escuela.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►