Todo lo que necesitás saber de la cerveza artesanal

20 de junio, 2022 | 09.30

Una de las bebidas tendencia en la actualidad es la cerveza artesanal. A pesar de que las marcas más comerciales e industrializadas tengan un consumo elevado y estable, las cervezas artesanales ganan terreno en la industria cervecera.

Cierto es que una buena cerveza constituye, para muchos, una opción agradable para saciar la sed, especialmente durante un día caluroso. Entonces, el aumento de propuestas de entusiastas artesanos convirtió la cata de esta bebida en una experiencia sensorial.

Lo mejor es que hacer cerveza artesanal es posible. Si sos un entusiasta de la cerveza artesanal, tomá nota: no querrás perderte un solo detalle.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Qué es la cerveza artesanal

Se considera cerveza artesanal toda aquella que sigue una receta propia para su producción. Elaborada por artesanos y expertos en la cerveza, tiene un sello distintivo.

La producción de cerveza artesanal es limitada, ya que se centra en los sabores y textura. Esto la diferencia de las marcas comerciales que priorizan la calidad en el volumen. 

Además, los fabricantes de cerveza artesanal procuran poner especial cuidado en el proceso. Evitan añadir elementos artificiales que puedan perjudicar el resultado final.

Las cervezas artesanales suelen ser innovadoras. Pueden crear combinaciones de sabores que satisfagan los gustos de un público específico. Sin embargo, distinguir los variados estilos puede llegar a resultar difícil, porque continuamente se crean nuevas propuestas para el mercado.

Además, al ser independientes, los ingresos suelen no pasar por muchas manos. Optar por cerveza artesanal es una manera de apoyar la economía local, sobre todo en poblaciones más pequeñas.

¿Cuáles son los ingredientes de la cerveza artesanal?

Aunque las cervezas artesanales pueden variar mucho en sabor, sus ingredientes centrales se mantienen constantes. En todo caso, la distinción está en la calidad, la frescura y la producción local.

¿Cuáles ingredientes son la base de toda cerveza? Lo vemos a continuación:

  • Agua. Tiene que ser agua potable. Debe considerarse su dureza (cantidad de minerales presentes por cada mililitro); su PH o equilibrio de acidez o basicidad; sus sulfatos y cloruros. 

  • Malta o cebada. Este ingrediente le aporta a la cerveza su distintivo color, grado de alcohol y variaciones de aroma o sabor.

  • Lúpulo. El lúpulo también contribuye tanto al aroma como al sabor debido a la humulona, un ácido que aporta amargor a la bebida.

  • Levadura. La levadura es el ingrediente que permite la fermentación del conjunto. Dependiendo de la levadura y la temperatura de fermentación, el resultado final puede categorizarse en tres tipos de cerveza: cerveza de fermentación espontánea, ale y lager.

Cada uno de estos ingredientes cumple un papel específico. Aunque haya decenas de tipos de malta o de lúpulo, ninguno de ellos puede faltar, cualquiera sea su variedad.

También existen distintos tipos de sustitutos de malta o de lúpulo. Sin embargo, los maestros cerveceros prefieren usar ingredientes naturales para no comprometer la textura, color o sabor finales.

La historia de la cerveza artesanal

La historia de la cerveza es un tema en sí. Se han encontrado vestigios de hace 13.000 años que sugieren que el comienzo de la agricultura está ligado a la elaboración de una bebida fermentada. 

Esta bebida, similar a la cerveza, se utilizaba en rituales espirituales. Pero hay más estudios al respecto.

Los mejores vestigios de su origen se remontan a la época de los sumerios, hace unos 6.000 años. Fermentaban la malta y el trigo con el objetivo de evitar enfermedades infecciosas adquiridas por consumir agua no purificada.

Milenios más adelante, en los años 70, surgió la idea de “artesanal” para describir las cervecerías enfocadas a una producción local y tradicional. Hacia los años 80 el concepto se impuso en Estados Unidos y sirvió para describir cervecerías que producían menos de 15.000 barriles al año.

 

Diferencias entre la cerveza artesanal y la tradicional

Existen diversos factores para que una cerveza pueda ser considerada artesanal. Entre ellos, de acuerdo con la Brewers Association, tiene que estar compuesta por agua purificada, malta, levadura y lúpulo. No se le deben añadir conservadores, estabilizantes ni aditivos.

Otra de las diferencias entre la cerveza artesanal y la cerveza industrial es que su proceso de fermentación es más lento y progresivo. Esto es porque los ingredientes no se pasteurizan.

Además, la cerveza industrial añade azúcares y aumenta la temperatura de la fermentación, con el objetivo de reducir costos de producción. Esto reduce en buena medida el sabor del producto final.

Por último y según la misma asociación, su producción debe ser menor a seis millones de barriles al año y no tener vínculos empresariales con transnacionales. Actualmente, la mercadotecnia de la cerveza artesanal ofrece calidad y diversidad en lugar de precios bajos y publicidad.

¿Por qué es mejor tomar cerveza artesanal?

Una cerveza siempre viene bien para acompañar una comida con los amigos o para animar una reunión con la familia. Pero, ¿sabías que beber cerveza artesanal trae beneficios para tu organismo?

Sí, leíste bien. La cerveza artesanal, gracias a sus ingredientes enteramente naturales, puede prevenir el envejecimiento, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, e incluso evitar el estreñimiento.

De acuerdo con un estudio realizado por la European Journal of Epidemiology en 2012, gracias a los polifenoles presentes en la cerveza, esta ayuda a reducir el riesgo de afecciones relacionadas con el corazón. Estos beneficios se incrementan al consumir cerveza artesanal.

Pero esto no es una vía libre para beber cerveza sin mesura. Los beneficios pueden verse reflejados con un consumo moderado.

Además, un informe realizado por Liga para la Lucha contra la Hipertensión Arterial y el Centro de Información Cerveza y Salud, la cerveza artesanal contiene un alto nivel de potasio. Esto la ayuda a prevenir el estreñimiento al producir un efecto diurético.

Finalmente, la cerveza artesanal contiene también altos niveles de antioxidantes naturales. Ayudan a reducir la oxidación de las células responsables del envejecimiento, lo que ralentiza la vejez.

Cómo comprar y almacenar la cerveza de forma inteligente

 

Hay una enorme diversidad de opciones de cerveza artesanal. Puede resultar abrumador saber cuál es la cerveza que mejor se adapta a tus gustos.

Para ello, podés acercarte a una cervecería especializada en productos artesanales, ya que los trabajadores podrán asesorarte. Con su ayuda podrás identificar qué tipo de sabores y aromas preferís.

Una de las preguntas más frecuentes que suele hacerse sobre la cerveza artesanal es si se deben conservar en la heladera y cuánto tiempo hay para beberlas. Los factores importantes al conservar cervezas artesanales son la luz y el calor.

La cerveza artesanal es un producto quisquilloso. Y acá te damos unos consejos para almacenarla de forma inteligente:

  • Mantenela a una temperatura no mayor a los 12°C, ya que es un producto vivo y que está evolucionando.

  • Nunca la guardes de forma horizontal, ya que es un producto sin filtrar y es muy fácil que se contamine con el material de la tapa.

  • Mantené las botellas lejos de la luz solar o a oscuras, lo cual preservará mejor su sabor y aromas.

  • No la sirvas en vaso. Esto puede complicarse al momento de ir a una cervecería, pero si la tenés en casa, lo mejor es beberla directamente de la botella.

Algunas de las cervezas con mejor sabor que existen

Si querés sumergirte en el mundo de las cervezas artesanales pero no sabés por dónde comenzar, podés ir calentando el pico con esta lista. Estas son las 5 mejores cervezas artesanales que existen. No tenemos dudas de que así tendrás una idea clara de qué esperar. Vamos:

  1. Chit Beer. Porn’s Milk Stout, producida en Koh Kong, Camboya. Desde 2012, esta cerveza se ha convertido en una de las favoritas de los expertos en la industria. Su sabor no es demasiado pesado, con notas de café y chocolate que la hacen apetecible.

  2. Big Sip Co. Golden Ale, producida en Gaborone, Botswana. Entró en escena en 2017, y marcó la primera cervecería artesanal de Botswana. Cuenta con refrescantes notas cítricas y maracuyá que la hacen de textura crujiente y fácil de beber.

  3. Cervecería Taihu. IPA, Kumquat Kölsch y Weissbier Bright Ale, producida en Taipei, Taiwán. Desde 2013, esta cervecería llamó la atención de los expertos en la industria, por saber aprovechar una gran variedad de ingredientes de la tierra.

  4. Shambles Brewery. Dirty Copper, producida en Tasmania, Australia. Aunque este país ofrece un amplio repertorio de cervezas artesanales notables, esta es su mejor opción. Es amarga y lupulada con notas acarameladas. Es de sabor refrescante y de un bello color ámbar.

  5. Carakale Brewing Company. Dead Sea-rious, producida en Amman, Jordania. Aunque no lo creas, en Medio Oriente es donde se encuentran algunas de las mejores cervecerías del mundo. De acuerdo con Untappd, su cerveza de estilo Leipzig Gose es la de primera categoría, por lo que ha ganado su astuto apodo de Dead Sea-rious.

Cervecerías artesanales de Argentina

Luego, Latinoamérica no se queda atrás: la industria cervecera en nuestro continente es prolífica como petunias en primavera. Te compartimos una lista de las 5 mejores cervecerías artesanales de Argentina:

  • Boca a Boca. Mejor conocida como BAB, ofrece un concepto cosmopolita e innovador, con DJs musicalizando en vivo, y una selección de las mejores cervezas artesanales del país. Sus cervezas más vendidas son una versión americana de la IPA inglesa, Honey, y GOLDEN.

  • Rabieta. Abrió sus puertas en 2017, dentro del Hipódromo de Palermo. Sus bebidas más emblemáticas son la IPA inglesa, RED Irish, WEE HEAVY, y RED Honey.

  • Lagerhaus. Ubicada en el barrio de Devoto, ofrece una amplia variedad de cervezas en un salón de 38 canillas.

  • PIBÄ. En Gurruchaga 1796 de Palermo, esta cervecería ofrece también una propuesta de comida gourmet, con pinchos y tapas de sabores delicados y originales. Dentro de su top 5 de cervezas se encuentran Grolsch, Piba IBA, Schofferhoffer, Piba Scottish y Blue Moon.

  • Bucaré Cervecería. Fundada en 2016, esta cervecería nombra con árboles autóctonos la característica resaltante de sus productos: Ambay (Blonde), Alnus (APA), Mistol (Honey), Luma (Irish Red), Tarumá (IPA) y Timbó (Nitro Porter).

Marcas de cervezas artesanales en Argentina

En nuestro país, el primer jueves y viernes de agosto de cada año se celebra el Día Internacional de la Cerveza. Cada aficionado celebra con sus marcas o estilos favoritos.

Por su parte, los principiantes van familiarizándose con diferentes marcas y estilos. Te regalamos una lista con 5 de las mejores marcas de cervezas artesanales en Argentina:

  • Gorilla Brewing. Actualmente, Gorilla Brewing elabora los estilos Stout, American Amber Ale, NEIPA, Hazy Pale Ale, Mexican Lager, Summer Ale, DIPA, Pacific IPA, Session IPA e IPA. Produce aproximadamente dos mil litros por mes y tiene una sede exitosa en Alemania.

  • Glück. Comenzó a operar en 2013 y domina el mercado local desde 2018. Sus canillas emblemáticas son los estilos Golden Ale, Irish Red Ale, India Pale Ale, y Robust Porter.

  • Rabieta. Esta cerveza fue creada con el objetivo de ser la favorita de los hogares argentinos. Actualmente, produce 200 mil litros mensuales en 11 estilos diferentes. En 2020 abrió sus puertas al mercado chino.

  • Juguetes Perdidos. Esta cerveza ha sido galardonada con distintos premios continentales y globales. Los estilos que elabora son El Matador Cookie (Banana & Cinnamon), Triple NEIPA, DDH NEIPA y Galaxitra (Imperial NEIPA).

  • Moncada Brewery. Su creador, Julio Moncada, se inspiró en cervezas artesanales británicas para confeccionar su marca. Actualmente produce 30 mil litros mensuales en estilos como Blonde, American Pale Ale, Stout y Pale Ale.

¿Se puede hacer cerveza artesanal en casa?

La actividad de elaborar cerveza artesanal casera se ha popularizado en los últimos tiempos. Y aunque requiere de paciencia y disciplina, te garantizamos que sentirás una gran satisfacción por haber creado un producto de calidad.

Lograr una buena cerveza artesanal también requiere de equipo especializado que tendrás que aprender a usar y a sacarle el máximo provecho. Acá te contamos los pasos e ingredientes para elaborar una cerveza artesanal que querrás con ansias que todos prueben.

 

Los ingredientes de base son:

  • Agua Purificada.

  • Lúpulo.

  • Granos, pueden ser de maíz, centeno o arroz.

  • Levadura.

Y el equipo que necesitarás:

  • Fermentador.

  • Airlock.

  • Hervidor.

  • Sifón y manguera.

  • Productos para limpiar.

  • Sanitizante.

  • Densímetro.

  • Termómetro.

  • Enfriador de Mosto.

Ahora bien, hay dos formas de elaborar cerveza artesanal. 

La primera es “todo grano”, lo que significa que los azúcares de los granos se extraen mediante la maceración. Para convertir los almidones de los granos en azúcares fermentables, es necesario este procedimiento de todo grano.

La segunda forma de elaboración puede ahorrarte un poco de tiempo y esfuerzo, ya que se omite el proceso de maceración, mediante extractos de malta secos o líquidos. En esta guía te diremos cómo elaborar cerveza con este procedimiento:

Elaboración de cerveza artesanal mediante el uso de extracto de malta.

Pasos a seguir:

  1. Limpiá y sanitizá todo el equipo. No querés que aromas o sabores no deseados contaminen o se impregnen en el producto final.

  2. Calentá agua en hervidor a 76°C. Te recomendamos comenzar con un lote de 5 galones (equivalentes a 18,9271 l)

  3. Llená una bolsa para granos con los granos de malta y dejala en el hervidor, como si fuera una bolsa de té. Mové constantemente, y luego, enjuagá la bolsa con agua limpia y tibia para extraer aún más sabor.

  4. Añadí el extracto de malta en porciones. Sé paciente en este proceso, podés incluso enjuagar un poco la botella del extracto para asegurarte de obtener todo el extracto.

  5. Calentá toda la mezcla a fuego lento hasta que hierva.

  6. Introducí el lúpulo en el hervidor de la misma forma que los granos, pero dejá la bolsa suspendida en el agua, y recordá no tapar la olla. Tras 90 minutos en el fuego, el 80% del sulfuro de dimetilo (DMS) se habrá deshecho.

  7. Enfriá la mezcla. Podés dejarla que se enfríe sola, pero es más efectivo usando un enfriador, pues el DMS se sigue produciendo mientras haya calor y es importante deshacerse de él en su totalidad. Para saber que la temperatura ha descendido a la adecuada, te recomendamos usar un termómetro.

  8. Mové la mezcla al fermentador. Es recomendable que este sea de mayor tamaño al lote. Se producirá espuma y así evitarás que se genere mucha presión. Es necesario que uses el sifón para realizar este paso.

  9. Medí la gravedad inicial, si la presencia del azúcar comienza a desaparecer, llevás las de ganar. Usá el densímetro para este paso, pues así también conocerás la concentración de alcohol en la mezcla.

  10. Activá y verté la levadura. Recordá que el tipo de levadura determinará parte del sabor y aroma de la bebida.

  11. Fermentá la cerveza. Colocá el airlock sobre el fermentador y no lo muevas por un par de semanas. Este paso es el de mayor estrés, pues la temperatura es crucial. El airlock permitirá que el CO2 generado escape sin que entren bacterias.

  12. Tomá la lectura final de la gravedad. Para conocer el nivel de azúcar y alcohol con el que resultó la mezcla. Una lectura baja indicará un sabor seco, mientras que una lectura alta dará como resultado un sabor maltoso y dulce.

  13. Ahora que la cerveza está lista, hace falta carbonatarla. Necesitarás azúcares básicos y dejarla en reposo al menos otra semana.

  14. ¡Y listo! Tu cerveza estará lista para envasarla o embarrilarla. Te recomendamos tomar el camino más económico y sencillo: embotellá tu cerveza en botellas color ámbar.

Conclusión

La cerveza artesanal es aquella que sigue métodos más tradicionales y naturales de elaboración. A diferencia de la cerveza industrializada, no agrega azúcares ni conservadores a sus productos, cuyos sabor y calidad se podrían ver comprometidos.

En los años 70 surgió este término para describir las cervecerías enfocadas en una producción local y tradicional de cerveza. La cerveza artesanal orienta su mercadotecnia hacia la diversidad y calidad de sus productos, en lugar de publicidad y precios bajos. Apunta a la personalización del producto y la excelencia en la producción.

Estudios demuestran que un consumo moderado de cerveza artesanal puede incluso traer beneficios a la salud, pues retrasa el envejecimiento, evita el estreñimiento y reduce el riesgo de padecer afecciones cardiacas.

Para más contenido sobre gastronomía y cultura, seguí leyendo contenido de El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►