Cuáles son los más emblemáticos barrios de Buenos Aires

Buenos Aires Es Una Ciudad con Una Rica Arquitectura Y Cultura. Descubrí Ahora La Historia Y Datos Curiosos de Los Distintos Barrios de Buenos Aires.

15 de octubre, 2021 | 00.05

Buenos Aires es mucho más que la “ciudad de la furia”, como cantaba Soda Stereo. Es una metrópolis auténtica, transgresora y heterogénea. Esa variedad es notoria al recorrer las calles de los distintos barrios de Buenos Aires. Como si fueran muchas ciudades dentro de una.

Es que la ciudad más importante del país se ha enriquecido, sin planearlo ni mucho menos, de diversas culturas. Su historia y las distintas corrientes inmigratorias le han dado a Buenos Aires un urbanismo único. Su gente le otorga una atmósfera siempre vibrante.

Los barrios de Buenos Aires contrastan marcadamente entre sí. El paso del tiempo ha reafirmado la identidad singular y el estilo de cada uno. En este artículo te acompañaremos a explorar la historia, arquitectura y datos curiosos de los distintos barrios de la ciudad.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Además de leer estas líneas, podés mirar el siguiente video. Se trata de un especial de Canal Encuentro que explica datos interesantes sobre la arquitectura y urbanismo de la ciudad de Buenos Aires. ¡No te lo pierdas!

Barrios de Buenos Aires: historia

A pesar de lo que dice el dicho popular -y que cantaba Alberto Castillo- los barrios porteños no son 100. De hecho, son menos de la mitad, más precisamente 48 barrios. A continuación vamos a dar nuestro listado de los más emblemáticos barrios de Buenos Aires.

Barracas

Este es un barrio rico en historias, ubicado al sur de la ciudad, lindante con Avellaneda. Barracas debe su nombre a las antiguas barracas construidas desde fines del siglo XVIII en la orilla izquierda del Riachuelo.

Las primeras construcciones eran precarios galpones usados para guardar cueros y otros productos que debían embarcarse en el Riachuelo. En aquella época, Barracas no era una zona habitada, aunque tenía una ubicación estratégica. Con el paso del tiempo, se transformó en un barrio de quintas.

Diversas familias de renombre político y social vivían en las lujosas casonas y en las grandes quintas que bordeaban la calle Larga, hoy avenida Montes de Oca. Parte de la historia de esas casonas y el linaje de sus familias está narrado en la magistral novela “Sobre héroes y tumbas”, de Ernesto Sábato.

En diciembre de 1791 se inauguró un flamante puente de madera sobre el Riachuelo. Era usado para cruzar carruajes y trasladar ganado. Prilidiano Pueyrredón propuso al gobierno, en 1858, reemplazar el puente de Barracas por uno más sólido, además de espacioso y cómodo.

De ese modo, el 9 de noviembre de 1871 se inauguró el nuevo puente. El que funciona actualmente con el nombre de Puente Pueyrredón fue habilitado en 1931.

En la actualidad, uno de los puntos más característicos de Barracas es el gigantesco mural de “El regreso de Quinquela”. Se trata del mural más grande del planeta pintado por una sola persona.

La obra mide 2000 m2 y fue realizada por el artista Alfredo Segatori con aerosol a mano alzada. El mural es un homenaje al pintor Quinquela Martín y está ubicado en la intersección de las calles Pedro de Mendoza y San Antonio.

Belgrano

Belgrano nació como un pueblo. En 1887, la provincia de Buenos Aires cedió a la Nación los partidos de San José de Flores y Belgrano. De este modo, el pueblo pasó a depender de la ciudad de Buenos Aires, y se transformó en un nuevo barrio.

Es uno de los barrios residenciales más pintorescos de la ciudad. Cuenta con muchas importantes casonas señoriales, la mayoría típicas de fines del siglo XIX. Hoy se ha convertido en una de las principales zonas comerciales.

En Belgrano funciona el Museo de Arte Español Enrique Larreta, así como la iglesia de la Inmaculada Concepción, comúnmente conocida como la “iglesia Redonda”. El barrio pertenece a la Comuna 13 y tiene una superficie de 6,8 km2.

Chacarita

El nombre del barrio deriva del diminutivo de "chácara" o "chacra", una voz quechua que significa "granja" o "quinta". Este lugar era conocido antiguamente como la Chacarita de los Colegiales, ya que se trataba de la chacra de un colegio de la Compañía de Jesús.

Hoy nos resulta complicado disociarlo de la presencia del cementerio. El camposanto nació ante la urgencia por la epidemia de fiebre amarilla. Tal lugar tenía carácter de provisorio, ya que se creó como solución transitoria para un problema epidémico.

Sin embargo, los hechos posteriores obligaron a los responsables a que se convirtiera en definitivo. El cementerio de la Chacarita es hoy uno de los mayores del país. Este barrio tiene una superficie de 3,1 km2.

La Boca

La Boca es uno de los más auténticos y coloridos barrios de Buenos Aires. Esto se debe a Benito Quinquela Martín, uno de sus célebres habitantes.

El reconocido artista fue quien aconsejó que Caminito y los clásicos conventillos se llenaran de vivos colores cuando se convirtió esta calle en un museo al aire libre. Este barrio también es un escenario fundamental de la historia del tango argentino.

Además, el barrio de La Boca alberga el estadio de fútbol del xeneixe. Algunos de los jugadores más talentosos del mundo vistieron la azul y oro. Sin desmerecer a nadie, podemos mencionar a Maradona, Rattín, Márcico, Palermo, Riquelme, Tévez y tantas otras glorias del fútbol mundial.

En La Boca vale la pena dar un paseo por la ribera del Riachuelo. Desde allí se puede observar la mole de metal del puente transbordador Nicolás Avellaneda.

En sus épocas de máximo esplendor, miles de obreros utilizaban el puente a diario. Cruzaban el Riachuelo para llegar a frigoríficos y astilleros, en una zona de gran pujanza industrial. Hoy le brinda un toque especial al barrio.

Microcentro

Si bien no es un barrio como tal, se conoce como Microcentro o “la City porteña” a la zona financiera y gubernamental de la ciudad. Su epicentro es la Casa Rosada y la Plaza de Mayo. En realidad, ambos sitios pertenecen al barrio de Montserrat, del que hablaremos más adelante.

Microcentro es un punto neurálgico, una de las áreas más transitadas de la ciudad. Además de la Bolsa de Comercio, allí se encuentran las sedes de los principales bancos, así como infinidad de oficinas y comercios.

En Microcentro sobresalen dos peatonales que se cruzan entre sí. Son las calles Florida y Lavalle. La primera tiene diversas tiendas comerciales. La segunda también, pero destaca más por sus cines. Otra calle icónica es Corrientes y sus teatros.

Montserrat

El barrio de Montserrat nació formalmente hace poco tiempo, en 1972. Sin embargo, es uno de los nombres que, junto con Recoleta y Retiro, han perdurado más. Estas tres zonas son mencionadas de igual manera desde la época virreinal.

Montserrat pasó a ser conocido así con la creación, en 1755, de la Hermandad de Nuestra Señora de Montserrat. En un terreno de la Hermandad, situado en la manzana de Belgrano, Moreno, Lima  y Salta, se mandó a construir la iglesia.

Este barrio está ubicado en el casco histórico de la ciudad. Limita con los barrios de San Telmo y Constitución al sur, San Nicolás al norte, Puerto Madero al este y Balvanera al oeste. Las edificaciones de diversos estilos que se pueden ver en Montserrat le dan al barrio un atractivo particular.

Es uno de los sitios más importantes para la historia de nuestro país. Dentro de sus límites se encuentran la Avenida de Mayo, el Cabildo, la Plaza de Mayo, la Catedral, la Plaza del Congreso y la Manzana de las Luces. Montserrat pertenece a la Comuna 1 y tiene una superficie de 2,2 km2.

Palermo

Palermo hay uno solo. Y, sin embargo, existen varios Palermos. Recorriendo sus calles podemos pasar de Palermo Soho a Palermo Hollywood, Chico o Viejo. Es que la impronta del barrio es muy singular.

Todavía perdura en el ambiente el estilo chic de ferias de diseñadores independientes y majestuosas boutiques de moda. Aunque hoy el barrio sea mucho más que eso. Palermo es también uno de los preferidos del turismo internacional por su variada oferta gastronómica.

Uno de los lugares icónicos del barrio es el Jardín Japonés, construido en 1967. Allí se puede pasear en un ambiente oriental colmado de azaleas, orquídeas, bonsáis y kokedamas. 

También destacan los bosques de Palermo, uno de los principales pulmones verdes de la ciudad. No queremos olvidarnos tampoco del Jardín Botánico Carlos Thays. Dentro del ambiente cosmopolita del barrio se pueden encontrar diversas galerías de arte, como el Espacio Milo Lockett, ubicado en Cabrera 5507.

Puerto Madero

Al llegar a Puerto Madero, los bulliciosos barrios de Buenos Aires se transforman en un sofisticado oasis de serenidad y calma. Pareciera que uno está caminando por una ciudad diferente, aunque Capital Federal sean también esos edificios opulentos y elegantes levantados entre los diques.

Una postal de Puerto Madero es el majestuoso e icónico Puente de la Mujer. Esta estilizada obra fue construida en 2001 por el famoso arquitecto español Santiago Calatrava.

Las calles del barrio tienen nombres de algunas de las mujeres más importantes de la cultura e historia argentina. En esta tranquila zona encontrarás la Fuente de las Nereidas, de Lola Mora, o el Centro de Arte Faena y gran cantidad de restaurantes con vistas privilegiadas.

La Reserva Ecológica Costanera Sur también se encuentra en Puerto Madero. Es el mayor espacio verde de la ciudad, con 350 hectáreas para hacer trekking, andar en bicicleta o contemplar el río desde los miradores.

San Nicolás

San Nicolás está sumergido en el corazón de la ciudad y fue uno de los primeros barrios de Buenos Aires. Sus calles son vigorosas y dinámicas de lunes a viernes y se calman los fines de semana. 

Dentro de los límites del barrio se ubica el Microcentro, sede de importantes instituciones públicas y financieras. Una de las joyas arquitectónicas y culturales de San Nicolás es el maravilloso Teatro Colón. La sala es considerada una de las mejores del mundo entero por su acústica.

 

En San Nicolás también se encuentra uno de los centros comerciales más tradicionales de la ciudad. Se trata de Galerías Pacífico, cuya inauguración data de 1889. En su interior se hallan las marcas de diseño más distinguidas.

San Telmo

Antiguamente conocido como Alto de San Pedro, este tradicional barrio data de los siglos XVII y XVIII. El área creció rápidamente, pero su población disminuyó debido a la epidemia de fiebre amarilla de 1871. Muchos de sus adinerados residentes se asentaron en el norte u oeste de la ciudad.

San Telmo alberga parte del encanto histórico de Buenos Aires. Posee pintorescas callecitas empedradas que se extienden entre mercados, casonas, cervecerías y un atractivo ambiente bohemio.

Entre los sitios imprescindibles está la Feria de Antigüedades de San Telmo, más conocida como Mercado de Pulgas. En ella abundan artículos vintage, como artesanías, pinturas y fotografías.

Villa Crespo

Alrededor del año 1880, nació un barrio que se transformaría en uno de los más poblados de la ciudad. Se cree que debe su nombre al intendente Antonio Crespo.

La zona tuvo un gran impulso gracias a la Fábrica Nacional de Calzado, impulsada por Salvador Benedit. Además, brindaron su aporte al barrio la curtiembre La Federal y los talleres metalúrgicos Maspero.

Villa Crespo está relacionada, para muchos, con tangos de la vieja guardia y pintorescos cafés. Pero el Villa Crespo de hoy es un barrio cosmopolita, elegido por la colectividad israelita y sirio-libanesa para sus actividades comerciales.

Recoleta

Recoleta es único entre los barrios de Buenos Aires. A esta zona se debe el refrán que reza que “Buenos Aires es la París de Sudamérica”. El área destaca por sus fachadas bellamente ornamentadas y por sus opulentos diseños arquitectónicos.

Entre el esplendor de Recoleta también sobresale la maravillosa Floralis Genérica. Se trata de una escultura metálica situada en la Plaza de las Naciones Unidas, sobre Avenida Figueroa Alcorta. No podemos dejar de mencionar al Centro Cultural Recoleta, el Museo Nacional de Bellas Artes o el Ateneo Grand Splendid, una de las librerías más bellas del mundo.

Otro clásico es el Cementerio de la Recoleta. En sus alrededores están también la pintoresca Basílica Nuestra Señora del Pilar y el Recoleta Mall.

Retiro

Retiro fue históricamente un centro financiero y residencial a la vez. También fue la puerta de entrada de millones de inmigrantes en los siglos XIX y XX. Su nombre deriva de la Casa del Retiro, que estaba en la intersección de las actuales calles Arenales y Maipú.

 

El barrio tiene una superficie de 2,8 km2. Algunos de sus puntos más tradicionales son la Plaza San Martín, la Torre de los Ingleses y el Edificio Kavanagh. Este imponente rascacielos fue en su época el más alto de Sudamérica.

Mención aparte merece la Estación Retiro. Su impresionante estructura de hierro fue por muchos años una de las más grandes del mundo. En el año 2006 fue declarada Monumento Histórico Nacional.

Conclusión

La ciudad cuenta con una rica historia que puede leerse a través de su arquitectura tan maravillosa como ecléctica. Es por eso que los barrios de Buenos Aires son entrañables, a la vez que bien diferentes entre sí.

En este artículo pudiste recorrer las calles y la historia de algunos de los barrios más emblemáticos de la ciudad. Desde Belgrano a Barracas, pasando por Retiro, San Telmo y La Boca.

En nuestro sitio vas a encontrar más contenido de cultura y sociedad. Seguí leyendo más notas de interés en El Destape.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►