La mano de Dios

El padre Armando ayuda y perdona a sus feligreses. Pero un día gris, la visita de un pordiosero echa por tierra su santidad cuando evoca -¡en la casa de Dios!- al equipo del diablo.

Comprar Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Comprar Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir

Para comentar este artículo debes estar suscripto a la revista FIERRO

Suscribirme