Raúl Alejandro Ramos, ex secretario de Políticas, Regulación e Institutos del ministerio de Salud, fue procesado por cajonear expedientes y negarse a sancionar a Farmacity, la empresa que fundó y presidió hasta 2015 Mario Quintana, el vicejefe de Gabinete y uno de los colaboradores más cercanos a Mauricio Macri.

La imputación concreta, dictada por el juez federal Sebastián Ramos, fue por dictar tardíamente resoluciones de tipo sancionatorias en distintos expedientes contra la empresa, en una supuesta protección por parte del funcionario.

“Se tiene por acreditado que en al menos tres expedientes Ramos resolvió tardíamente las sanciones", redactó el juez en la resolución, según informaron fuentes judiciales a El Destape. El procesamiento no incluye prisión preventiva pero si un embargo de 2000 pesos.

La denuncia fue impulsada por la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) e investigada por la fiscal Paloma Ochoa, por considerar que el funcionario se demoró y negó a sancionar a Farmacity por violar regulaciones del sector.

Ramos asumió en el ministerio de Salud el 21 de febrero de 2017 y dejó el cargo el 21 de noviembre del mismo año.

Embed

Documento Cij by El Destape on Scribd


https://www.scribd.com/document/376520324/Documento-Cij

Farmacity fue denunciada en 2014 por “un cambio de farmacéutico auxiliar sin noticia ni autorización de la autoridad sanitaria nacional y emplear un libro recetario sin rúbrica ni habilitación”.

Con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, el expediente siguió su curso y, en febrero de 2017, se le envió al funcionario Ramos el proyecto de resolución para sancionar a Farmacity.

"Desde entonces, durante casi dos meses no se produjeron novedades. No se dictó la resolución propiciada ni ninguna otra", denunció la COFA. Por su parte, Farmacity pidió que no la sancionaran o que, de aplicarle alguna multa, al menos procedieran a la "eximición de las tablas de rigor" y le impusieran un monto más benévolo.

En mayo, la Dirección General de Asuntos Jurídicos del ministerio reafirmó su posición de sancionar a Farmacity. Ramos devolvió el expediente para su archivo o guarda que, según los denunciantes, era una especia de "vía muerta".

LEÉ MÁS: EXCLUSIVO | Los correos que comprometen a Morales: las licitaciones truchas de Jujuy

En esta nota