El Congreso pide explicaciones al interino Casal por las reuniones de fiscales con Bullrich

La Comisión Bicameral de Seguimiento del Ministerio Público le reclamó por escrito al interino Casal por los encuentros de los fiscales Marijuan, Stornelli y Rívolo con la ex ministra de Seguridad revelados por El Destape.

15 de junio, 2021 | 05.00

El Congreso le reclamó al procurador interino Eduardo Casal que informe si tomó alguna medida disciplinaria a partir de que El Destape reveló que los fiscales Guillermo Marijuán, Carlos Stornelli y Carlos Rívolo se reunieron en secreto y en diversas ocasiones con Patricia Bullrich mientras era ministra de Seguridad. Esos encuentros, que este medio publicó en la investigación La Cueva de Pato, fueron durante el gobierno de Mauricio Macri y tenían como contexto las causas contra CFK y otros opositores que tenían en sus manos esos fiscales y que fueron iniciadas por la propia Bullrich.

El pedido formal lo hace el senador Martín Doñate, que preside la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público. Le adjunta un pedido de información de la senadora Ana Almirón basado en las publicaciones de El Destape.

La senadora Almirón presentó este lunes una nota ante la Comisión Bicameral donde pidió que el interino Casal “informe las medidas disciplinarias o de otra índole adoptadas respecto a los fiscales federales Guillermo Marijuan, Carlos Stornelli y Carlos Rívolo, a raíz de las reuniones secretas mantenidas con la ex Ministra de Seguridad Patricia Bullrich durante los años 2017 y 2018, recientemente hechas públicas por una investigación periodística”. 

En la nota, a la que accedió El Destape, Almirón destaca que las reuniones no fueron consignadas en el Registro Único de Audiencias y plantea que “además de secretas, tenían la particularidad de convocar a la Ministra de Seguridad de la Nación con un grupo de fiscales federales que tenían a su cargo la investigación en causas penales contra las máximas figuras políticas de la oposición de aquel momento”.

Como si esto fuera poco -agrega el escrito-, la ex ministra era denunciante en varias de esas causas, lo cual constituye como mínimo en un acto de negligencia por parte de los fiscales en cuestión”.

La senadora se refiere en primer lugar a que el 24 de abril de 2017 Bullrich tuvo una reunión conjunta con Marijuan, Stornelli y Rivolo que tenían a su cargo tres investigaciones que apuntaban a CFK. Marijuan la denominada “Ruta del dinero K” y todo lo vinculado a Lázaro Báez, caso por el que se dedicó a hacer excavaciones en la Patagonia apenas asumido el Gobierno de Macri e insistió en involucrar a CFK; Stornelli el caso GNL, que fue la base para luego armar la farsa en torno a las Fotocopias de los Cuadernos Fénix; Rívolo el caso Los Sauces, donde llegaron a involucrar a Máximo y Florencia Kirchner.

También a que el fiscal Marijuan figura con 6 accesos al ministerio de Seguridad, tres de ellos directamente a la Unidad Ministro y en fechas que coinciden con movimientos en las causas. Stornelli y Rívolo, por su parte, cuentan con 2 ingresos cada uno a la cartera que conducía Bullrich. Fueron los únicos tres fiscales de Comodoro Py que, de acuerdo a la nómina de ingresos al ministerio, se reunieron con Bullrich en la Unidad Ministro durante el gobierno de Macri.

¿El interino Casal encubrirá otra vez a Stornelli? ¿Hará lo mismo con Marijuán y Rívolo?

Cruces en la comisión y respuesta a Ritondo

En la reunión de la bicameral de este lunes, Almirón se hizo eco de la serie de artículos que realizó El Destape y brindó detalles de la nota que presentaría. Entre otras cosas, relacionó los encuentros con la reacción que tuvo Casal ante la reunión de un grupo de fiscalas con el actual ministro de Justicia Martín Soria, a quienes les llamó la atención luego de un señalamiento de la oposición: “¿En estas causas que mencionamos, qué medidas llevó adelante el Procurador interino? -se preguntó la senadora por Corrientes-. Estas reuniones sí revisten una gravedad institucional y fueron secretas, no como las de las fiscalas que se presentaron con el ministro Soria”, señaló Almirón. “Por eso es que se le pide la información (a Casal) sobre qué actuaciones llevó adelante, si tenía noticias de los ingresos de estos tres fiscales y qué medidas se llevaron adelante, por eso ingreso esta nota”, explicó.

El presidente del bloque del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, fue quien lideró la respuesta de la oposición en la comisión: “Parece que hay un delito de agenda que es nuevo en el Código Penal que yo desconocía”, dijo con ironía, en pos de defender algo que parece muy difícil de justificar.

“El 24 de abril de  2017 en el ministerio de Seguridad se hizo una reunión bajo la conducción del fiscal Marquevich, que es el titular de una fiscalía especializada en secuestros extorsivos, donde estuvieron no solamente estos tres fiscales sino muchos más fiscales”, afirmó. Y dijo que esa reunión fue pública porque luego del encuentro Bullrich brindó una conferencia de prensa. Para defender a Bullrich, Ritondo dijo que la “reunión de un ministro de Seguridad con un fiscal es de lo más normal del mundo” y “más cuando es tan público como esto”.

Lo cierto es que la nota de El Destape hace referencia al encuentro por temas de delitos extorsivos de aquel día pero resalta varios puntos que el diputado del PRO no mencionó:

  • Stornelli, Marijuan y Rívolo fueron los únicos tres fiscales de Comodoro Py que ingresaron ese día a la Unidad Ministro. ¿Son los únicos fiscales de primera instancia del edificio de Retiro con casos de secuestros extorsivos?
     
  • La reunión del 24 de abril no figura en el Registro Único de Audiencias cuando otras por temas vinculados a secuestros sí se agendaron en el registro.
     
  • Los 3 fiscales tienen más ingresos al ministerio y son los únicos que entraron a la Unidad Ministro de Seguridad en todo el gobierno de Cambiemos.
     
  • Los 3 tenían causas de persecución contra CFK. Y de las paradigmáticas del Lawfare.

En este contexto, Doñate le recordó a Ritondo que quienes denunciaron a un grupo de fiscalas por reunirse con el ministro de Justicia Soria fueron dirigentes de Cambiemos: “En ningún otro momento abordamos este tema del modo que usted indica”, le respondió.

A su turno, la diputada Vanesa Siley remarcó que una de las denunciantes de la reunión de Soria con las fiscalas fue Patricia Bullrich, “que es la que precisamente se ha juntado con estos fiscales cuando ella era ministra”. Y enfatizó: “No se trata de una única reunión de un evento en abril, hay computados más de 6 reuniones con el fiscal Marijuan”. Y remató: “No somos nosotros quienes estamos diciendo que es un delito reunirse. La exministra denunció reuniones que ella había mantenido como ministra”.

Antecedentes

Hay un antecedente de un pedido similar del Congreso al interino Casal y es la reunión en Olivos entre Macri, el jefe de los espías Gustavo Arribas y el fiscal Raúl Plee, también revelada por El Destape. La Bicameral le pidió lo mismo al interino Casal, éste a su vez consultó al fiscal. Pleé, fiscal ante la Cámara de Casación Penal, reconoció que se reunió con el entonces presidente Macri en la Quinta de Olivos en marzo de 2018. No dijo nada, sin embargo, de la presencia en la misma reunión de Arribas. Y para justificarse dio una explicación insólita: que Macri lo citó para decirle porqué no lo había elegido como su candidato para Procurador General.

Tres días después de la respuesta de Pleé, Casal cerró el caso. Se hizo eco de las “explicaciones” del fiscal con asiento en Comodoro Py y decidió “la reserva de las actuaciones sin más trámite”.

Es decir, el Procurador interino protegió al fiscal de la Casación como lo hizo con Stornelli y sus vínculos con el espionaje ilegal.

¿Qué esgrimió Pleé en su nota al Procurador interino? Como prueba de sus argumentos el fiscal Pleé acompañó notas de Clarín y La Nación que más que ayudarlo lo comprometen. Las publicaciones mencionan la existencia del encuentro que se realizó el 23 de marzo de 2018 en la residencia presidencial pero nada dicen de la presencia de Arribas. Tampoco de lo irregular de que un presidente cite a un fiscal que lleva causas sensibles para el gobierno de turno.

“Es cierto que en el mes de marzo de 2018, más precisamente el lunes 19, fui convocado –a través de su secretaria privada- por el entonces Presidente de la Nación, ingeniero Mauricio Macri, a una reunión a desarrollarse en sus oficinas de la quinta presidencial de Olivos”, reconoció Pleé en la nota que elevó al Procurador General interino Casal el 13 de abril.

En su nota, el fiscal ante la Casación sostuvo que “al aceptar esa invitación” de Macri “todavía no había sido publicado quién sería la persona que iba a ser propuesta para el cargo de Procurador General de la Nación”. Pleé afirmó que “era de público conocimiento en el foro” que “podría ser yo un posible candidato a cubrir aquella vacante. De modo que mi aceptación a concurrir a Olivos obedecía –en ese momento- a una natural expectativa”.

“Al concretarse el encuentro -siguió Pleé en su escrito-, el día viernes 23 de marzo, el entonces Presidente (quien ya había adelantado uno o dos días antes el nombre de la postulante) me indicó los motivos de su elección en otra persona requiriéndome que, a pesar de no ser el elegido, permaneciera en mi cargo un tiempo más sin acogerme a los beneficios jubilatorios”.

Otro ejemplo pero al revés es el mencionado de Casal con las fiscalas, que revela una actitud misógina porque el procurador interino presionó a un grupo de fiscalas por reunirse con el ministro de Justicia Martín Soria para discutir cuestiones de género.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►