Remedios gratis o más baratos a jubilados, "una quinta movilidad"

Las medidas dispuestas por el Gobierno implicaron una mejora de la capacidad de compra de los adultos mayores, equivalente a un aumento trimestral extra. Contraste con los números que dejó Macri.

19 de noviembre, 2020 | 19.20

Las políticas implementadas por el Gobierno para facilitar el acceso de jubilados a sus medicamentos significaron una recuperación del poder adquisitivo que equivale a una quinta movilidad en el año, concluye un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Los datos registrados desde diciembre del año pasado, período en el que hubo una mejora sustancial de la capacidad de compra, contrastan con la realidad durante el final del gobierno de Mauricio Macri, cuando el aumento en el precio de fármacos estuvo muy por encima de la evolución de las jubilaciones. Ese beneficio alcanzó a todos los adultos mayores, pero es aún más notorio para los afiliados al PAMI.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

La suba de precios de venta al público de medicamentos se desaceleró notoriamente a partir del cambio de gobierno en diciembre del año pasado, lo que redundó en un beneficio indirecto al poder adquisitivo de los jubilados, que dedican un veinte por ciento o más de sus ingresos en la compra de remedios, según muestra el estudio realizado por CEPA. Esto complementa la política aplicada por el PAMI para congelar los precios del vademécum y cubrir el costo total de los tratamientos más requeridos por los adultos mayores, alcanzando, de una forma u otra, a los más de siete millones de personas retiradas de la actividad económica que hay en el país.

“Desde diciembre último hasta el mes de octubre de 2020 el comportamiento de los precios de venta al público se modificó sensiblemente, aplacándose la curva ascendente previa”, asegura el trabajo, que aún no fue publicado y al que El Destape tuvo acceso de manera preliminar. Tomando como referencia los primeros diez meses del año pasado contra igual período de este año, el informe comprueba que “se pone en relieve la significativa caída de la evolución de precios de medicamentos (...) que se redujo en más de 60 puntos porcentuales: pasó de 82,1% a 20,9%”. En el mismo período, la desaceleración general de precios fue  significativa pero mucho menor: del 46,1% al 31,3%.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La suba pronunciada del valor de los fármacos durante el gobierno de Mauricio Macri se disparó, junto al resto de las variables de la economía, en mayo de 2018, cuando la interrupción del ingreso de capitales extranjeros forzó un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que no pudo evitar el colapso de todas las variables de la economía. A partir de entonces y hasta el final del mandato, hubo aumentos significativos de los precios de medicamentos todos los meses, con picos de 11,8% en agosto de 2019 (después de las PASO), 8,7% en abril y octubre de ese año y 8,6% en diciembre del 18, tomando en cuenta la lista de 50 medicamentos más utilizados por los adultos mayores.

Por el contrario, a partir de la asunción de Alberto Fernández se pueden observar tres fenómenos. En diciembre del 19, durante sus primeras semanas de mandato, se pautó con los laboratorios una reducción del 6,1% en los precios de esos 50 medicamentos. A partir de ese momento, durante los primeros diez meses de este año, hubo cuatro en los que prácticamente no se registraron variaciones y en los seis restantes los aumentos nunca alcanzaron esos picos y se mantuvieron por debajo del 4%, con excepción de septiembre y octubre, donde se registró una suba más pronunciada, aunque lejísimo de los niveles que había durante la administración anterior.

Adicionalmente, un convenio realizado entre el PAMI y la industria farmacéutica consiguió para los más de cuatro millones de afiliados a esa obra social (sobre un total de siete millones de adultos mayores en el país) un congelamiento de los valores de esas cincuenta medicinas durante los primeros diez meses de 2020, con un único ajuste del 5,9% en el mes de abril. En noviembre y diciembre se pautaron dos nuevos aumentos del 3% sobre los precios de abril. “Adicionalmente --agrega el informe de CEPA--, como política de promoción a la fabricación nacional se otorgaron, entre agosto y octubre, 3 puntos de descuento a los laboratorios que tengan fábrica en la Argentina".

Entre abril del 18 y noviembre del 19, es decir, entre el acuerdo a las apuradas con el FMI y el final del gobierno de Macri, la jubilación mínima se incrementó nominalmente en un 70%, al mismo tiempo que los precios de los medicamentos escalaban nada menos que un 160% en el mismo período. Esto significa, utilizando números redondos para facilitar las comparaciones, que un remedio que costaba $10 en abril de 2018 habría pasado a valer $26 a fines de 2019 mientras que una jubilación de $100 solamente habría subido hasta $170. En total, eso significa una pérdida de poder adquisitivo en medicamentos para los adultos mayores del 35% en menos de veinte meses.

Por el contrario, durante el primer año de gobierno de Alberto Fernández, incluso con la pandemia en curso, la evolución de esos valores fue en sentido contrario, recuperando parcialmente poder de compra perdido. “Mientras que la jubilación mínima se incrementó entre puntas un 40,2% (entre diciembre de 2019 y octubre de 2020), la evolución del PVP de medicamentos sólo se incrementó un 20,9%”, agrega el informe de CEPA. La recuperación del poder adquisitivo fue del 16%. Para afiliados al PAMI, gracias al convenio con laboratorios, los números son aún mejores: el aumento de los remedios sólo fue de 11,1%, por lo que su poder de compra se recuperó en un 26%.

Finalmente, el estudio destaca la implementación de la cobertura integral de medicamentos que implementó el PAMI a partir de marzo de este año y que, según CEPA, benefició a 9 de cada 10 personas afiliadas con un ahorro promedio de 3200 pesos, que significa un 20% del haber mínimo jubilatorio y un incremento real del 4,5% por ciento en los haberes de los beneficiados. Por lo tanto, concluye el informe, puede decirse que gracias a esa suba en el poder adquisitivo dado por el ahorro en medicamentos, los jubilados tuvieron una quinta movilidad que se suma a las cuatro que dio ANSES por decreto del Presidente en los marzo, junio, septiembre y diciembre.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►